Llegan a Brasil nuevos equipos para tratar la hiperplasia de próstata





Recientemente, nuevos equipos han llegado a Brasil para tratar Hiperplasia prostática benigna – crecimiento anormal de la próstata, que es común al 50% de los hombres mayores de 50 años. El dispositivo, llamado MOSES, se usa en una cirugía llamada enucleación prostática con lásery puede reducir el riesgo de complicaciones en el período posoperatorio y la duración de la estancia hospitalaria.





Quien compró el equipo fue el Hospital Vila Nova Star, de Rede D’Or, en São Paulo. Pero, antes de explicar cómo funciona, es necesario comprender mejor la hiperplasia prostática.

Según el urólogo Miguel Srougi, de la Universidad de São Paulo, el cuadro surge de los desequilibrios hormonales propios del envejecimiento. Este crecimiento, para que quede claro, no es cáncer. Aún así, el agrandamiento de la próstata puede comprimir la uretra, que es el canal a través del cual pasa la orina. “El individuo comienza a sentir ganas de orinar. Se levanta varias veces por la noche para ir al baño ya veces pierde orina ”, dice Srougi, que también trabaja en Vila Nova Star. En otras situaciones, la hiperplasia provoca la obstrucción de la orina.

Es cierto que, en dos tercios de la población masculina, el cuadro es ligero y apenas provoca molestias. “En cambio, el 30% se siente muy incómodo”, informa el urólogo.

¿Cómo es el tratamiento convencional de la hiperplasia prostática benigna?

Cuando el paciente se queja de la afección, la primera opción es la medicación. Si no funcionan, pero la próstata aún no es tan grande, los expertos pueden optar por una resección transuretral

La operación consiste en insertar una herramienta a través de la uretra que raspará el trozo de próstata que está obstruyendo el canal urinario. Es como si alguien estuviera aumentando el ancho de un túnel.

Ahora bien, si la próstata alcanza un tamaño considerable, es necesario acudir a una cirugía más amplia. El médico hace un corte desde el ombligo hasta el pubis, abre la vejiga y extrae el contenido del interior de la glándula con las manos.





Además de ser una intervención compleja, el postoperatorio tiene sus molestias. “El hombre permanece en el hospital de cinco a siete días, se lava la vejiga con suero y siente dolor. Y existe el riesgo de que la sonda se obstruya o aparezcan coágulos ”, dice Srougi.

Continúa después de la publicidad.

Enucleación prostática con láser

Es un procedimiento mínimamente invasivo y representa un avance precisamente porque evita estos contratiempos en los casos más severos de hiperplasia. Los médicos insertan un dispositivo delgado a través de la uretra, que llega a la próstata. Una vez allí, dispara un láser que separa el tejido interno de la glándula, su núcleo.

“Es como cortar la punta de una naranja y separar los gajos de la cáscara con los dedos”, compara Srougi.

Allí, otro equipo en forma de tubo es introducido por el pene. Viaja a la próstata, tritura los tejidos internos de la glándula y, finalmente, los succiona para ser eliminados del cuerpo.

“Todo esto dura solo una hora y el paciente regresa a casa al día siguiente”, dice el profesor. Si bien la técnica en sí requiere de un equipamiento y una formación específicos, Srougi señala que el ahorro de recursos en quirófano y los gastos con la hospitalización hacen que su coste-beneficio sea bastante interesante.

Atención: la enucleación prostática con láser se realiza en Brasil desde hace al menos tres años. Excepto que los dispositivos antiguos conllevaban un mayor riesgo de lesionar la uretra. En ciertos casos, la lesión provoca dolor e incluso incontinencia urinaria.

Ahí es donde entra MOSES. “Este dispositivo tiene un láser más potente y tritura el tejido de la próstata rápidamente. Esto reduce la posibilidad de problemas en el postoperatorio ”, dice Srougi.

Por ahora, MOSES solo está disponible en el Hospital Vila Nova Star. Sin embargo, es posible realizar la enucleación prostática con otros dispositivos incluso en el Sistema Único de Salud (SUS).

“Desafortunadamente, la técnica no es tan simple, lo que la hace poco utilizada en Brasil”, lamenta Srougi.

Continúa después de la publicidad.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *