Las nuevas recomendaciones de la OMS para la actividad física: que cambia





Despu√©s de diez a√Īos, la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) ha creado una nueva versi√≥n de sus directrices sobre actividad f√≠sica. Adem√°s de la evidencia cient√≠fica de los √ļltimos a√Īos, el documento proporciona informaci√≥n actualizada sobre los da√Īos a la salud causados ‚Äč‚Äčpor la inactividad f√≠sica y aporta diferentes recomendaciones sobre la cantidad de esfuerzo f√≠sico que se debe incluir en la rutina y c√≥mo hacerlo, en diferentes grupos de poblaci√≥n.





¬ęLa actividad f√≠sica puede agregar a√Īos a la vida y la vida a los a√Īos¬Ľ, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en un comunicado. ‚ÄúCada movimiento cuenta, especialmente ahora que gestionamos las restricciones de Covid-19. Todos debemos movernos todos los d√≠as, de manera segura y creativa ‚ÄĚ.

El documento actual se centra m√°s en c√≥mo obtener beneficios significativos y mitigar los riesgos para la salud en general, no solo en pensar en la prevenci√≥n de enfermedades cr√≥nicas. ‚ÄúSe reportan beneficios como mejora de la cognici√≥n, calidad de vida m√°s saludable, bienestar mental, sue√Īo, adem√°s de lo que ya estaba incluido en 2010‚ÄĚ, dice un art√≠culo de opini√≥n sobre el tema, publicado en la revista cient√≠fica. La lanceta.

A continuación, explicamos las principales novedades del folleto.

Actividad física vs ejercicio físico

Los dos parecen sinónimos, pero hay una diferencia: la actividad física es cualquier movimiento del día a día que se traduce en estimulación muscular y gasto energético, como caminar, correr o subir escaleras. Los ejercicios físicos, en cambio, son prácticas programadas, con una secuencia de movimientos que buscan un objetivo concreto, ya sea vinculado a la salud o la estética (o ambas).

Es decir, todo ejercicio es una actividad física, pero no toda actividad física es un ejercicio. Y el documento valoró esta forma más amplia, argumentando que cualquier movimiento es mejor que ninguno.

‚ÄúPodemos animar a las personas a que se bajen del autob√ļs una parada antes de su destino para aumentar la actividad f√≠sica‚ÄĚ, explica el ortopedista y m√©dico deportivo Rafael Levi, profesor de la Universidad Federal de Piau√≠ (UFPI). Esto incluso puede ser un primer paso para que ella profundice en el mundo del fitness despu√©s, lo que conlleva ventajas adicionales. Bueno, otro cambio en las pautas de 2020 est√° relacionado con el volumen de actividad f√≠sica semanal. La OMS recomienda ahora que los adultos realizan actividad f√≠sica moderada de 150 a 300 minutos o de 75 a 150 minutos de actividad f√≠sica intensa, cuando no hay contraindicaci√≥n. En 2010, este l√≠mite era m√°s bajo (y m√°s restringido): 150 minutos por semana de agitaci√≥n moderada, o 75 en alto octanaje.





La profesi√≥n m√©dica acogi√≥ con satisfacci√≥n la actualizaci√≥n: ¬ęYa era hora de cambiar¬Ľ, confes√≥ el endocrin√≥logo deportivo Pedro Luiz, miembro de la Sociedad Brasile√Īa de Endocrinolog√≠a y Metabolog√≠a. ‚ÄúHoy sabemos que el m√ļsculo produce varias hormonas beneficiosas para el organismo como resultado de su contracci√≥n. Y cuanto m√°s se liberen estas hormonas en el torrente sangu√≠neo, mejor ¬ę. En la pr√°ctica, muchos profesionales ya estaban adoptando esta recomendaci√≥n incluso antes de la aprobaci√≥n oficial de la OMS.

De hecho, las pautas actuales de la organizaci√≥n destacan que los adultos pueden superar la marca moderada de 300 minutos o 150 minutos vigorosos para mejorar a√ļn m√°s la salud.

Tal comportamiento sedentario

Hay otro concepto más moderno que se refuerza en la guía actual. En resumen, el comportamiento sedentario comprende las horas del día que pasas parado, sin apenas moverse. Los estudios indican que pasar mucho tiempo sentado, incluso si hace ejercicio con regularidad, puede afectar su salud.

Por supuesto, nadie espera que la gente se mueva todo el tiempo, pero la idea es romper al menos largos períodos de inactividad. Los consejos del manual son simples, desde hablar por teléfono celular hasta cambiar la escalera mecánica por una normal.

Más inclusión

Otro factor in√©dito en el documento es incluir recomendaciones para diferentes grupos de poblaci√≥n. Adem√°s de los consejos para personas de diferentes grupos de edad, se incluyeron pacientes que viven con enfermedades cr√≥nicas, personas con alg√ļn tipo de ‚Äúdiscapacidad‚ÄĚ (incluyendo discapacidades y enfermedades como esclerosis m√ļltiple, esquizofrenia, depresi√≥n severa, etc.) y mujeres embarazadas o posparto. parto.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

‚ÄúCada uno tiene su individualidad biol√≥gica. De hecho, cuanto m√°s focalizada sea la prescripci√≥n de ejercicio f√≠sico, mejor ‚ÄĚ, dice Ana Paula Azevedo, doctora en educaci√≥n f√≠sica e investigadora del Laboratorio de Biomec√°nica de la Facultad de Educaci√≥n F√≠sica y Deporte de la Universidad de S√£o Paulo.

‚ÄúEl ejercicio f√≠sico es la mejor medicina para la salud de toda la poblaci√≥n. Estas recomendaciones son un paso adelante, porque a√ļn hoy existen paradigmas sobre este tema ‚ÄĚ, comenta Gabrielle Ara√ļjo, profesional de educaci√≥n f√≠sica que trabaja con mujeres embarazadas.

Específicamente sobre el embarazo, el documento afirma que las actividades físicas durante este período ayudan a reducir condiciones comunes en la mujer embarazada, como hipertensión, diabetes gestacional, complicaciones en el parto y depresión posparto. Solo es importante buscar apoyo profesional.

Las recomendaciones

A continuación, hemos separado las principales directrices del documento de la OMS para algunos grupos:

Adultos (de 18 a 65 a√Īos), incluidos aquellos con enfermedades cr√≥nicas o ¬ędiscapacidades¬Ľ:

‚ÄĘ De 150 a 300 minutos de actividad f√≠sica de intensidad moderada, o de 75 a 150 minutos de actividad f√≠sica aer√≥bica de intensidad vigorosa. O, incluso, una combinaci√≥n equivalente entre estas intensidades a lo largo de la semana
‚ÄĘ Para beneficios adicionales, el adulto puede aumentar este tiempo
‚ÄĘ El adulto tambi√©n puede realizar actividades de fortalecimiento que involucren a todos los grupos musculares principales a una intensidad moderada o alta al menos dos d√≠as a la semana.
‚ÄĘ Restricciones para quienes padecen enfermedades cr√≥nicas o alguna ‚Äúdiscapacidad‚ÄĚ: deben comenzar por realizar peque√Īas cantidades de actividad f√≠sica y aumentar gradualmente la frecuencia, intensidad y duraci√≥n. Se recomienda consultar a un profesional de la salud especializado en la afecci√≥n antes de iniciar la pr√°ctica.

Ancianos (mayores de 65 a√Īos), incluidos aquellos con enfermedades cr√≥nicas o alguna ¬ędiscapacidad¬Ľ:

‚ÄĘ En general, los ancianos deben ser tan activos f√≠sicamente como lo permita su capacidad funcional. Si est√°n bien, las cantidades y recomendaciones se parecen a las que mencionamos anteriormente.
‚ÄĘ Como parte de la actividad f√≠sica semanal, los ancianos deben realizar actividades f√≠sicas con m√ļltiples componentes, que enfatizan el equilibrio funcional, y el entrenamiento de fuerza en 3 o m√°s d√≠as de la semana. Esto para aumentar la capacidad funcional y prevenir ca√≠das.

Ni√Īos y adolescentes (de 5 a 17 a√Īos), incluidos aquellos con alguna ¬ędiscapacidad¬Ľ:

‚ÄĘ Al menos 60 minutos al d√≠a de actividad f√≠sica, en promedio, con una intensidad de moderada a vigorosa
‚ÄĘ Las actividades que fortalecen los m√ļsculos y los huesos deben incorporarse al menos 3 d√≠as a la semana.
‚ÄĘ Restricciones para personas con ‚Äúdiscapacidad‚ÄĚ: deben comenzar con peque√Īas cantidades de actividad f√≠sica e ir aumentando gradualmente la frecuencia, intensidad y duraci√≥n. Se recomienda la consulta con un profesional de la salud especializado en la afecci√≥n antes de iniciar la pr√°ctica.

Mujeres embarazadas o en posparto:

‚ÄĘ Al menos 150 minutos semanales de actividad f√≠sica de intensidad moderada
‚ÄĘ Incorporar una variedad de pr√°cticas aer√≥bicas y de desarrollo muscular. Agregar un estiramiento suave tambi√©n beneficia
‚ÄĘ Empiece por realizar peque√Īas cantidades de actividad f√≠sica y aumente gradualmente la frecuencia, intensidad y duraci√≥n. Las mujeres que, antes del embarazo, practicaban habitualmente actividades intensas, o que eran f√≠sicamente activas, pueden seguir sudando la camisa durante el embarazo y el puerperio, adaptando ciertos puntos seg√ļn pautas profesionales.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *