Las incertidumbres de las certezas que no tenemos





La contingencia actual nos presenta el desaf√≠o intelectual de dise√Īar escenarios, ellos mismos adem√°s de los escenarios. Por lo tanto, estamos estudiando las incertidumbres de las certezas que a√ļn no tenemos.





Más que reflexionar sobre certezas inciertas, como es el caso de la disminución de la riqueza y el aumento del desempleo, cuya gran duda será en su extensión, es importante, con el razonamiento actual, presentar una mirada más prospectiva. Es decir, tengo la intención de reflexionar sobre cuáles son las incertidumbres que pueden dar forma a los escenarios futuros.

Tengo entendido que nos enfrentaremos a dos grandes incertidumbres mundiales: (i) el ritmo de digitalización y (ii) el grado de apertura de las economías. Vea que, hoy, enfrentamos dilemas como el control de nuestros movimientos mediante el uso de tecnología y datos personales.

Entiendo que la discusión conducirá a dos caminos diferentes.

Por un lado, mantener el ritmo relativamente saludable de digitalización que las sociedades y las economías han estado experimentando; o, por otro, un aumento dramático e inevitable en el papel de la tecnología en nuestras economías, sociedades y democracias.

La discusión sobre el grado de apertura de las economías también es muy contemporánea: pensemos en los movimientos populistas y en cómo ven el cierre de sus economías como una fórmula para el crecimiento.

En este contexto, también asumo dos posibilidades.





Las economías mundiales, enfrentadas a un nuevo tipo de desafío, se están cerrando sobre sí mismas, aumentando los niveles de proteccionismo o; La globalización retoma su papel central en las relaciones económicas y financieras entre los estados.

Es a partir de la intersecci√≥n entre estas incertidumbres que surgen escenarios que, aunque relativamente extremos, nos permiten dise√Īar futuros posibles.

Destaco cuatro posibilidades:

1. Una gran victoria para las democracias liberales, reinventando su papel en un mundo global y cooperativo y evolucionando sanamente hacia la digitalización.

2. Un nuevo orden mundial, fundamentalmente digital, en el que las entidades supranacionales (propietarios de datos e intermediarios de bienes y servicios) suplanten a quienes toman las decisiones políticas.

3. Un refuerzo del populismo, el nacionalismo y el proteccionismo como respuestas simplistas a la complejidad de una sociedad global.

4. Un advenimiento de dictaduras digitales que, también recurriendo al cierre, se benefician de mecanismos tecnológicos con el propósito de controlar a la población y limitar las libertades individuales.

Estos escenarios son hipot√©ticos, extremos y basados ‚Äč‚Äčen incertidumbres. A√ļn as√≠, hay respuestas que nos asustan cuando preguntamos ¬ę¬Ņy si …?¬Ľ. Pessoa (o Bernardo Soares) escribi√≥: ‚ÄúSiempre vivo en el presente. El futuro, no lo s√©. Ya no tengo el pasado ¬ę.

Hoy sé que el pasado que ya no tengo nunca fue tan diferente del futuro que no conozco.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *