Las tres dimensiones del dolor

El tema no es futurista. Hablemos de una investigación revolucionaria realizada en 1968. Así es, algo que sucedió hace 55 años. En aquel momento, dos investigadores de psicología, Richard Melzack y Kenneth Kasey, nos mostraron cuánto Nuestras emociones están ligadas a la intensidad del dolor. que sentimos.

La definición de dolor crónico es aquel que dura más de tres a seis meses, según la IASP (Asociación Internacional para el Estudio del Dolor)Es: “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada o similar a la asociada con una lesión tisular real o potencial”.

En otras palabras, la sensación de dolor es física y emocional. Y puede que tenga o no una lesión real. Es posible no tener cambios en los exámenes y aún sentir dolor.

+Lea también:

Según Melzack y Kasey, lo que el cuerpo siente, la mente lo piensa y viceversa. Entonces, ¿cómo interactúan la emoción y el pensamiento con el dolor que sentimos en el cuerpo?

Continúa después de la publicidad.

Pensamos que el dolor es algo lineal, pero la vida es multidimensional.

Un ejemplo: me golpeé el dedo y me dolió. Pero si me golpeo el dedo el día que estoy concentrado en jugar tenis, ese dedo dolorido pasará a un segundo plano. Le doy la mano, me froto el dedo y salgo a jugar.

Ahora, si me golpeo el dedo y estoy más sensible y desanimado, eso se convierte en la tragedia del día. El dolor me quita la concentración, me impide realizar tareas programadas y me siento como una mierda.

Todo esto para decir que el dolor tiene diferentes caras, que podemos clasificar en tres dimensiones:

Continúa después de la publicidad.

1) Sensorial – discriminativo = Sensación

Este es un clásico de la experiencia dolorosa: llega el estímulo y sentimos algo en el cuerpo. Ups, ¿qué es?

Luego lo procesamos discriminando la localización, el tipo de sensación (ardor, ardor, escozor) y su intensidad.

En esta primera dimensión, siento y categorizo ​​el dolor dentro de algo que ya conozco o lo comparo y me acerco a algo que he sentido antes.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

Continúa después de la publicidad.

2) Afectivo – motivacional = Emoción

Consideremos el afecto como la disposición de alguien hacia algo, ya sea positivo o negativo. Es a través del afecto que demostramos emociones o sentimientos.

Ahora pregunto: ¿todo dolor implica un afecto? Segundo la neurociencia del dolor, la respuesta es sí.

Este mismo afecto puede estimular conductas protectoras y, principalmente, cambiar conductas que contribuyan a la mejora. Por ejemplo, si piso un objeto punzante, el afecto negativo, la sensación de escozor, me motiva a retirar el pie de la uña y mirar con más cautela el suelo.

BÚSQUEDA DE MEDICAMENTOS

Información legal

DISTRIBUIDO POR

Consulta medicamentos a los mejores precios.

Utilice palabras de más de dos caracteres.

DISTRIBUIDO POR
Continúa después de la publicidad.

3) Cognitivo – evaluativo = Pensamiento

Por cada dolor que sentimos, el proceso de interpretación de lo que está sucediendo se desboca y, en una fracción de segundos, ingresa a nuestra base de datos almacenada en el cerebro. Es el recuerdo del dolor.

Para experimentar el dolor de forma consciente, este procesamiento cognitivo es imperativo. De hecho, la evaluación del dolor depende en gran medida de la cognición, porque requiere aprender y recordar experiencias previas.

En esta dimensión haremos un balance de lo que hemos sentido antes para interpretar lo que estamos sintiendo ahora. En este momento se tienen en cuenta varios aspectos.

El cerebro hace una especie de lectura general, un escaneo, para evaluar qué tan peligrosa es esta sensación. Lo más curioso es que esta interpretación puede ser consciente o no.

Continúa después de la publicidad.

+Lea también: La investigación retrata los impactos socioemocionales en los cuidadores

    Todo junto

    Cuando sentimos dolor, o lo recordamos, atravesamos estas tres dimensiones. A veces uno más que otro, y no necesariamente en ese orden. Esta información nos ayuda a comprender por qué el proceso de alivio del dolor es tan complejo y cuán individual es esta sensación.

    El dolor es, sin duda, una experiencia multidimensional que involucra aspectos físicos, psicológicos, conductuales, afectivos, cognitivos y sensoriales.

    *Mariana Schamas es kinesióloga, posgrado en dolor, docente y creadora de la app Dolori.

    • Relacionado
    • MedicamentoNeumonía por Mycoplasma pneumoniae en Brasil: lo que usted debe saber4 de enero de 2024 – 11:01 am
    • Medicamento¿Qué es la fiebre amarilla y quién debería vacunarse contra ella?15 dic 2023 – 14:12
    • MedicamentoDolor abdominal: qué son y cómo identificar cada uno21 de agosto de 2023 – 10:08 am
    Publicidad

    Ana Gomez

    Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *