Los científicos crearon material con memoria similar a un cabello









Cualquiera que se haya peinado alguna vez sabe que el agua es, en ese momento, su peor enemigo. Por ejemplo, cuando un cabello alisado con una tabla entra en contacto con el agua, pronto se deshace en un caracol o en una cuenta inoportuna. Esto se debe a que el cabello tiene memoria de forma y est√° compuesto de queratina.

¬ŅQu√© tan interesante ser√≠a si fuera posible trabajar esta memoria en otro tipo de materiales? La respuesta viene de Harvard.

Los científicos crearon material con memoria similar a un cabello

Del cabello a la industria textil y m√°s all√°

Las propiedades materiales del cabello le permiten cambiar de forma en respuesta a ciertos estímulos. De la misma forma, logra volver a su forma original, respondiendo a los demás. Así, es posible alisar el cabello, por ejemplo, y tenerlo natural, después del lavado.

Entonces, sería interesante que materiales como los textiles tuvieran esta memoria de forma, para poder cambiar su apariencia sin perder su forma y propiedades originales.

Ahora, los investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de Harvard John A. Paulson han desarrollado un material biocompatible que puede imprimirse en 3D en cualquier forma y programarse con memoria reversible.





Para ello, el material consta de queratina, una prote√≠na fibrosa que se encuentra en el cabello y las u√Īas. Adem√°s de la fabricaci√≥n de textiles inteligentes, este nuevo material con memoria de forma tambi√©n se puede utilizar en dispositivos m√©dicos, entre otras cosas.

Memoria probada con origami

Seg√ļn Luca Cera, estudiante de doctorado en SEAS y primer autor del informe, la clave del cambio de forma de la queratina es su estructura jer√°rquica. Es decir, una sola secuencia de queratina est√° dispuesta en un resorte, una forma conocida como h√©lice alfa. As√≠, dos de estas secuencias rotan juntas para formar una estructura conocida como espiral de la bobina, o espiral entrelazada. Luego, estas espirales se agrupan en profilamentos y, eventualmente, en fibras grandes.

Cuando una fibra se estira o se expone a un estímulo particular, las estructuras en forma de resorte se desenrollan y los enlaces se realinean para formar hojas estables. Así, la fibra permanece en esta posición hasta que se riza hacia atrás, recuperando su forma original.

Para demostrar el proceso, los investigadores imprimieron l√°minas de queratina, utilizando impresi√≥n 3D, con varias formas. Seg√ļn explicaron, programaron la forma permanente del material, aquella a la que siempre volver√°, utilizando una soluci√≥n de per√≥xido de hidr√≥geno y fosfato monos√≥dico. Por lo tanto, una vez adquirida y definida la memoria de forma del material, la hoja podr√≠a reprogramarse y moldearse en nuevas formas.

Por ejemplo, el equipo dobló una hoja de queratina en una estrella de origami, como su forma permanente. Una vez definida la memoria de forma, la sumergieron en agua, deshaciéndola. Luego enrollaron la sábana y la colocaron en un tubo apretado. Una vez seca, la hoja se fijó en un tubo estable y funcional. Al final, para revertir todo el proceso, volvieron a poner el tubo en el agua y lo desenrollaron en la estrella de origami original.

Método que hace que los materiales sean más sostenibles y amigables con el planeta

Como refuerzan los cient√≠ficos, esta investigaci√≥n podr√≠a ayudar a reducir la producci√≥n de residuos de la industria de la moda, una de las m√°s impactantes responsables de la contaminaci√≥n del planeta. De hecho, algunos dise√Īadores, como Stella McCartney, ya est√°n pensando en c√≥mo la industria puede revisar el uso de materiales como la lana.

Con este proyecto, mostramos que no solo podemos reciclar lana, sino también construir cosas a partir de lana reciclada que nunca antes se habían imaginado. Las implicaciones para la sostenibilidad de los recursos naturales son claras.

Dijo Kit Parker, profesor de la Familia Tarr de Bioingeniería y Física Aplicada en SEAS y autor principal del informe de investigación.

Esta investigación fue publicada en Nature Materials y apoyada por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Investigación de Materiales de la Universidad de Harvard (MRSEC).

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *