Las feministas venezolanas sacuden las redes sociales y piden cambios reales





Unos a√Īos despu√©s, ha surgido en Venezuela un movimiento feminista organizado y robusto. Despu√©s del #MeToo norteamericano, #NiUnaMenos y tantos otros en Latinoam√©rica. Y, como toda organizaci√≥n que defiende, en medio de la dictadura de Nicol√°s Maduro, los derechos civiles y humanos, enfrenta inmensas dificultades.





Uno de ellos proviene de la oposición al propio régimen. Entre los más comprometidos, hay quienes cuestionan cómo es posible que, ante una crisis tan humanitaria, el hambre, la escasez de medicamentos y la pandemia, las feministas ahora quieran alzar la voz y pedir el respeto a sus derechos como una prioridad. ? Bueno, es demasiado vago para explicarlo. Pero al final, la unión de varias de ellas ha hablado más fuerte, demostrando que, sobre todo por la crisis humanitaria, luchar por causas de género es tan necesario como convocar a elecciones libres.

El movimiento venezolano se denomina ‚ÄúYoTeCreo‚ÄĚ y, si bien ha realizado algunos eventos presenciales, ha ganado su principal fuerza en las redes sociales. Primero, porque estamos en una pandemia. En segundo lugar, porque el abuso contra las mujeres venezolanas ha ocurrido en varios pa√≠ses desde que comenz√≥ la di√°spora. Hoy, casi 6 millones de venezolanos (ONU) han migrado, y muchos de ellos viven en pa√≠ses de la regi√≥n.

En algunos casos, tanto el depredador como la víctima son inmigrantes y el abuso ocurre fuera de Venezuela. Como sucedió con el escritor venezolano Willy McKey, acusado de abuso por parte de varias mujeres. Luego de admitir la veracidad de los cargos en su contra, McKey terminó suicidándose, saltando desde el noveno piso de un edificio en Buenos Aires. El caso desató polémica dentro y fuera de Venezuela, con acusaciones de sus amigos de que las mujeres lo habían llevado al suicidio.

‚ÄúYoTeCreo‚ÄĚ entr√≥ en vigencia en Venezuela el 19 de abril, cuando un grupo de mujeres comenz√≥ a publicar experiencias de abuso sexual por parte de amigos, familiares o figuras p√ļblicas. Fue como una avalancha y pronto hubo miles de quejas. Las principales plataformas son Instagram y Twitter.

Como en el tr√°gico caso de McKey, existen varias denuncias contra artistas, como el m√ļsico Alejandro Soto, de la banda Los Colores, o Tony Maestracci, de Tomates Fritos. La mayor√≠a de los casos, sin embargo, indican abuso desde diferentes lados y cientos apuntan a compa√Īeros, familiares o amigos cercanos.

Hay l√≠deres de movimientos en Caracas y Ciudad de M√©xico que ahora enfrentan el desaf√≠o. ¬ŅDejar que las redes sean el tribunal de denuncias? No parece buena idea. Y el caso de McKey es ejemplar. Si en lugar de ser torpedeado a trav√©s de Internet, fuera llevado ante la justicia, no estar√≠a muerto, sino que pagar√≠a por sus cr√≠menes como deber√≠a, se enfrentar√≠a a un tribunal y finalmente ser√≠a condenado.





El dilema es, ¬Ņa qu√© instituci√≥n deben llevarse las denuncias? Las feministas YoTeCreo de Caracas tienen opiniones encontradas. Hay quienes creen que vale la pena llevar los casos a la justicia del r√©gimen chavista, aunque conocen su inoperabilidad, la falta de credibilidad de esta instituci√≥n y el hecho de que muchas comisar√≠as tratan mal a las mujeres y subestiman los casos de g√©nero. violencia. Otros creen que los casos deben hacerse eco s√≥lo en Internet, ejerciendo presi√≥n para la ‚Äúcancelaci√≥n‚ÄĚ del agresor.

La actriz Grecia Augusta Rodr√≠guez, por ejemplo, llev√≥ una acusaci√≥n al Ministerio P√ļblico e inst√≥ a trav√©s de las redes sociales a que los dem√°s hagan lo mismo y presionen a las autoridades. Hay quienes creen que es la estrategia acertada, otros que ya no creen en la posibilidad de tener una respuesta de un Estado fallido, que ni siquiera ha prestado atenci√≥n al colapso sanitario del pa√≠s ante la pandemia de coronavirus.

De las propias redes han surgido otras propuestas. Por ejemplo, un grupo de venezolanos que se encuentran en México ha estado recopilando, por el momento, casos locales que ocurrieron con víctimas venezolanas, para llevar a las autoridades mexicanas, y alentando que esto también se haga en los otros países donde se encuentran los venezolanos. Es un paliativo, no resuelve el tema de género en Venezuela, pero empieza a mover las piezas del juego y a darle fuerza a esas voces.

Encuestas de ONG venezolanas locales informan que de cada 10 delitos contra mujeres denunciados a las autoridades, nueve quedan impunes. Desde 2015, el r√©gimen dej√≥ de publicar cifras oficiales sobre la violencia contra las mujeres en el pa√≠s. Seg√ļn ONG, en 2019 hubo 167 feminicidios. En 2020, 256. El salto entre un a√Īo y otro es de m√°s del 50%, y muestra c√≥mo las medidas de cuarentena han incrementado los casos de violencia dom√©stica.

Entre las agresiones contra las mujeres venezolanas también se encuentran la falta de acceso a la salud y el seguimiento del embarazo. La legislación sobre el aborto ni siquiera es un tema de debate en la nueva Asamblea Nacional, controlada por el chavismo.

La oposición a la dictadura abraza causas feministas. Sin embargo, si apenas ha logrado jugar en ese campo inclinado con la dictadura mediante la celebración de elecciones libres, los opositores terminan dejando las causas de género en un peligroso limbo, donde las mujeres siguen siendo víctimas de más abusos.

Las mujeres se cansaron y el hashtag #YoTeCreo está en el aire. Las mujeres salen del letargo provocado por la grave crisis del país y se organizan en torno a sus banderas. Porque, aunque otros dicen que no son la prioridad en este momento, saben que lo son.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *