Las personas que tienen problemas cardiovasculares deben informar al dentista





El escenario de enfermedades cardiovasculares (ECV) en Brasil es impresionante. Hay 36 millones de personas con presi√≥n arterial alta, lo que representa el 31% de la poblaci√≥n adulta. El colesterol alto es una realidad para el 40% de los brasile√Īos. Tambi√©n contamos con 16 millones de diab√©ticos, lo que nos convierte en el quinto pa√≠s con mayor incidencia. El tabaquismo, que aumenta el riesgo de enfermedades card√≠acas, afecta a 7,1 millones de mujeres y 11,1 millones de hombres. Y el resultado no pod√≠a ser de otro modo: las ECV son responsables del 30% de todas las muertes aqu√≠, matando a 400.000 personas al a√Īo. Ante estos problemas, hay poco cuidado. Incluso a la hora de ir al dentista.





Antes de someterse a un tratamiento dental, las personas con trastornos cardíacos deben informar al dentista sobre su salud general. Lo mismo, dicho sea de paso, se aplica a quienes presentan factores de riesgo, como obesidad, inactividad física, hipertensión, diabetes y trastornos renales.

Tanto el procedimiento dental como las posibles interacciones medicamentosas pueden tener repercusiones negativas. Algunos de los fármacos que suelen utilizar los pacientes con ECV pueden reaccionar con las soluciones anestésicas dentales, provocando trastornos del ritmo cardíaco y elevación de la presión arterial. Todavía tienen el potencial de causar cambios orales, como sequedad de boca, hipertrofia gingival (el crecimiento exacerbado y no inflamatorio del tejido gingival) y descamación de la piel.

Emergencias como infarto agudo de miocardio, angina, accidente cerebrovascular, hemorragia, síncope y desmayo también se encuentran entre las complicaciones.

Por esta raz√≥n, el cirujano dental debe estar capacitado para atender a los pacientes con enfermedades card√≠acas y estar tranquilo y capaz de lidiar con situaciones inesperadas. Al ser informado sobre la historia de la ECV, el profesional debe analizar el estado de salud de su paciente en su conjunto para minimizar las posibles ocurrencias durante el tratamiento. Asimismo, podr√° solicitar una valoraci√≥n cardiol√≥gica o un t√≠tulo quir√ļrgico, seg√ļn la intervenci√≥n odontol√≥gica.

Cuidados específicos

Para los odont√≥logos no existen criterios cient√≠ficos que definan la indicaci√≥n o necesidad de ex√°menes complementarios por presencia de alteraci√≥n cardiovascular. Pero es importante recordar que toda planificaci√≥n debe ser individualizada, seg√ļn el tipo de enfermedad preexistente.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad





En el caso de pacientes hipertensos, se recomienda controlar la presión arterial, los niveles de oxígeno en sangre y la frecuencia cardíaca en cada consulta dental y durante los procedimientos invasivos. Esto para comprobar el estado clínico momentáneo del paciente.

Los afectados por el colesterol alto y la diabetes pueden tener el doble de probabilidades de sufrir eventos cardiovasculares. Por lo tanto, antes de las intervenciones dentales, se debe investigar la presencia actual o los antecedentes de cardiopatías isquémicas. El odontólogo también debe estar atento al uso de fármacos anticoagulantes y / o antiagregantes plaquetarios, que son capaces de provocar hemorragias importantes en cirugías dentales, como la instalación de implantes dentales o extracciones dentales.

Tensión de la silla

No es dif√≠cil encontrar ni√Īos y adultos con miedo de enfrentarse al sill√≥n del dentista, incluso si existen t√©cnicas, instrumentos y equipos m√°s modernos que minimizan las molestias o el dolor. Sin embargo, cuando hablamos de enfermedades card√≠acas, este estr√©s necesariamente debe reducirse.
Para ello, el dentista puede recetar medicamentos para controlar la ansiedad. Y utilice estrategias complementarias, como la sedación con óxido nitroso, el famoso gas de la risa.

Es importante se√Īalar que todos los factores de riesgo modificables (hipertensi√≥n, diabetes, tabaquismo, obesidad, entre otros) y no modificables (edad, sexo, etnia, antecedentes familiares) son de igual importancia para la planificaci√≥n dental con mayor seguridad y eficiencia. Porque, cabe mencionar, a mayor incidencia de estos factores mayor riesgo de problemas cardiovasculares agudos o cr√≥nicos.
Departamento de Odontología de SOCESP

La visión integralista de la Sociedad de Cardiología del Estado de São Paulo (SOCESP) siempre ha sido la marca de la entidad y la convirtió en pionera en la discusión sobre la relación entre las enfermedades cardiovasculares y otras especialidades. Desde 1993 mantiene su Departamento de Odontología, dirigido por cirujanos dentistas especializados en la atención de pacientes con necesidades especiales. El objetivo es promover el desarrollo científico orientado a la integración multidisciplinar en la atención odontológica del paciente cardíaco.

La junta prioriza la formación del cirujano dentista, trabajando en la educación odontológica dirigida a pacientes con cardiopatías, además de brindar información sobre salud bucal a la población. El departamento también se encarga de actualizar la gestión dental para personas con problemas cardíacos específicos. El grupo de trabajo tiende a minimizar los eventos que comprometen el estado clínico de los pacientes con ECV, sin que sea imposible acudir al dentista.

* Frederico Buhatem Medeiros es cirujano dentista y director científico del Departamento de Odontología de Socesp.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *