Las sanciones de EE. UU. en todo el mundo tienen un impacto limitado, pero un ejemplo efectivo en Ir√°n





¬ŅQu√© tienen en com√ļn Rusia, los talibanes, el r√©gimen de Nicol√°s Maduro y el PCC (Primeiro Comando da Capital)? Todos fueron blanco de las sanciones estadounidenses, pero contin√ļan con sus actividades, en una muestra de c√≥mo las barreras econ√≥micas adoptadas por los estadounidenses tienen resultados limitados.





Ser sancionado con sanciones significa ingresar a una lista de bloqueo: por lo general, la persona o entidad afectada tiene prohibido hacer negocios con el gobierno y las empresas de un pa√≠s. Se congelan los bienes vinculados a ella que se encuentren en un territorio o bajo el control de empresas de una naci√≥n. Las entidades que interact√ļen con los nombres de la lista pueden ser multadas y, en el peor de los casos, bloqueadas.

Hoy en d√≠a, existen al menos 37 programas de sanciones de EE. UU. que afectan a 21 pa√≠ses. En las √ļltimas d√©cadas, la Casa Blanca ha aplicado la t√°ctica contra muchos casos de conflicto interno y abusos a los derechos humanos, como en Afganist√°n, Corea del Norte, Libia, Nicaragua y Siria.

Tambi√©n hubo medidas contra grupos terroristas y delincuentes. El PCC, por ejemplo, ingres√≥ a la lista de restricciones en 2021 en un esfuerzo por frenar el narcotr√°fico. A cualquier persona que se considere miembro de la facci√≥n se le pueden congelar los activos o se le puede impedir viajar a los EE. UU. Pero los problemas que los embargos buscan resolver a menudo contin√ļan durante a√Īos, ya que los gobiernos o los grupos armados cambian poco.

Un estudio del PIIE (Peterson Institute for International Economics), con sede en Washington, analiz√≥ 174 casos de sanciones a lo largo del siglo XX, de los cuales el 34% tuvo alg√ļn √©xito en su objetivo inicial.

Los casos que involucraban demandas más simples, como la liberación de presos políticos, tuvieron éxito en la mitad de los casos. Los objetivos más ambiciosos, como el cambio de régimen (31% de éxito) y el fin de las acciones militares (21%), en el caso de Rusia en medio de la Guerra de Ucrania, son menos comunes.





¬ęSi tienes que usar sanciones, algo ya sali√≥ mal. Los estudios realizados hace 20 a√Īos ya mostraron que las disputas comerciales se resuelven con m√°s √©xito cuando las sanciones son solo una amenaza. Una vez que se usan, la tasa de √©xito cae¬Ľ, dice Colin Rowat, profesor. en la Universidad de Birmingham e investigadora en el tema.

Los expertos se√Īalan que medir su √©xito con precisi√≥n es dif√≠cil porque sus objetivos no siempre son claros. Tomemos el caso de Rusia: al anunciar las medidas contra el pa√≠s en las √ļltimas semanas, el presidente Joe Biden dijo que ten√≠an como objetivo castigar a Vladimir Putin por la invasi√≥n de Ucrania.

El dem√≥crata busc√≥ resaltar la dureza de las sanciones como las m√°s fuertes jam√°s aplicadas. Pero cuando se le pregunt√≥ si ser√≠an capaces de contener r√°pidamente la invasi√≥n, admiti√≥ que no ser√≠a as√≠. ¬ęNadie espera que las sanciones impidan que suceda algo. Llevan tiempo. √Čl [Putin] no va a decir, ‘Dios m√≠o, vienen estas sanciones, me voy’, brome√≥ Biden, el 24 de febrero, d√≠a en que comenz√≥ el conflicto.

El l√≠der estadounidense se√Īal√≥ que las medidas agotar√≠an gradualmente la capacidad de Rusia para pagar su maquinaria militar. Despu√©s de 50 d√≠as de guerra, Mosc√ļ avanza lentamente, pero es dif√≠cil decir cu√°nto han ayudado las sanciones. Otras acciones, como el env√≠o de armas a Ucrania, tambi√©n jugaron un papel.

Para Paolo Pasquariello, profesor de finanzas de la Universidad de Michigan, una dificultad para evaluar el impacto de la táctica es no saber qué hubiera pasado si no se adoptaran las medidas.

‚ÄúLas sanciones est√°n dise√Īadas para prevenir resultados negativos. Si funcionan y los previenen, no vemos el impacto. Pero solo porque no lo vemos, no podemos ignorarlo. [o que n√£o aconteceu] al evaluar el resultado de las medidas‚ÄĚ, dice. ‚Äú¬ŅQu√© hubiera pasado en Ucrania si no se hubieran aplicado las medidas? Rusia hasta ahora no ha logrado convertir a su vecino en un estado sat√©lite. ¬ŅSe ha convertido Cuba en una seria amenaza militar para EE.UU.? ¬ŅCorea del Norte e Ir√°n habr√≠an desarrollado armas m√°s potentes?¬Ľ.

Otro aspecto que los castigos econ√≥micos pretenden provocar en la sociedad afectada es el descontento popular, generando presi√≥n interna sobre los l√≠deres. As√≠ como Maduro hasta ahora no ha dejado el poder en Venezuela, los castigos contra Mosc√ļ han terminado por unir a la poblaci√≥n rusa en torno al presidente Vladimir Putin, que ahora goza de un 83% de popularidad, seg√ļn el instituto independiente Levada.

Los investigadores tambi√©n se√Īalan que, para garantizar la eficacia de la estrategia, es necesario obtener el mayor apoyo internacional posible. El caso de Ir√°n es el mejor ejemplo: los bloqueos econ√≥micos adoptados con el benepl√°cito de la ONU llevaron al pa√≠s a negociar la reducci√≥n de su investigaci√≥n nuclear. Se lleg√≥ a un acuerdo en 2015 mediante el cual Teher√°n acept√≥ las demandas occidentales a cambio de un alivio econ√≥mico. Sin embargo, Estados Unidos se retir√≥ del acuerdo tres a√Īos despu√©s y volvi√≥ a imponer sanciones unilateralmente.

Irak, en la década de 1990, también sufrió un castigo masivo por parte de la comunidad internacional, pero el resultado fue diferente. Las medidas empobrecieron enormemente al país, pero no llevaron al dictador Saddam Hussein a dejar el poder. Solo caería después de la invasión estadounidense en 2003.

El caso llev√≥ a los pa√≠ses a buscar sanciones m√°s calibradas, para intentar prevenir crisis humanitarias, pero el modelo tampoco funcion√≥ bien. ¬ęSi t√©cnicamente se permite la compra de alimentos, pero no la venta de productos como el petr√≥leo, el pa√≠s objetivo no tendr√° los recursos para comprar alimentos¬Ľ, dice Rowat, de la Universidad de Birmingham.

Buscar vetos sobre l√≠deres en lugar de productos o pa√≠ses tambi√©n crea lagunas. Las personas pueden abrir cuentas en el extranjero con nombres falsos o viajar con pasaportes falsificados. En el caso ruso, pa√≠ses como China, India y Brasil no se han adherido a las sanciones y pueden ayudar a Mosc√ļ a buscar alternativas para mantener la econom√≠a en marcha. ¬ęIndia, por ejemplo, puede estar interesada en comprar petr√≥leo a un precio un poco m√°s barato de Rusia¬Ľ, eval√ļa Vin√≠cius Vieira, profesor de relaciones internacionales de la FGV.

El movimiento se asemeja al de Venezuela: impedido de comerciar petr√≥leo con EE.UU., busc√≥ compradores en otros lugares. Hay reportes de esquemas para disfrazar el origen del producto, evitando as√≠ castigos a quienes compraron art√≠culos venezolanos vedados o incluso a los due√Īos de barcos utilizados en el transporte.

Rusia tambi√©n tiene a su favor la dependencia de Europa de sus productos. En marzo, el pa√≠s gan√≥ un 38% menos de lo esperado por la venta de petr√≥leo y gas, pero aun as√≠ recibi√≥ el equivalente a 3.600 millones de d√≥lares ese mes, seg√ļn Mosc√ļ.

‚ÄúLas sanciones contra la venta de combustibles a√ļn no se han producido porque los costos para los pa√≠ses que las apliquen ser√≠an muy altos. Sospecho que solo acciones extremas de Rusia podr√≠an hacer que Europa las imponga de manera dr√°stica‚ÄĚ, eval√ļa Pasquariello.

Estados Unidos comenz√≥ a apostar m√°s fuerte por las sanciones despu√©s de la Primera Guerra Mundial. ¬ęUna naci√≥n boicoteada est√° a punto de rendirse. Aplique este remedio econ√≥mico, pac√≠fico, silencioso y mortal y no necesitar√° usar la fuerza. Es una presi√≥n que ninguna naci√≥n moderna puede resistir¬Ľ, dijo el presidente Woodrow Wilson en 1919. Pero 20 a√Īos despu√©s, en 1939, Alemania entr√≥ en guerra contra sus vecinos a√ļn despu√©s de sufrir un severo castigo econ√≥mico, dando lugar al mayor enfrentamiento mundial jam√°s ocurrido.

En la década de 1960, Cuba fue objeto de embargos que duran hasta el día de hoy, pero la dictadura comunista se mantiene en el poder. Y los talibanes, atacados desde la década de 1990, lograron recuperar el control de Afganistán en 2021.

Ahora, es el turno de Rusia, que contin√ļa contra Ucrania a pesar de ¬ęlas sanciones m√°s fuertes jam√°s aplicadas¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *