Las personas que comienzan a tomar medicamentos para el colesterol o la presión arterial hacen menos ejercicio





Tener un estilo de vida equilibrado, con ejercicio físico regular, es esencial para prevenir y tratar las enfermedades del corazón. Solo cuando la persona recibe la receta de un medicamento contra colesterol y hipertensión, ciertas prácticas saludables pueden verse como prescindibles.

Esto es sugerido por un nuevo estudio de 40,000 finlandeses y publicado recientemente en el Revista de la Asociaci√≥n Americana del Coraz√≥n. Los participantes, en su mayor√≠a mujeres, ten√≠an en promedio 52 a√Īos.

Durante 13 a√Īos, respondieron cuestionarios peri√≥dicos sobre su composici√≥n f√≠sica, el nivel de actividad f√≠sica y el consumo de alcohol y cigarrillos. Las compras de farmacia tambi√©n se monitorearon para ver si los voluntarios comenzaron a tomar estatinas (que reducen el colesterol) o antihipertensivos en alg√ļn momento de sus vidas.

Al final del período, los investigadores compararon los hábitos de quienes se adhirieron a las píldoras con los de quienes continuaron sin medicación. Y descubrieron que los medicamentos tendían a ejercer menos: tenían un riesgo 8% mayor de caer en un estilo de vida sedentario. Este grupo también tenía un 82% más de probabilidades de aumentar de peso o incluso de ser obeso.

Por otro lado, hubo una caída en las tasas de tabaquismo y el consumo de alcohol entre el grupo que comenzó el tratamiento farmacológico contra la presión arterial alta o el colesterol. De hecho, los ex fumadores generalmente aumentan algunas libras, pero eso no explica el aumento de peso que mencionamos anteriormente.





Sin embargo, las personas que cortaron sus cigarrillos pero no tragaron píldoras durante la encuesta ganaron menos peso.

La teoría de la sustitución.

Este es el primer estudio a gran escala que eval√ļa la relaci√≥n entre los medicamentos que previenen las enfermedades cardiovasculares y el estilo de vida. Para explicar los hallazgos, los autores recurrieron a la ¬ęhip√≥tesis de sustituci√≥n¬Ľ.

Esta suposición defiende que las drogas son vistas como una forma de reemplazar hábitos saludables. La persona imagina que, al tomar una o más drogas, ya resuelve su problema, ya sea hipertensión, colesterol alto o lo que sea.

Pero esto está lejos de la verdad. Permanecer más tiempo en el sofá puede disminuir los efectos positivos de las drogas que previenen los ataques cardíacos y los derrames cerebrales. Quien sea diagnosticado con enfermedad cardiovascular debería, de hecho, combinar cualquier píldora con un estilo de vida equilibrado. En lugar de la teoría de sustitución, apuesta por la complementación.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *