Los ataques a quienes crea riqueza





Un amigo m√≠o que trabaj√≥ unos a√Īos en la funci√≥n p√ļblica y luego fue contratado por una empresa del sector privado, me dijo un d√≠a: "En el sector p√ļblico, llegamos al gabinete y pensamos en c√≥mo gastar nuestro presupuesto. En el sector privado, acordamos por la ma√Īana y tenemos que pensar en c√≥mo vamos a ganar dinero. "He aqu√≠ una de las grandes diferencias de las sociedades modernas. En Portugal, los ataques a los que crean riqueza para aquellos que tienen la intenci√≥n de grandes presupuestos p√ļblicos aumentan cada semana. Estos ataques se basan en mentiras.





La primera mentira es que se está atacando a los ricos y los especuladores. Cuando los radicales de izquierda critican salarios y las ganancias de los empresarios y gestores privados de éxito, están atacando a las empresas que crean puestos de trabajo y salarios por encima del promedio en Portugal. Las empresas de éxito como Galp, EDP, Portucel, Jerónimo Martins, Sonae, y muchos otros, así como multinacionales con inversiones en Portugal, contratan a los estudiantes que dejaron la universidad con buenas calificaciones y profesionales competentes. Si no fuera exitosa con las empresas, la emigración de expertos portugués sería mucho mayor. Sin empresas exitosas, la calidad de los empleos bajará y los ordenados serán más bajos. Portugal necesita lo contrario. De más empresas con éxito y de más y mejores empresarios.

En el sector inmobiliario, habr√° seguramente muchos oportunistas, pero tambi√©n hay muchos inversores que benefician a la econom√≠a portuguesa. Basta con mirar a lo que ocurri√≥ en Lisboa y Oporto en los √ļltimos a√Īos, y lo que comienza a suceder en Set√ļbal, Coimbra, Aveiro y Braga. Hace diez a√Īos, los centros de Lisboa y Oporto estaban llenos de casas antiguas, abandonada y cayendo. Hoy, casi todos se recuperan. No fue el Estado que invirti√≥ en esas casas. Es el resultado de la iniciativa privada.

la albergues, Edificios con apartamentos para turistas o estudiantes, nuevos restaurantes y bares estaban abiertos y construido por los portugueses, muchos de ellos jóvenes, que prefirió el riesgo de puestos de trabajo con salarios bajos oa la emigración. Ahora que tienen éxito, no faltan propuestas para aumentar impuestos y retirar dinero a quien lo ganó con esfuerzo y osadía.

La segunda mentira es que el combate contra los ricos sirve para defender a los pobres. Si es así, dada la elevada presión fiscal en Portugal, habría menos pobreza. Los altos impuestos y nuevas tasas sirven principalmente para transferir recursos de los privados al Estado. Recursos que sirven para dar empleos a clientelas partidistas. Ahora que el Bloque sólo piensa en unirse al gobierno, y por lo tanto al Estado, será necesario aumentar los recursos.

La tercera mentira es que todo esto es una cuestión económica. No es. Es una cuestión política. Las izquierdas, incluyendo el PS, no quieren una sociedad fuerte y ciudadanos independientes y con recursos. Los impuestos y las tasas suplementarias son los instrumentos para debilitar la sociedad y dar más poder al Estado. Lo que está en juego es la libertad individual. Nuestra libertad de elegir cómo queremos vivir y lo que queremos hacer. O el poder del Estado de imponernos los planes de funcionarios y burócratas que no conocemos y con quienes nunca hemos hablado. Es lo que sucederá si la mayor parte de nuestros recursos se transfieren al Estado. Con ellos va nuestra libertad.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *