Las mujeres afganas ganan el 27% del parlamento después de décadas de guerra





Las mujeres ingresaron por primera vez al parlamento de Afganist√°n hace 50 a√Īos, en la llamada ¬ęd√©cada de la democracia¬Ľ que comenz√≥ en 1964, durante el reinado de Mohammad Zahir Shah, y sent√≥ las bases del r√©gimen moderno en el pa√≠s. Entre los 216 miembros del parlamento del ex rey, solo hab√≠a cuatro mujeres, pero las perspectivas del pa√≠s en materia de igualdad de g√©nero y libertad en general eran prometedoras.





Sin embargo, un golpe de estado pac√≠fico llevado a cabo diez a√Īos m√°s tarde por el primo de Zahir Shah, Mohammed Daoud Khan, y la subsiguiente revoluci√≥n sangrienta de Sowr, tambi√©n llamada Golpe de Abril, llevada a cabo por el Partido Democr√°tico Popular de Afganist√°n en 1978, cumplieron esa promesa. un final abrupto, junto con la monarqu√≠a parlamentaria.

Durante unos 15 a√Īos, las puertas del Parlamento estuvieron cerradas a todo el mundo. Durante los gobiernos posteriores, en medio de la agitaci√≥n cultural y religiosa, la guerra civil y un per√≠odo de 15 a√Īos de gobierno talib√°n, permanecieron cerrados, pero solo para las mujeres.

S√≥lo despu√©s de la ca√≠da del grupo radical, en 2001, se firm√≥ un acuerdo en la Conferencia de Bonn (Alemania) para encomendar la redacci√≥n de una nueva Constituci√≥n ‚ÄĒla octava‚ÄĒ a la Comisi√≥n Constitucional, con 35 miembros. El proyecto establec√≠a en el art√≠culo 22 que los ciudadanos afganos, hombres y mujeres, ten√≠an los mismos derechos y responsabilidades ante la ley.

La propuesta también tenía por objeto garantizar los derechos de las mujeres, reprimidas por los talibanes, privándolas a menudo del acceso a la atención médica y la educación básicas.

Mohammad Ashraf Rasoli, ahora asesor principal del ministro de justicia afgano, era miembro de la comisi√≥n en ese momento. Recuerda el acalorado debate en torno a este art√≠culo durante la revisi√≥n del texto en el Parlamento. ¬ęCaus√≥ mucha controversia porque hay diferentes interpretaciones del Islam a este respecto¬Ľ, dijo. La discusi√≥n dur√≥ varios d√≠as. ¬ęFinalmente, se decidi√≥ que los ciudadanos de Afganist√°n, hombres y mujeres, tienen derechos y deberes b√°sicos bajo la ley. Las mujeres deben tener los mismos derechos porque son seres humanos¬Ľ.

La nueva Constituci√≥n de 2005 incluy√≥ una cuota de esca√Īos parlamentarios para mujeres tanto en la C√°mara de Diputados como en el Senado. ¬ęHubo mucha discusi√≥n sobre el tema. Todos sintieron que dado que las mujeres en nuestra sociedad hab√≠an sufrido tanto, una parte de los asientos deber√≠a estar reservada para ellas¬Ľ.





La medida ha ayudado a las mujeres afganas a desempe√Īar un papel en los procesos legislativos y de supervisi√≥n y, hasta cierto punto, est√° allanando el camino para la igualdad de g√©nero en el pa√≠s. Hoy, la ley garantiza a las mujeres dos esca√Īos por provincia en la C√°mara, lo que representa una participaci√≥n del 27% del total, seg√ļn el experto legal Waheed Farzayi, o un esca√Īo si la provincia solo tiene derecho a dos o tres esca√Īos.

Independientemente de esta cuota, que garantiza una participaci√≥n m√≠nima de mujeres, estas pueden ocupar todos los esca√Īos de una provincia si ganan las elecciones con el 73% de los votos o m√°s.

En las √ļltimas elecciones parlamentarias, en 2018, algunas mujeres obtuvieron m√°s votos que los hombres. Hoy ocupan 69 esca√Īos de los 249 en la C√°mara de Diputados, un 27,7%. De los 102 esca√Īos del Senado, 34 son designados por el presidente del pa√≠s y la mitad de ellos est√°n reservados para mujeres.

Eso es m√°s que la mayor√≠a de los pa√≠ses de la regi√≥n e incluso los pa√≠ses m√°s desarrollados, seg√ļn el Banco Mundial: 6% en Ir√°n, 20% en Pakist√°n, 25% en China, 24% en Tayikist√°n, 25% en Turkmenist√°n y 32% en Uzbekist√°n. Solo este √ļltimo tiene un porcentaje m√°s alto de mujeres parlamentarias que Afganist√°n.

Sin embargo, algunos dicen que creen que sin estas cuotas, pocas mujeres se presentarían a las elecciones al parlamento, debido a la naturaleza conservadora de la sociedad afgana y la falta de conciencia de las mujeres sobre sus derechos.

¬ęLos asientos especiales tienen pros y contras¬Ľ, dice el representante Shinkai Karukhil. ¬ęEl beneficio es que es una oportunidad para que las mujeres participen en pol√≠tica y ganen experiencia. El inconveniente es que, por supuesto, las mujeres en disputa pueden no ser capaces de representar a las activistas por los derechos de las mujeres y no sentirse responsables de estos derechos¬Ľ.

Varios activistas tambi√©n dicen que creen que si bien otorgar a las mujeres un lugar especial en el parlamento es uno de los mayores logros de los afganos en las √ļltimas dos d√©cadas, todav√≠a existen muchos desaf√≠os para garantizar la igualdad de g√©nero y la representaci√≥n adecuada.

¬ęDesafortunadamente, todav√≠a hay preguntas sobre la votaci√≥n de las candidatas¬Ľ, dice Mari Akrami, directora de la Red de Mujeres Afganas. ¬ęY el hecho de que muchas personas no voten por las mujeres tiene un impacto en sus derechos en todo el pa√≠s¬Ľ.

Derechos que tardaron décadas en alcanzarse, como la participación femenina del 27% en el parlamento, que teme se vea amenazada por el ritmo actual de las negociaciones entre el gobierno afgano y los talibanes.

Este informe se publica como parte del proyecto ¬ęHacia la igualdad¬Ľ, una iniciativa internacional y colaborativa que incluye 15 medios de comunicaci√≥n para presentar los desaf√≠os y soluciones para lograr la igualdad de g√©nero.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *