Lo que hizo Boris con la democracia m√°s estable del mundo





La gran pregunta que he escuchado sobre Boris Johnson es si es correcto caracterizarlo como un populista autoritario en la línea de Donald Trump o Matteo Salvini.





Al igual que Trump y Salvini, Boris hace promesas simplistas, alienta el culto a su personalidad y le encanta patear a la élite (aunque es parte de ella).

A diferencia de los dos, él cultiva una imagen comparativamente liberal en asuntos sociales, subraya su amor por la beca y cree que el Reino Unido se beneficia de algunas formas de diversidad e inmigración.

Cada lado parece tener algo que se√Īalar. Pero si esta discusi√≥n parece no concluyente, se debe en gran parte al hecho de que se basa en una visi√≥n err√≥nea del populismo.

Hay populistas de todos los sabores ideológicos. Muchos, especialmente en Europa, son de la extrema derecha. Algunos, especialmente en América Latina, son de la extrema izquierda.

Lo que todos tienen en com√ļn es la oposici√≥n al pluralismo inherente a cualquier democracia representativa que funcione. Al declarar que ellos, y solo ellos, defienden al pueblo y lo representan, los l√≠deres populistas de todo el mundo deslegitiman cualquier instituci√≥n que pueda frenar su poder.

En este sentido, la decisi√≥n de Boris de suspender el Parlamento defini√≥ su car√°cter de manera duradera. Al tratar de evitar que la C√°mara de los Comunes delibere sobre el Brexit, ha demostrado que se ve a s√≠ mismo como un portavoz m√°s leg√≠timo de la voluntad de sus compatriotas que la instituci√≥n a cargo de esta tarea en los √ļltimos tres siglos.





Es la agresión más flagrante contra la democracia vista en la memoria viva del Reino Unido y una de las más graves jamás enfrentadas por cualquier país occidental en esta era populista.

Cuando David Cameron se propuso "drenar la p√ļstula" del euroescepticismo al autorizar un refer√©ndum en el que los votantes pod√≠an decidir si quedarse o abandonar el Reino Unido, subestim√≥ la medida en que los votantes aprovechar√≠an el refer√©ndum para expresar su desaprobaci√≥n de la clase. regla

Y dado que nadie había considerado seriamente las consecuencias de una votación sobre el Brexit, el referéndum tenía una falla grave en su escritura, algo que ha perseguido al país desde entonces: no estaba claro qué tipo de acción se permitiría con una votación. Por favor vete.

De esta manera, el referéndum creó un conflicto entre la soberanía popular y parlamentaria, algo sin precedentes en la historia británica. Por un lado, había un claro deseo popular de sacar al país de la UE.

Por otro lado, una asamblea representativa cuya mayoría se oponía al brexit se encargó de comprender y definir cómo sería la futura relación del Reino Unido con Europa.

En la amarga discusión que siguió, los euroescépticos más extremos aprendieron a explorar argumentos sobre la soberanía popular que son devastadores para las instituciones nacionales.

Cuando un tribunal dictaminó que el Parlamento tendría que aprobar cualquier acuerdo que la Primera Ministra, Theresa May, pudiera alcanzar con la UE, The Daily Mail publicó fotos de los tres jueces que tomaron la decisión bajo el título "ENEMIGOS DE LA GENTE".

Para romper el estancamiento, Boris promete defender la voluntad del pueblo a cualquier precio, y ha designado a su principal portavoz.

El sistema político británico es demasiado sólido para ser destruido por un solo hombre o una sola crisis política. A pesar de su evidente desdén por la democracia parlamentaria, Boris no puede ni está dispuesto a llegar tan lejos como populistas como el líder turco Recep Tayyip Erdogan o el venezolano Nicolás Maduro, que encarceló a docenas de sus críticos y abolió las elecciones libres y justas.

Pero si bien sería una exageración enorme decir que el ataque de Boris a la constitución británica no escrita representa la muerte de la democracia parlamentaria, está claro que está violando las regulaciones existentes para evitar que las instituciones democráticas formen una decisión de enorme importancia.

Traductor de Clara Allain

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *