Los brasile√Īos desvelan posible fuente de problemas despu√©s de la cirug√≠a bari√°trica





Hace m√°s de una d√©cada un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de S√£o Paulo (USP) que se dedica a estudiar las cirug√≠as para el tratamiento obesidad se inquietaba con una cuesti√≥n: ¬Ņqu√© pasa con un √≥rgano que queda escasado y sin serventia dentro del cuerpo? Mejor explicando: cuando se grapa el est√≥mago de una persona obesa, en una cirug√≠a bari√°trica, y se deja una parte de ese √≥rgano sin uso, ¬Ņc√≥mo reacciona?

Despu√©s de a√Īos investigando el asunto, los expertos del equipo del profesor Dan Waitzberg publicaron, en la prestigiosa revista cient√≠fica naturaleza, las conclusiones in√©ditas a las que llegaron. Ellos identificaron que el √≥rgano abandonado, lejos de quedarse en el mayor marasmo, alberga una intensa actividad all√° dentro. S√≥lo que una actividad nada bienvenida para el organismo: el ambiente all√≠ se vuelve potencialmente propicio al surgimiento de un proceso c√°ncer.

El descubrimiento, y la descripci√≥n pionera de c√≥mo esto ocurre, se hizo a partir de la evaluaci√≥n minuciosa de 20 mujeres sometidas al by-pass g√°strico, la cirug√≠a m√°s utilizada en el tratamiento de la obesidad hoy. Las voluntarias pasaron por ex√°menes de endoscopia (que averiguan el estado del est√≥mago) acompa√Īados de biopsias, antes y despu√©s del procedimiento. Los cambios descritos se observaron s√≥lo tres meses despu√©s de la operaci√≥n.

Entrevista a tres de los 17 autores del estudio: la nutricionista y educadora física Graziela Ravacci, el profesor Dan Waitzberg y el endoscopista Robson Ishida, del Servicio de Endoscopia del Hospital de las Clínicas de São Paulo, que realizó los complejos exámenes en los estómagos desactivados.

Antes de seguir con nuestra conversaci√≥n, anticipamos un recado: si usted ya ha hecho o est√° considerando hacer una cirug√≠a de by-pass g√°strico, no entre en p√°nico. Los cient√≠ficos contin√ļan afirmando que tiene numerosas ventajas, cuando est√° bien indicada, para tratar un problema grave como la obesidad, que aumenta las tasas de mortalidad y la incidencia de una serie de enfermedades como la diabetes, los infartos, los accidentes cerebrovasculares e incluso diversos tipos de c√°ncer.





Adem√°s, m√°s estudios ser√°n necesarios para entender si otros factores, como h√°bitos alimentarios y estilo de vida en general, pueden actuar junto con las alteraciones promovidas por la cirug√≠a, definiendo si la persona va, de hecho, a llegar a desarrollar un tumor. Sin embargo, el hallazgo del equipo brasile√Īo por lo menos recomienda la realizaci√≥n de un seguimiento peri√≥dico con un gastroenter√≥logo despu√©s de la operaci√≥n.

SALUD: El estudio de ustedes apunta que, despu√©s de la cirug√≠a de by-pass g√°strico, la parte del est√≥mago que queda fuera del proceso digestivo (llamada "est√≥mago excluido") se convierte en un ambiente propicio al surgimiento de un c√°ncer. ¬ŅEs posible saber cu√°nto aumenta el riesgo de que esto ocurra?

Todavia no. Se ha observado, a lo largo de los a√Īos, la aparici√≥n de algunos casos de c√°ncer en el est√≥mago excluido en pacientes sometidos al by-pass g√°strico. Pero la incidencia del problema a√ļn no se conoce – posiblemente, tanto por la dificultad de seguir a largo plazo las personas que se sometieron a la cirug√≠a, como por la dificultad t√©cnica de evaluar el est√≥mago excluido. Adem√°s, puede haber una eventual negligencia de los s√≠ntomas de este tipo de c√°ncer, como n√°useas, v√≥mitos y adelgazamiento.

De esta forma, los casos de c√°ncer g√°strico pueden, s√≠, haber sido subnotificados. Y eso ayudar√≠a a explicar parcialmente la gran variaci√≥n en el tiempo de diagn√≥stico de la enfermedad despu√©s de la bari√°trica: entre tres y 22 a√Īos. Pero la mayor√≠a de los tumores reportados despu√©s del by-pass fueron tratados quir√ļrgicamente, en tiempo h√°bil.

En 16 de las 20 personas evaluadas, hubo un aumento de procesos inflamatorios y la expresi√≥n de genes favorables a la aparici√≥n del c√°ncer. ¬ŅPor qu√© sucede esto?

El estómago excluido, después de la cirugía, adquiere un formato de bolsa y cae hacia abajo. Este nuevo formato lo deja susceptible a la bilis y también a otros fluidos producidos en la porción inicial del intestino, y puede almacenar una parte de ellos.

En realidad, nuestro estudio sugiere que los cambios favorables al desarrollo del cáncer comienzan con la falta de alimentos en el estómago excluido, después de la cirugía bariátrica. Esto puede perjudicar el funcionamiento del tejido gástrico y reducir la formación de sustancias protectoras como el moco, una barrera natural que controla la entrada de bacterias y las inflamaciones, dejando las células del estómago más expuestas a agentes agresores.

En este ambiente desprotegido, el reflujo intestinal aumenta el pH de esa parte del est√≥mago y provoca la proliferaci√≥n de bacterias que s√≥lo se deben encontrar en el intestino. Juntos, el reflujo y las bacterias pueden convertirse en componentes t√≥xicos para el est√≥mago excluido, desencadenando procesos altamente inflamatorios. La inflamaci√≥n, a su vez, produce grandes cantidades de radicales libres, mol√©culas que causan lesiones y muertes de c√©lulas. Debido a estos da√Īos, la regeneraci√≥n del tejido se activa.

Ocurre que nuestro estudio identificó que parte de ese proceso de regeneración fue comandada por genes que no son específicos del estómago. Observamos un aumento en la expresión de genes específicos del intestino y genes clasicamente identificados al cáncer. Esto significa que el estómago excluido está perdiendo su identidad y puede estar programando para parecer un intestino.

El factor más preocupante de todos estos cambios es que el sistema inmune activa un proceso llamado tolerancia inmunológica, que abre una ventana para tolerar las mutaciones celulares. Esto es un factor determinante para la aparición y la instalación del cáncer.

Por todas estas razones, nuestro estudio denomina el ambiente del estómago excluido de pre-maligno. A largo plazo, puede ser considerado un suelo fértil para el desarrollo del cáncer.

El estudio apunta que ese reflujo intestinal ya ocurre en personas obesas antes incluso de la cirugía en función de la acumulación de grasa abdominal. Lo que el by-pass gástrico hace es intensificar el volumen de ese reflujo. Pero la incidencia de cáncer de estómago, en personas obesas, entonces ya es mayor que en la población en general?

Sí. La obesidad aumenta el riesgo de alrededor de 13 tipos de cáncer, incluyendo el estómago. La cirugía bariátrica reduce el riesgo de tumores asociados a cambios hormonales, pero puede aumentar el riesgo de cáncer en el intestino grueso. Nuestro hallazgo sugiere, ahora, que existen condiciones propicias para el eventual desarrollo de cáncer gástrico en el estómago excluido.

Los cambios que hacen que el est√≥mago excluya un ambiente propicio al c√°ncer se han detectado s√≥lo tres meses despu√©s de la cirug√≠a. ¬ŅQue significa eso?

Indica que los casos de cáncer ya reportados podrían tener una relación de causa y efecto con el bypass. Hasta que nuestro estudio se realizó, los casos de cáncer en el estómago excluido se describieron como una posible coincidencia. Hemos demostrado que la cirugía puede promover una reprogramación metabólica y genética del estómago excluido que es propicia para el desarrollo del cáncer. Sin embargo, factores que determinan efectivamente si el cáncer va o no se instala todavía no se conocen.

Esto puede indicar también que las condiciones para la incidencia del cáncer se crean rápidamente después de la cirugía?

S√≠, es posible que las condiciones se creen r√°pidamente. Pero lo opuesto tambi√©n es cierto. En general, el c√°ncer es un proceso lento y su aparici√≥n depende de varias mutaciones en genes espec√≠ficos en la c√©lula. Estas mutaciones pueden ocurrir a lo largo de los a√Īos o parar en un momento dado.

Todo depende del entorno en que estas células están expuestas. Cuanto más estresante el ambiente, mayores serán las probabilidades de que ocurran estas mutaciones. Si el ambiente estresante es retirado, las posibilidades de desarrollo del cáncer disminuyen en la misma proporción. Por esta razón nuestro estudio sugiere el seguimiento periódico del estómago excluido o incluso su retirada.

El estudio de ustedes s√≥lo analiz√≥ a las mujeres. ¬ŅPor qu√©?

Nuestro mayor p√ļblico en el Hospital de las Cl√≠nicas de la Facultad de Medicina de la USP es del sexo femenino. Adem√°s, para garantizar la homogeneidad del estudio y evitar el sesgo de las caracter√≠sticas biol√≥gicas inherentes al g√©nero, elegimos mantener s√≥lo mujeres.

¬ŅEs posible saber si el mismo fen√≥meno ocurre con los hombres?

A√ļn no es posible afirmar, debido a la falta de informaci√≥n en la literatura cient√≠fica. M√°s estudios son necesarios.

En t√©rminos de implicaci√≥n pr√°ctica, los se√Īores sugieren el seguimiento del est√≥mago excluido despu√©s de la cirug√≠a, ¬Ņverdad?

El monitoreo del est√≥mago excluido debe ser realizado para diagnosticar condiciones adversas que puedan involucrar a esa regi√≥n, como √ļlcera, gastritis, sangrados y el propio c√°ncer. Por eso, es importante el seguimiento de cerca de los pacientes operados por esa t√©cnica por gastroenter√≥logos.

¬ŅC√≥mo ocurrir√° en la pr√°ctica ese monitoreo? ¬ŅY la retirada de esa parte del est√≥mago, ser√≠a una opci√≥n?

Nuestro estudio no está indicando la realización de examen endoscópico y biopsias de forma rutinaria para los pacientes operados. La posición anatómica del estómago excluido después de la cirugía hace bastante compleja la evaluación del órgano con exámenes de imagen y biopsia. Con la endoscopia convencional es muy difícil conseguir alcanzarlo.

Actualmente, con el surgimiento de la enteroscopia de doble-globo (EDB), un examen de endoscopia más especializado, es posible, dependiendo de la habilidad y experiencia del médico endoscopista, evaluar el estómago excluido después del by-pass. La Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la USP es un centro de referencia mundial en el desarrollo de la EDB. Esta premisa nos posibilitó la obtención de biopsias para los análisis.

Por lo tanto, considerando toda la dificultad de acceso al estómago excluido y al ambiente pre-maligno que alberga, nuestro estudio también invita a los cirujanos a discutir la real importancia de mantener el estómago excluido después del by-pass gástrico. Los expertos de diferentes países con altas tasas de cáncer gástrico, como Japón, Corea y Chile, han sugerido la retirada del estómago excluido como parte de la cirugía de by-pass.

¬ŅLos hallazgos de la investigaci√≥n pueden contraindicar la realizaci√≥n de la cirug√≠a en algunos casos?

No. La cirugía tiene innumerables ventajas cuando está bien indicada. Su costo-beneficio siempre debe ser analizado. Todavía no sabemos si el estilo de vida y la alimentación pueden interferir, a lo largo del tiempo, en el ambiente del estómago excluido, y funcionar como gatillo para la aparición del cáncer o incluso evitar que se instale.

Esto puede ser un diferencial en las personas sometidas al by-pass que efectivamente desarrollan o no el cáncer en el estómago excluido. Lo que nuestro estudio alerta es que la cirugía no puede ser banalizada y utilizada como una píldora mágica para alcanzar el adelgazamiento sano.

¬ŅEs posible que otras modalidades de cirug√≠a bari√°trica tengan la misma implicaci√≥n?

Probablemente no. La exclusión del estómago y la exposición al reflujo de fluidos del intestino ocurre solamente en el by-pass gástrico.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *