Las relaciones con los vecinos ser√°n una de las ruinas que Brasil reconstruir√° en la post pandemia.





Una de las cosas más difíciles que Brasil reconstruirá después de la pandemia será la buena relación con sus vecinos.





Asustados por el aumento incontrolado de la contaminación por coronavirus en el país, los países cercanos han cerrado o controlado demasiado sus fronteras, incluso aquellos que no han adoptado una cuarentena severa.

Incluso el presidente Mario Abdo Ben√≠tez, a quien Jair Bolsonaro llama ¬ęhermano paraguayo¬Ľ, se ha resistido a flexibilizar las medidas sobre la moneda.

La que tendrá las consecuencias más económicas para Brasil será la relación con Argentina, nuestro principal socio comercial en la región.

Los problemas entre Bolsonaro y Alberto Fern√°ndez se remontan a antes de la pandemia, cuando intercambiaron insultos en la campa√Īa electoral argentina.

En las √ļltimas semanas, el presidente brasile√Īo se refiri√≥ a Argentina como un pa√≠s que est√° ¬ęavanzando hacia el socialismo¬Ľ y, adem√°s, err√≥ en la diferencia en la tasa de mortalidad por mill√≥n de habitantes debido al virus entre los dos pa√≠ses: Argentina ha estado manteniendo un √≠ndice mucho m√°s bajo que Brasil.

Fern√°ndez no ha ayudado, dejando todo que ver con su hermano del norte para m√°s tarde. La fuente de Casa Rosada informa que el presidente le pidi√≥ a su gabinete de ministros que no hablara sobre el pa√≠s ni concediera entrevistas a periodistas brasile√Īos, para evitar los asuntos espinosos.





Ambos están equivocados, porque el momento es de cooperación, no solo para combatir la pandemia sino también para aumentar los ahorros, ya que Bolsonaro presiona tanto ese botón.

Al igual que en las relaciones humanas, las relaciones entre países también deben ser alimentadas por los esfuerzos de ambas partes. No se puede suponer que un enlace ya es sólido y, por lo tanto, no tiene que ser cultivado regularmente.

Hubo momentos de grandeza en la relación bilateral, en que ambas partes tenían una visión a largo plazo e invirtieron en poner fin a las hostilidades y la competencia, colocando los intereses del Estado por delante de los intereses de los gobiernos.

Ese fue el caso en la d√©cada de 1980, cuando Ra√ļl Alfons√≠n y Jos√© Sarney pusieron fin a a√Īos de disputas comerciales entre Brasil y Argentina y cosieron el buen v√≠nculo que persisti√≥ hasta las administraciones de Michel Temer y Mauricio Macri.

Si te gustaban o no las líneas ideológicas de esos gobiernos era importante.

Tambi√©n sucedi√≥ en el siglo XIX, cuando, sentado en lo que hoy es el Museo Imperial, en Petr√≥polis, el emperador Dom Pedro 2¬ļ y el entonces futuro presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento intercambiaron informaci√≥n sobre la cultura, los sistemas pol√≠ticos vigentes y los modos de cooperaci√≥n. entre ellos.

Dom Pedro 2¬ļ le pidi√≥ a Sarmiento que explicara c√≥mo funcionaba el sistema de caudillos militares, c√≥mo superarlo y c√≥mo poner fin a los conflictos en la regi√≥n del R√≠o de la Plata, mientras que el argentino le dijo que la esclavitud era un retraso.

Ambos sellaron una amistad que ayudar√≠a a fortalecer los lazos entre Brasil y Argentina, con una visi√≥n de la regi√≥n que intent√≥ ver a sus pa√≠ses no durante los pr√≥ximos cuatro a√Īos, sino durante 200 a√Īos o m√°s. ¬ŅHabr√° quienes reanuden estas iniciativas?

Esta columna deja de publicarse temporalmente

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *