Los brasile√Īos son los m√°s temerosos de la violencia en el mundo, se√Īala el √≠ndice de paz global





Los brasile√Īos son los m√°s temerosos de la violencia en todo el mundo, con el 83% de la poblaci√≥n del pa√≠s muy preocupada por ella, se√Īala el √ćndice de Paz Global 2021, que mide el nivel de paz y ausencia de violencia en 163 naciones.





Publicado este jueves (17) por el grupo de expertos australiano independiente Institute for Economics and Peace (IEP), el √≠ndice muestra que, en relaci√≥n con el miedo a la violencia, Brasil est√° por encima del promedio mundial del 60%. El problema a√ļn se ve√≠a como el mayor riesgo para su propia seguridad para el 64% de la poblaci√≥n, por delante de cuestiones como la salud, incluso en el a√Īo de la pandemia de coronavirus.

A pesar de ser el pa√≠s que m√°s teme a la violencia, Brasil no se encuentra entre aquellos en los que la poblaci√≥n ha vivido m√°s situaciones violentas en los √ļltimos dos a√Īos, √≠ndice que se sit√ļa en el 40%, m√°s de 20 puntos por detr√°s de Namibia, l√≠der en este tramo de la ranking con 63%.

‚ÄúPuede que Brasil no sea el pa√≠s m√°s violento del mundo, pero tiene niveles excepcionales de violencia, al igual que Am√©rica del Sur‚ÄĚ, dijo Steve Killelea, fundador y presidente del IEP. ¬ęPosiblemente, eso [o medo da viol√™ncia] puede estar relacionado con el nivel de denuncia de delitos y con varias personas que se comunican en las redes sociales ‚ÄĚ.

Killelea tambi√©n se√Īala que el 58% de los brasile√Īos se sienten menos seguros que hace cinco a√Īos. El indicador va en contra de la tendencia mundial, que indica que el 75% de las personas dicen sentirse tan seguras o m√°s seguras que hace cinco a√Īos.

Otro punto donde Brasil nada contra corriente es la tasa de homicidios, que, a pesar de la pandemia, ha crecido en el pa√≠s, mientras que 116 naciones han reducido sus tasas desde 2008. En el primer semestre del a√Īo pasado, murieron 25.712 personas, n√ļmero 7% superior al registrado en el mismo per√≠odo de 2019, seg√ļn un estudio del Foro Brasile√Īo de Seguridad P√ļblica, que recopila estad√≠sticas de criminalidad en el pa√≠s.

Estos fueron algunos de los factores que llevaron a Brasil a no avanzar en su posición en el ranking, manteniéndose con un nivel de paz considerado bajo. La encuesta, realizada entre enero de 2020 y marzo de 2021, se basa en 23 indicadores agrupados en tres dominios: seguridad, militarización y conflictos en curso.





El estudio mide el nivel de violencia física, armas y crimen, excluyendo el terror psicológico y la intimidación verbal.

En el ranking general, Brasil se mantuvo en la posición 128, con empeoramiento de indicadores como muertes por conflictos internos y terror político y avances en temas como el impacto del terrorismo y la inestabilidad política. En 2020, el país ocupó el puesto 126, pero el cambio no se considera una caída debido a las actualizaciones de datos.

En Am√©rica del Sur, Brasil ocupa el noveno lugar, justo por delante de Colombia y Venezuela. En la regi√≥n, Uruguay contin√ļa como l√≠der, a pesar de haber registrado el mayor deterioro de sus √≠ndices entre los sudamericanos. Esto se debe principalmente a la inestabilidad pol√≠tica, las protestas y los delitos violentos. Por otro lado, Argentina, en el 3er lugar del continente, fue el pa√≠s que m√°s avanz√≥, con descensos en el terror pol√≠tico y la inestabilidad pol√≠tica.

En su conjunto, Am√©rica del Sur ocup√≥ el segundo lugar en t√©rminos de peor nivel de paz, solo detr√°s de Am√©rica del Norte. Estados Unidos, que avanz√≥ siete lugares el a√Īo pasado, cay√≥ dos en la clasificaci√≥n general de este a√Īo.

A pesar de haber mejorado en el indicador de impacto del terrorismo, el pa√≠s norteamericano ha empeorado en t√©rminos de inestabilidad pol√≠tica, conflictos internos y protestas violentas. El presidente del IEP se√Īala que estos factores est√°n relacionados con las turbulentas elecciones presidenciales del a√Īo pasado, que culminaron con una invasi√≥n del Capitolio el 6 de enero por parte de los partidarios del expresidente Donald Trump.

Además, Estados Unidos también vio varias manifestaciones contra el racismo y la violencia policial contra la población negra, que tenía antecedentes de violencia.

Estas protestas se han extendido por todo el mundo y forman parte de las 15.000 manifestaciones identificadas por el √≠ndice en todo el mundo, 5.000 de ellas relacionadas con Covid-19. Incluso el a√Īo pasado, las protestas violentas aumentaron en un 10%, incluso en medio de las restricciones impuestas por la pandemia. Este crecimiento es una tendencia que ya estaba ocurriendo, con un incremento del 244% de estos actos entre los a√Īos 2011 y 2019.

Bielorrusia, encabezada por el dictador Aleksandr Lukachenko, fue escenario de muchas de estas protestas, lo que contribuyó a que el país tuviera el segundo peor deterioro en el índice y cayera 19 posiciones respecto a 2020. Allí, la reelección del autócrata, identificado como fraudulento, llevó a la población a las calles durante meses, lo que derivó en una fuerte represión por parte de las fuerzas de seguridad.

Esta inestabilidad pol√≠tica y las protestas violentas en diferentes pa√≠ses ayudaron a reducir el nivel de paz mundial en un 0,07%, seg√ļn el estudio, que se encuentra en su 15¬™ edici√≥n. Es la novena ca√≠da registrada en los √ļltimos 13 a√Īos, pero la segunda m√°s peque√Īa de la serie hist√≥rica.

El indicador de militarizaci√≥n, que ven√≠a mejorando hasta el a√Īo pasado, tambi√©n contribuy√≥ al empeoramiento. Seg√ļn el presidente del IEP, esta ca√≠da se debe principalmente a la relaci√≥n belicosa entre Estados Unidos y Rusia y entre estadounidenses y chinos.

En el lado positivo, por primera vez desde 2015, hubo una mejora en la tasa de conflictos permanentes, con una ca√≠da en las muertes en los campos de batalla y tambi√©n en el nivel e intensidad del combate. Seg√ļn Killelea, esto se debe, al menos en parte, a las restricciones impuestas para contener el coronavirus.

El estudio se√Īala que si bien los conflictos y crisis de la √ļltima d√©cada se mitigan, deben ser reemplazados ‚Äúpor una nueva ola de tensi√≥n e incertidumbre como resultado de la pandemia Covid-19 y crecientes tensiones entre muchas de las principales potencias‚ÄĚ.

El presidente del IEP ve tres √°reas como protagonistas de problemas futuros. ¬ęMucho depender√° de qu√© tan bien el mundo se recupere econ√≥micamente de Covid-19 en los pr√≥ximos a√Īos¬Ľ, dice.

En este sentido, la inestabilidad pol√≠tica y las protestas violentas son las principales preocupaciones, especialmente en pa√≠ses que no pueden recuperarse econ√≥micamente de la pandemia, dice Killelea. Adem√°s, la tendencia a la baja de la militarizaci√≥n parece haber llegado a su fin y se espera que aumente en los pr√≥ximos a√Īos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *