Los alimentos "cero grasa trans" en realidad pueden contener la sustancia





El Idec (Instituto de Defensa del Consumidor) divulgó recientemente una alerta sobre la grasa trans, la más asociada a problemas cardiovasculares y de salud en general. En asociación con la Universidad de São Paulo, la entidad evaluó miles de alimentos industrializados y concluyó que una parte considerable contiene la sustancia incluso cuando alega ser "cero trans" en el envase.

Se encontró en el 18,7% de los 11 mil productos estudiados, pero sólo el 7,4% del total identificó su presencia. Por lo tanto, menos de la mitad de los elementos que cuentan con esa molécula en su composición la acusan explícitamente en la etiqueta.

Entre los que declararon estar exentos del ingrediente, el 11% de los salchichas, el 9% de productos de panificación y el 8,4% de las galletas en realidad cargaban al menos un poco de grasa trans. La investigación se realizó en 2017 y el artículo científico está en revisión en el momento.

Cabe destacar que esta aparente discrepancia est√° prevista en nuestra reglamentaci√≥n. De acuerdo con la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), productos con hasta 0,2 gramos (g) de grasa trans por porci√≥n pueden alegar tener 0g en la tabla nutricional, aquella que informa la cantidad de cada macronutriente seg√ļn la ingesta diaria recomendada. Ya los que tienen hasta 0,1 g por porci√≥n pueden decir que son "cero" o "no contiene" el ingrediente.

La cantidad puede ser peque√Īa, pero preocupa

La industria alimentaria brasile√Īa ya ha reducido en los √ļltimos a√Īos el contenido de grasa trans utilizada en sus procesos. Sin embargo, sigue siendo empleada. "Los fabricantes no est√°n equivocados, as√≠ por decir. "Ellos siguen la legislaci√≥n vigente, s√≥lo que las personas comen mucho m√°s que la porci√≥n indicada en la etiqueta", destaca la nutricionista Regina Pereira, de la Sociedad de Cardiolog√≠a del Estado de S√£o Paulo (Socesp).





Es decir, parece poco que haya 0,1g de grasa trans escondida en una galleta, pero el problema es que esta cantidad está en una sola porción, no en el paquete entero. En el caso de las galletas rellenas, por ejemplo, una porción por regla general equivale a tres unidades.

Además, otros alimentos que masticamos durante el día pueden contener a esa enemiga de la salud. Entonces, de poco en poco, acabamos llenándonos de ella.

"La grasa trans es muy barata y ampliamente utilizada en barritas de cereal, balas, galletas, helados, salchichas, margarinas e incluso para hacer frituras vendidas a precios bajos en la calle, como las cojines de un real", destaca Regina. En este caso, se utiliza para ser estable y f√°cilmente reaprovechada.

Como este compuesto no es esencial para el organismo, no existe un nivel recomendado de su ingesta. Es decir, cuanto menos, mejor.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estipula que ese ingrediente no debe responder por más del 1% de las calorías totales de una dieta. Si el individuo come 2 mil calorías al día, podría ingerir hasta 2g de grasa trans al día.

"Para tener idea, 25 gramos de galleta de polvillo de algunas marcas ya casi alcanzan esa cantidad" calcula Regina.

¬ŅC√≥mo entonces detectar la grasa trans en los alimentos?

No es tan simple, porque la tabla nutricional puede indicar 0g – y no es evidente en la lista de ingredientes. La forma es leer con atenci√≥n esa relaci√≥n de √≠tems utilizados en el producto, quedando de ojo en t√©rminos que denuncian su presencia. ¬ŅQu√©?

"Cualquier cosa que lleve la palabra hidrogenada, independientemente de ser aceite o grasa, es trans", ense√Īa la Regina. Otras palabras pueden indicar la presencia de ella (aunque no siempre es verdad). Son ellos: margarina, crema vegetal y grasa vegetal.

El problema de la grasa trans

Hay una versi√≥n de ella encontrada naturalmente en productos de origen animal, como carnes y leches. Sin embargo, se trata de una dosis m√°s all√° de sencilla (y menos problem√°tica). Cuando los expertos mencionan los da√Īos provocados por la trans, ellos se refieren a la versi√≥n hidrogenada, creada por la industria. Es ese tipo que estamos abordando en este reportaje.

Su consumo est√° asociado al aumento del colesterol malo, el LDL, y la reducci√≥n del HDL, el bueno. "La grasa trans favorece la resistencia a la insulina, la hormona que coloca el az√ļcar dentro de las c√©lulas, lo que puede llevar a la diabetes tipo 2", resalta Regina. "Ella todav√≠a estimula la producci√≥n de agentes inflamatorios, que causan problemas cardiovasculares", enumera.

Seg√ļn la OMS, aproximadamente 540.000 muertes al a√Īo en el mundo se atribuyen al consumo exagerado de grasas trans industrialmente procesadas.

Una preocupación global

La Organizaci√≥n Mundial de la Salud tiene como meta eliminar las grasas trans de la industria alimentaria hasta 2023. En mayo de 2019, la entidad lanz√≥ una alerta al respecto. Seg√ļn la OMS, 110 pa√≠ses a√ļn no han tomado ninguna actitud para al menos reducir la concentraci√≥n de ese compuesto en las comidas procesadas, lo que deja m√°s de 5.000 millones de personas expuestas a los peligros de su exceso.

Dinamarca, Estados Unidos, Chile y Tailandia están entre las naciones que ya han adoptado políticas que restringen o banen de vez en cuando a las fábricas. Algunos de estos lugares ya parecen sentir en la práctica la reducción de las muertes por enfermedades cardiovasculares.

En Brasil, Anvisa discute actualmente formas de cohibir el uso y puede en breve realizar una audiencia p√ļblica sobre el tema.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *