Las imágenes de la NASA muestran cómo la ola de calor cambió el color de Europa









Mientras que Portugal se conformó con un verano tímido y más fría que de costumbre, el norte de Europa se vio afectada por una ola de calor puede romper registros en Alemania, derrita techos en el Reino Unido y provocar incendios dantesco en Suecia. La culpa fue de un anticiclón en el norte de Europa que arrastraba aire caliente desde el Mediterráneo hacia el norte del continente europeo y que daba a esos países temperaturas que estamos más acostumbrados a sentir por aquí durante el verano. Ahora, imágenes recogidas por un satélite muestran las consecuencias de esa ola de calor: donde antes había paisajes verdes, ahora hay campos secos que abarca Alemania, Dinamarca y Suecia.

Las im√°genes fueron obtenidas con el Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS), un sensor del sat√©lite Suomi NPP dise√Īado para captar fotograf√≠as y medidas radiom√©tricas de la tierra, la atm√≥sfera, la criosfera (regiones de la superficie terrestre cubiertas permanentemente por hielo y nieve) oc√©anos en las bandas visible e infrarroja del espectro electromagn√©tico. Una de ellas fue captada el 19 de julio de 2017 y un a√Īo m√°s tarde, el 24 de julio de 2018. Ante la persistente ola de calor que se abati√≥ en el norte de Europa, la NASA decidi√≥ comparar las dos im√°genes. Y descubri√≥ que las temperaturas extremas registradas por all√≠ asolaron gran parte de la vegetaci√≥n que habitaba en regiones t√≠picamente verdes.

A pesar de los 369 d√≠as que separan una fotograf√≠a y la otra, la Agencia Espacial Europea asegura que este cambio en las vegetaciones del norte del continente europeo se produjo en apenas un mes: "Mientras la ola de calor de este a√Īo contin√ļa, la misi√≥n Copernicus Sentinel-3 revela una vez m√°s como el color de nuestra vegetaci√≥n ha cambiado en apenas un mes. Estas dos im√°genes abarcan la misma √°rea: parte de Irlanda, Reino Unido, Holanda, B√©lgica, parte de Alemania y parte de Francia, pero la diferencia entre ellas no podr√≠a ser m√°s impresionante ".

La comparaci√≥n a la que se refiere la Agencia Espacial Europea comienza con una imagen de 28 de junio de 2018, cuando la ola de calor a√ļn no hab√≠a llegado al norte de Europa, y termina con otra captada el 25 de julio. En la primera, el paisaje es predominantemente verde, mostrando vegetaci√≥n sana y normal para aquella regi√≥n. Pero la segunda imagen, captada menos de un mes despu√©s, ya muestra un cambio radical en el suelo de Europa: la vegetaci√≥n cedi√≥ a la sequ√≠a que el continente ha sufrido en las √ļltimas semanas y los campos verdes se han reducido a plantas secas.





Peter Gibson, investigador del Jet Propulsion Laboratory de la NASA que estudi√≥ las variaciones de temperatura registradas durante las √ļltimas cinco d√©cadas, explic√≥ que "esta ola de calor en particular fue impulsada por un posicionamiento y persistencia inusual de la corriente de aire": "Desde mayo, la corriente de aire est√° estacionada muy por debajo del norte, particularmente en Europa, y en un patr√≥n ondulado con formato de la letra griega omega may√ļscula. El patr√≥n de viento de nivel superior aprision√≥ un √°rea de alta presi√≥n sobre el Reino Unido que ha estado sin viento, sin nubes y muy caliente ", describe √©l.

El cient√≠fico norteamericano advirti√≥ que "los datos mostraron una tendencia de calentamiento acentuada y persistente a lo largo de las d√©cadas" y que "las olas de calor extremas son m√°s comunes": "Si el mundo contin√ļa calentando, quedar√° claro que seguiremos viendo eventos como √©ste a aumentar de frecuencia, gravedad y duraci√≥n. Descubrimos que partes de Europa y Am√©rica del Norte podr√≠an tener olas de calor con m√°s de diez a quince d√≠as m√°s all√° de lo que ya verificamos ", advierte.

"Sobre si este comportamiento anormal de la atm√≥sfera es responsabilidad del cambio clim√°tico, Peter Gibson dice que esta explicaci√≥n est√° sobre la mesa:" Los cient√≠ficos todav√≠a est√°n estudiando los detalles de c√≥mo el cambio clim√°tico puede estar influenciando la corriente de aire. "Ya sabemos, s√≠, que el clima se calent√≥ en cerca de 1 ¬į C, indicando alguna influencia humana sobre este evento", avanz√≥.

Estas previsiones llegan despu√©s de que el consorcio World Weather Attribution (WWA) afirm√≥ que esta ola de calor fue dos veces m√°s probable debido al cambio clim√°tico que por cualquier otro motivo. El grupo de cient√≠ficos declar√≥ que el calentamiento global no s√≥lo est√° aumentando el n√ļmero de olas de calor, sino que tambi√©n est√° inflamando la intensidad de estas ondas. Y a√Īadi√≥ que otras olas de calor a√ļn peores que la de este verano deben pasar a ocurrir cada dos a√Īos a partir de la d√©cada del 40.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *