Leer este artículo. Duarte Gomes puede ayudarle a comprender las (no muchas) novedades que vienen ahí en el arbitraje





Leer este artículo. Puede ayudarle a comprender lo que viene …





La nueva temporada tuvo su inicio oficial el pasado sábado y continuará, en fuerza, ya a partir del próximo viernes.

Me extrañaba. ¿Y usted?

Esta me parece, por lo tanto, el momento adecuado para darles cuenta de algunas de las enmiendas a las leyes de juego, así como dilucidar sobre un conjunto de recomendaciones que los árbitros recibieron.

Como bien saben, el IFAB (International Football Association Board) aprueba regularmente modificaciones a las reglas, con el objetivo de hacer el fútbol en un juego más moderno, evolucionado y atractivo.

A veces corre bien … a veces ni por eso.

Para la temporada 2018/19, hubo algunos cambios pero nada de muy significativo o de fuerte impacto práctico. Nada que se compare, por ejemplo, con las más de cien alteraciones implementadas hace dos años.





Por el momento, el Consejo de Arbitraje de la FPF reunió sus tropas y volvió a dar un conjunto de recomendaciones que no son más que un intento (oportuno y pertinente) de mejorar su trabajo y disminuir sus errores.

En el fondo, la idea es que los árbitros, asistentes y videoclips hagan su cuota, contribuyendo para que el deporte-rey sea un espectáculo más justo, apelativo y dinámico.

Comencemos entonces por lo que cambia de más significativo.

Sin perjuicio de volver a este asunto, con otro detalle, en nupcias futuras, anote algunas de las enmiendas ya en curso en esta época:

1. Podrá permitirse la utilización de una sustitución adicional en el período de la prolongación, siempre que el reglamento de la competición así lo prevea. Fue algo ya visto en el Mundial de Rusia;

2. Se autoriza el uso de equipos electrónicos de comunicación dentro del área técnica, pero sólo se destinan a razones tácticas oa cuestiones relacionadas con la seguridad de los atletas (cuestiones de salud, por ejemplo). Estos aparatos deberán ser de pequeño tamaño y tienen que ser portátiles;

3. Hasta la fecha, las leyes de juego no preveían expresamente la posibilidad de revertir una decisión después del reanudamiento del juego. A partir de ahora y en algunos casos específicos (sólo de expulsión), una determinada jugada puede ser revisada y la sanción disciplinaria máxima aplicada, aunque la partida ya haya reiniciado.

4. Pasan a ser oficialmente permitidas paradas para hidratación (en cada parte del juego), siempre que la temperatura del aire esté por encima de valores predefinidos. Estas paradas deben ser cortas y el tiempo perdido debe ser contabilizado (como ya era – y ahora pasa a integrar el texto de la ley – el tiempo gastado en el proceso de revisión vía VAR);

5. En el caso de que el balón empieza a aparecer en el momento de la partida, el número de puntos de partida de la pelota, se juega o juega por quien hace el último pase. Esta modificación se debe al hecho de que existen varios marcos (entre el principio del toque y el último instante en que la pelota deja de estar en contacto con, por ejemplo, el pie o cabeza de quien ejecuta el pase). Muchas veces, estos milésimas de segundo son suficientes para que un jugador que esté fuera de juego deje de estar … o viceversa.

6. Luis Suaréz ha inspirado el IFAB en esta alteración: el acto de "morder" pasó a ser castigado con puntapié libre directo o puntapié de penálti (además de la obvia expulsión);

7. Un portero puede agarrar la pelota una segunda vez, siempre que ésta tenga, en un primer momento, tocada en sus manos por resalto (aunque, en ese intento, él haya intentado atraparla o controlarla deliberadamente);

8. Habitualmente, las infracciones que anulan claras oportunidades de gol (fuera del área o en ella, sin que haya intención de jugar / tocar la pelota) son sancionadas con tarjeta roja directa. Pero, a partir de ahora, en caso de que el árbitro aplique la ley de la ventaja, pasará a ser siempre castigada plumas con tarjeta amarilla (tanto si la jugada resulta o no en gol).

Se entiende que, habiendo espacio para aplicar la ventaja, el infractor no materializó su intento de anular una fuerte posibilidad de gol.

En cuanto a las instrucciones que los jueces de campo recibieron, he aquí las más importantes:

– Los árbitros deben evitar banalizar el señalar de infracciones, incluso dentro de las áreas.

Se les alentó a tener mayor apertura a los contactos físicos (que el fútbol permite), buscando que esa amplitud de criterio sea coherente a todo tiempo y en cualquier zona del césped.

– Se percibió que hubo un aumento significativo del número de puntapiés de penálti por "brazo o mano en la bola".

Lo que se pretende a partir de ahora es que, en situaciones de duda o más grises, no exista castigo. El señalar de este tipo de infracciones sólo debe ocurrir en lances donde la ley considera haber indicios claros de acción deliberada;

– Se concluyó que, en la época transata, hubo cierta incoherencia en cuanto a la concesión del tiempo de compensación.

Lo que ahora se pide es un control más eficaz y riguroso del tiempo perdido, en los momentos que la ley determina.

Se pide también una mayor prevención y más proactividad, especialmente en relación con los guardas (advertir en cualquier momento de juego es medida disuasoria, que debe aplicarse con coraje) y también en lo que se refiere a la gestión de lesiones.

– A pesar de que se aconseja el uso de las tarjetas en cualquier momento de juego, siempre que estén claramente justificadas, se entiende que la primera tarjeta debe exhibirse sólo cuando la oferta determine de forma inequívoca dicha sanción. Siempre que la situación sea manejada (duda entre mostrar o no mostrar), la recomendación es para no hacerlo.

– No siempre "agarrar a un adversario" supone la advertencia (tarjeta amarilla). Pero siempre que un atleta tenga el objetivo de frenar ostensiblemente o impedir su progresión de forma obvia, debe ser sancionado con el amarillo. Siempre.

Listo. Es más o menos esto.

Hay otros apuntes de relieve, pero la Tribuna Expreso se dará cuenta de ello.

La buena noticia (me gusta dejarlas para el final) es que la FPF volvió a invertir mucho y bien en la mejora de las condiciones de los árbitros y casi seguramente tendrá disponible, ya a partir de la 1ª jornada, un sistema de análisis de fuera de juego línea virtual), idéntico al que se utilizó en el último Campeonato del Mundo.

Se trata del primer programa debidamente acreditado por la FIFA, que fue infalible y que logró eliminar-a través de una compleja fórmula tecnológica (y con el uso de 3D) – pequeñas desviaciones / fallas, como los que resultan de la concavidad de algunos césped, de cámaras o de pequeñas imprecisiones en algunas de sus lentes.

Esta tecnología estará a disposición de los VAR y podrán estar disponibles, en casa, para acceso de los adeptos y espectadores.
Esto debe ser suficiente para terminar con polémicas recientes relacionadas con la fiabilidad de estas líneas o la idoneidad de los operadores.

Quédate ahí.

Tendré el mayor placer en mantenerlos informados … y actualizados. Después de todo, el saber no ocupa espacio y evita conflictos, ¿verdad?

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *