Las virtudes y fortunas del populismo.





En este mundo actual de polarizaci√≥n y contracciones pol√≠ticas, donde el equilibrio electoral a menudo se ha inclinado junto a los profetas anticorrupci√≥n, inmigraci√≥n, ideolog√≠a de g√©nero y marxismo cultural (sea lo que sea) y sus mensajes de odio, prejuicio y desinformaci√≥n, es importante examinar los resultados que tales soluciones de gobernanza han logrado. Porque los nacionalismos y los populismos parecen malas ideas en abstracto, pero en realidad … s√≠, son malas ideas.





En esta telenovela interminable sobre Brexit, parece que los productores se están preparando para una nueva temporada, a pesar de que el guión es el mismo que los anteriores. BoJo, que prometió un trato excelente y haría del Reino Unido el mejor país del mundo, tendrá que tragarse sus preferencias y pedir un nuevo aplazamiento de la salida de la UE, ya que la fecha límite del 31 de octubre parece cada vez más inviable.

Curioso, ¬Ņqui√©n dir√≠a que esto es lo que sucede cuando vota sin pensar, por ejemplo, en la existencia de una frontera f√≠sica entre la UE y el Reino Unido? Mientras tanto, la econom√≠a est√° al borde de la recesi√≥n, dada la incertidumbre de este proceso, y la factura de Brexit alcanza ¬£ 440 millones por semana. Es bueno que ya no env√≠en esos 350 millones a la semana a la UE que podr√≠an financiar el NHS, ¬Ņverdad? Ups …

Tras mudarse al hemisferio sur al otro lado del Atl√°ntico, nuestro amigo Bolsonaro contin√ļa diciendo y barbarizando a un ritmo m√°s r√°pido que el de Carnival Samba. Prometiendo terminar con la corrupci√≥n en uno de los pa√≠ses m√°s corruptos del mundo, el pol√≠tico de carrera ha mantenido el r√©cord de baja productividad que ten√≠a como diputado y como presidente, hab√≠a logrado aprobar, hasta julio, tres leyes en el Congreso.

Este prol√≠fico oponente de la corrupci√≥n tambi√©n trat√≥ de colocar a su hijo como embajador en los Estados Unidos, y la experiencia que calific√≥ al ni√Īo para el trabajo fue haber estado haciendo hamburguesas en Maine (¬Ņalguien quiere ver en el diccionario el significado de "nepotismo")? , ¬Ņpor favor?) y ahora el fiscal defiende el alto gasto en tarjetas de presidencia. Bueno, al menos la econom√≠a est√° creciendo, alcanzando un enorme 0,9% este a√Īo, cifras que incluso en la UE ser√≠an an√©micas. Por lo tanto, realmente vale la pena renunciar a los derechos de las minor√≠as y sucumbir a la censura.

Hacia el norte, encontramos al loro de este reino de mierda. En su camino para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grandioso, Trump ha logrado los mismos hechos que los ya mencionados Boris y Jair, y agrega sus indicios de incoherencia y desorden.

Desde el incumplimiento unilateral de los acuerdos, como Ir√°n, que claramente est√° dando frutos y contribuyendo a una paz duradera en el Medio Oriente, a trav√©s de la guerra comercial con China, y los efectos fant√°sticos de estimular el crecimiento mundial y Desde EE. UU., Trump ha tenido un gobierno excelente, en su vocabulario limitado y sin igual con la realidad. Especialmente en la diplomacia extranjera, ya sea si est√° tratando de ayudar a su amigo Vladimir, fingiendo ser grande ante la c√°mara con Jong-un (sin ninguna contraparte tangible), o ahora abandonando los elementos clave de la mayor victoria militar del ej√©rcito m√°s grande. del mundo durante los √ļltimos 20 a√Īos.





Por supuesto, con el desempleo en niveles históricamente bajos y la economía en crecimiento, el votante estadounidense ignora la pérdida de influencia política en todo el mundo o el riesgo de recesión que los recortes de impuestos y el proteccionismo (esta característica clásica y obvia de los países económicamente viables). liberales) traídos.

Sí, porque aunque a Trump le gusta hablar del mercado de valores como un indicador de la salud de la economía (e incluso ha visto mejores días), el bonos indica que puede venir una recesión en el camino. Y, atención, votantes blancos de clase media y bajos niveles de educación, en estas elecciones no hay un presidente afroamericano a quien culpar.

Por supuesto, siempre hay una respuesta fácil a estos hechos: son noticias falsas. Lo que sea inconveniente y contrario a la buena imagen de tales líderes es falso y una conspiración para denigrarlos. Sí, porque todos saben que los periodistas son las encarnaciones mundanas del demonio, estos progresistas depravados que mienten todo el tiempo y están controlados por el lobby gay, judío, socialista o cualquier enemigo que esté en ese momento.

Podemos ver que incluso en Hungr√≠a, donde Orb√°n se quej√≥ de los medios, hasta el 80% de ellos estaban controlados por el gobierno o los oligarcas amigos del presidente. O Fox News, que dice que es una alternativa y no convencional, pero ha llevado al p√ļblico durante a√Īos.

Y esto nos lleva al caso portugués. Afortunadamente, el desinterés resulta ser algo bueno: el fundamentalismo político sigue siendo un poco extremo, centrándose en los vítores del partido central y los berrinches de ciertos muchachos que no quieren ver a su club aliado con su rival. Aun así, e incluso en un contexto económico muy favorable de bajo desempleo, recuperación de ingresos y crecimiento, el electorado portugués consideró que era bueno enviar un oportunista xenófobo al Parlamento.

Lo preocupante ser√° en las pr√≥ximas elecciones, despu√©s de cuatro (o dos) a√Īos de odio en la Asamblea de la Rep√ļblica, informaci√≥n err√≥nea en las redes sociales, ser irrelevante para aprobar leyes o presupuestos estatales, pero tener (a√ļn m√°s) tiempo aire para protestar contra problemas (algunos m√°s graves que otros) sin presentar ninguna soluci√≥n viable y eficiente.

En un pa√≠s con m√°s del 40% de abstenci√≥n, de hecho hay espacio para que este caballero y su cuasi-fiesta crezcan. Por lo tanto, no deber√≠amos re√≠rnos cuando el comentarista de f√ļtbol dice que har√° de Chega la "mayor fiesta portuguesa", sino que se√Īalar√° todos los fracasos de los profetas que, como √©l, promocionaron soluciones f√°ciles a problemas complejos, siempre encontrando una cabra. chivo expiatorio de cualquier minor√≠a para soportar las consecuencias de nuestra incompetencia colectiva.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *