Leyat Helica, una mala idea espectacular para un coche propulsado por hélice









No tengamos ninguna duda de que en el pasado han surgido las ideas m√°s espectaculares para veh√≠culos en movimiento. De hecho, los coches el√©ctricos son cosa del pasado, los experimentos con combustible nuclear eran de otra √©poca e incluso el uso de una h√©lice para ‚Äúvolar sin alas‚ÄĚ se ha probado durante muchas d√©cadas. Entonces, mirando el escenario actual, dir√≠amos que la tecnolog√≠a automotriz no ha evolucionado nada extraordinario.

Aunque hoy pensamos en veh√≠culos propulsados ‚Äč‚Äčpor energ√≠as limpias, en el pasado hab√≠a quienes ten√≠an la fant√°stica mala idea de mover coches con‚Ķ ¬°aire puro!

Puede parecer extra√Īo, pero el mundo del autom√≥vil ha pasado por muchas cosas. Desde el vapor hasta la energ√≠a nuclear, pasando por la energ√≠a el√©ctrica y los combustibles f√≥siles, se ha intentado mucho en el pasado. Como sabemos, el lobby petrolero ha ganado, pero eso no invalida la fant√°stica creatividad puesta al servicio de las 3 o 4 ruedas.

El coche en cuesti√≥n, un exquisito Helica Leyat, data de 1921 y solo se fabricaron 30 unidades. Su creador, el franc√©s Marcel Leyat, los construy√≥ todos y 23 dicen que se habr√°n vendido. Leyat fue dise√Īador de biplanos antes del inicio de la Primera Guerra Mundial, pero se dedic√≥ al dise√Īo de autom√≥viles.





Helica Leyat hizo volar el coche bajo

Podemos leer y deleitarnos con la rese√Īa hist√≥rica de su creador. A medida que avanzaban los acontecimientos, Leyat se dio cuenta de que los primeros dise√Īos de autom√≥viles eran muy pesados ‚Äč‚Äčy aerodin√°micamente ineficientes. Por eso, siendo un experto en los puntos b√°sicos de los aviones, se esforz√≥ por resolver los obst√°culos.

En ese momento, la idea de tener ruedas motrices parec√≠a muy compleja. Esto se debe a que requerir√≠a transmisiones y embragues, ejes de transmisi√≥n y diferenciales y todo tipo de piezas. Por otro lado, los aviones estaban dise√Īados para ser aerodin√°micos y ligeros desde el principio, y la h√©lice pod√≠a montarse m√°s o menos directamente en el cig√ľe√Īal del motor. Entonces, ¬Ņpor qu√© no un avi√≥n sin alas para la carretera?

Enmarcando la era, tenemos que darnos cuenta de que estábamos en el comienzo de la industria automotriz, y todo tipo de tecnologías diferentes podían y todavía estaban mezcladas. En 1913, el poder era un recurso muy escaso. En el momento en que Leyat construyó su primer Helica, este automóvil usaba un motor bicilíndrico en V Harley-Davidson de 1.000 cc y 18 caballos de fuerza en una carrocería monocasco ligera y tenía muchas piezas de aluminio para alcanzar un peso total de solo 250 kg.

De hecho, en lugar de utilizar ruedas tradicionales, Leyat construy√≥ su propia versi√≥n de la rueda. Dise√Ī√≥ y fabric√≥ discos de aluminio e integr√≥ los frenos para reducir a√ļn m√°s la resistencia.

Su objetivo era extraer el movimiento de ese poder de la forma más eficiente posible. En ese sentido, lo hizo muy bien; una Helica posterior registró una velocidad máxima de 171 km / h en 1927, una velocidad aterradora para la época.

Una excelente mala idea para poner la hélice en la parte delantera.

Hay varios aspectos cr√≠ticos de este dise√Īo. Para empezar, un coche con h√©lice delante es una idea que fallar√≠a por todos los aspectos y algunos m√°s. La jaula de la h√©lice inicialmente no estar√≠a protegida con alambre. Probablemente fue una mejora del dise√Īo original despu√©s de que las aves y los peatones pudieran correr peligro de muerte al golpear una "trampa" de este tipo.

Leyat también adoptó un enfoque de dirección inspirado en la aviación, evitando las complejidades de una cremallera de dirección. Entonces, en su proyecto usó un sistema de dirección de rueda trasera muy simple, operado por un cable, que tiraba de la parte trasera para girar el automóvil.

Por tanto, no debe faltar la emoci√≥n para impulsar este b√≥lido. Velocidad asombrosa para la altura, un sistema de direcci√≥n que requer√≠a todo y m√°s algo de arte por parte del piloto y un m√©todo √ļnico de viajar por las carreteras.

Lea también:

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *