Las fases de una relación abusiva





Así como un año tiene su ciclo, también los tienen los Relaciones abusivas (o tóxicas). Si sospechas que vives en una, date cuenta de en qué etapa te encuentras en esta relación y comienza a prepararte para actuar, es decir, poner fin a este ciclo en el que estás atrapado.





Las historias de relaciones abusivas comienzan con un viaje que comienza en lo que se llama Bombardeo de amor. Es una fase en la que la persona abusiva crea una trama de entusiasmo, cercanía, seducción y conquista, elevando la experiencia de convivencia al límite superior de lo que podría ser esa relación, ya sea conyugal, de amistad, laboral o parental. Sí, el abuso también puede provenir de padres, hermanos, amigos, compañeros de trabajo.

Te conviertes en el mejor amigo, el mejor amante, el mejor trabajador, el mejor hijo. La intención es crear un memoria de alto nivel (afectivo o sexual) que potencialmente puede alcanzar la relación para generar un punto al que apuntar nuevamente.

+ Lea también: El peligroso poder del amor

Es un parámetro de comparación que seguirá vigente durante el resto de la relación, especialmente en las fases de devaluación y aislamiento, cuando la persona abusadora, utilizando estrategias para atacar su autoestima y confianza en sí misma, iniciará el ciclo de aislamiento y abuso de su víctima.

Continúa después de la publicidad.

oh iluminación de gas es este ataque constante a la capacidad de un individuo para mantener la confianza en lo que ve, siente y piensa. “¡Estás loco!”, “Eso es una exageración, eso no es lo que dije”, “Sólo estaba bromeando. Te lo tomas todo en serio”. “¡Basta de drama!”, “Eres muy sensible”, “¡Fuera de control!”





Estas y otras frases son el arsenal con el que el abusador socavadía a día, tu moralhasta el punto de que dudas de tu propia cordura y quedas atrapado en la relación de la que debes soltarte, ya que empiezas a creer más en los ataques que recibes que en ti mismo.

Gente neurodivergente (Las personas autistas, por ejemplo) son especialmente sensibles a este ciclo de abuso, porque tienen dificultades para comprender estos ataques. Suelen ser más ingenuos y crédulos. Suelen responsabilizarse del progreso de sus relaciones y convertirse en presa fácil de este tipo de depredador social.

+ Lea también: Cerebro social: descifrando las raíces de la sociabilidad humana

Los abusadores parasitan a alguien que proporcionarles diferentes “suministros”: dinero, atención, comodidad, posición social, sexo, etc. Es una relación utilitaria en la que la persona abusada se reduce al papel de proveedor objetivado.

El ciclo dura hasta que la persona abusada se agota, lo que puede llevar a la siguiente fase. Y el Desechocuyo nombre habla por sí solo.

Es interesante señalar que esta eliminación puede ocurrir como Eliminación inversaen el que la persona abusadora genera una fase de abuso tan intensa y frecuente que la persona abusada finalmente decide terminar la relación -pero, de esta manera, ofreciendo material para que el abusador se victimice-.

Ilustración de mujer triste sobre fondo negro y corazón resaltado en rojo
Una relación abusiva puede resultar en violencia física o psicológicaIlustración: Nik Neves/La SALUD es Vital

Y finalmente tenemos el Repechajeun momento en el que los abusadores apuestan por la capacidad de resiliencia y la ansiedad por separación de la persona abusada y tiran el cebo falso mi culpa: “Ahora he madurado”, “Todo será diferente”, “Fue sólo un desliz”, “Tú me enseñaste a cambiar”. Ahí es cuando tenemos la limpieza del trapo y las lágrimas de cocodrilo.

Recuerde: los abusadores son mentirosos crónicos y maestros en darle la vuelta a la escena y acusar a las víctimas de los crímenes que cometen.

Es el jefe quien culpa a sus empleados por los malos resultados que no pudo conseguir. Es el tirano quien acusa al pueblo del mal que él mismo perpetra, dejándolo en la indigencia. En Brasil, 600.000 cadáveres victimizados por el Covid-19 –en fosas comunes o en fosas– dan testimonio del poder nocivo que los abusadores pueden tener sobre nuestras vidas.

+Lee también: ¿Quieres vivir más y mejor? Cuida tus relaciones sociales

Si reconoces alguna de las fases de este ciclo, reflexiona para que te quede más clara cada una de estas fases. Suma fuerzas, recurre a tu red de apoyo (incluso económicamente, si existe alguna dependencia económica).

Si puedes, termina esta relación. No hay salud ni armonía en vivir con una persona abusiva.

Si no puedes ejercer el contacto cero, no profundices esta relación. No te defiendas, no te enfrentes, no te expliques y no te hagas pasar por alguien, todo lo que digas será usado como munición en tu contra.

Además, busque ayuda legal y de salud mental si aún no ha iniciado este viaje. Y también infórmate sobre las neurodivergencias y si tu forma de relacionarte encaja con el funcionamiento de las personas neurodivergentes.

Continúa después de la publicidad.

Será una gran oportunidad para reconocerse a uno mismo y reconocer los patrones en una relación que pueden estar minando su vitalidad y vivacidad.

De una experiencia como esta es posible aprender a reconocer tus límites: lo que aceptas y lo que no aceptas, lo que quieres y lo que no quieres. Estos límites son el final de esta vieja historia, pero el comienzo de una nueva. Los límites determinan los comienzos y no sólo los finales.

*Alexandre Valverde es psiquiatra neurodivergente y fundador de la plataforma SOFCA – Survivors of Child Abuse & Neglected. Autor del libro Ruptura, Soledad y Desorden. Ensayo sobre la fenomenología del delirio.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

Continúa después de la publicidad.

  • Relacionado
  • Mente sanaAutismo: “Veo más diagnósticos erróneos que nunca”29 de septiembre de 2023 – 15:09
  • Mente sanaEntrevista: detrás de las escenas cerebrales del deseo15 de junio de 2023 – 13:06
  • AlimentaciónCuidado con la “miel del amor”20 nov 2021 – 14:11
Publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *