Las enfermedades crónicas no se pueden olvidar durante la pandemia





Cada a√Īo, enfermedades cr√≥nicas no transmisibles, un grupo de enfermedades que no se transmiten de persona a persona y que progresan m√°s lentamente con el tiempo, son responsables de m√°s de dos tercios de todas las muertes en el mundo. Casi un mill√≥n de brasile√Īos muri√≥ de problemas cardiovasculares y diabetes, entre otras enfermedades cr√≥nicas, en 2016, lo que demuestra que, incluso enfocado en COVID-19, no podemos perder de vista estas condiciones que tanto afectan a nuestra poblaci√≥n.





En todo el mundo, 15 millones de personas mueren prematuramente a causa de estas enfermedades entre los 30 y los 69 a√Īos cada a√Īo, y el 85% de estas muertes ocurren en pa√≠ses emergentes como Brasil. Tragedia que podr√≠a evitarse en gran medida, incluso para minimizar su tr√°gico impacto en estas comunidades: desde una enorme carga emocional y financiera para los miembros de la familia hasta la p√©rdida de productividad para el pa√≠s.

En septiembre de 2019, expertos de los principales países emergentes se reunieron para analizar el impacto de las enfermedades crónicas no transmisibles, discutir los desafíos para combatirlas y ofrecer soluciones pragmáticas. El diálogo y las deliberaciones, realizadas desde el Foro de Expertos, organizado por Pfizer Upjohn, se publicaron recientemente en la revista revisada por pares Revista de atención médica multidisciplinaria. El artículo destaca que los enfoques colaborativos multilaterales con soluciones adaptadas a las necesidades locales son fundamentales para reducir la carga de estas enfermedades en naciones como Brasil. A continuación enumeramos algunas de las principales propuestas en este contexto.

El papel del sector privado

Una cumbre celebrada en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2019 reconoci√≥ la importancia y complejidad de las enfermedades cr√≥nicas no transmisibles y los desaf√≠os que enfrentan los gobiernos trabajando solos para controlarlas. Adem√°s del llamado a fortalecer a√ļn m√°s los esfuerzos para abordar estas condiciones, la reuni√≥n alent√≥ a colaboraciones entre el sector p√ļblico y privado.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

El Foro de Expertos, que se llev√≥ a cabo en septiembre del mismo a√Īo, tambi√©n vio la posibilidad de involucrar al sector privado en el fortalecimiento de los sistemas de salud, en varios puntos de contacto a lo largo del viaje del paciente.

Educación para la salud

Empoderar a los pacientes elevando su nivel de educación sanitaria entre las poblaciones en riesgo y entre las personas con enfermedades crónicas puede intensificar la participación de las personas en la prevención y la atención. El conocimiento sobre los factores de riesgo sigue siendo limitado a nivel local, y la mayoría de los ciudadanos son diagnosticados por primera vez después de un evento agudo (como un ataque cardíaco).





Estas personas a√ļn corren el riesgo de desarrollar complicaciones futuras debido a la presencia de comorbilidades que exacerban las deficiencias funcionales permanentes. En comparaci√≥n con los pa√≠ses ricos, esta situaci√≥n es cr√≠tica en Brasil debido a que las enfermedades cr√≥nicas no transmisibles ocurren temprano entre la poblaci√≥n econ√≥micamente activa.

El estigma como barrera para el tratamiento

El problema de salud mental sigue siendo un elemento importante en la batalla contra las enfermedades crónicas. Si bien los problemas emocionales se reconocen como una gran parte de la carga de la enfermedad, el estigma y las barreras de acceso en relación con los tratamientos psiquiátricos son expresivos en varios países en desarrollo, donde la desigualdad socioeconómica y la falta de inversiones en salud para la población son un problema importante. vieja pregunta.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Además, el enfoque tradicional de la atención especializada de las enfermedades mentales en los sistemas de salud previene el tratamiento integral de las enfermedades crónicas no transmisibles, en las que suelen coexistir dolencias emocionales y físicas.

Uso de tecnología

A trav√©s de los tel√©fonos inteligentes, los pacientes y sus m√©dicos pueden tener acceso a contenido educativo, mensajes y consultas para facilitar cambios de comportamiento bienvenidos a la prevenci√≥n y adherencia al tratamiento. El sector privado ya est√° bien equipado para ofrecer esta tecnolog√≠a, ayudando y capacitando a los profesionales de la salud en actualizaciones cl√≠nicas y mejores pr√°cticas de control de enfermedades, creando flujos de trabajo automatizados y ofreciendo recursos relevantes para ayudar en esta conciencia. A√ļn queda mucho por hacer por parte del sector p√ļblico en este sentido.

Intercambio y generación de datos

El Foro de Expertos tambi√©n destac√≥ que la viabilidad financiera es un elemento cr√≠tico en el uso de los recursos de salud y las consiguientes mejoras en los resultados de salud de una comunidad. En Brasil, el Sistema √önico de Salud (SUS) ofrece atenci√≥n gratuita a toda la poblaci√≥n. Sin embargo, el acceso al tratamiento sigue estando influido por el estado socioecon√≥mico y demogr√°fico de las enfermedades, que var√≠an seg√ļn la regi√≥n. As√≠, la generaci√≥n y difusi√≥n de datos son fundamentales para el perfeccionamiento de las pol√≠ticas sanitarias.

La generaci√≥n de datos no tiene por qu√© limitarse a la epidemiolog√≠a y puede incluir una variedad de √°reas, desde la estimaci√≥n de factores de riesgo hasta la evidencia real del uso de los recursos de salud y sus impactos. El sector privado puede promover esto a trav√©s de la investigaci√≥n y tambi√©n participar en el intercambio de informaci√≥n. Los estudios que involucren al sector p√ļblico y sus pacientes, a su vez, pueden ayudar a los especialistas a asegurarse de que el dise√Īo de las investigaciones y acciones sea relevante, √©tico y favorable para esa poblaci√≥n.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

La importancia de las asociaciones multisectoriales

Para demostrar colaboraciones efectivas del sector privado, Pfizer Upjohn se ha asociado con una institución académica líder, el American College of Cardiology; con una sociedad civil, la Alianza para las ENT (enfermedades crónicas no transmisibles); y con una sociedad profesional, la Federación Mundial del Corazón. Juntos, lanzaron Academia DNT, una plataforma interactiva en línea que ofrece información y consejos prácticos para que los profesionales de la salud mejoren sus habilidades en la prevención y el control de estos problemas; el contenido, por ahora, está disponible en inglés.

A medida que surgen desafíos como el Covid-19, debemos seguir priorizando la prevención y la atención en relación con las enfermedades no transmisibles, a través de planes de acción dirigidos específicamente a las necesidades de Brasil. Solo así mitigaremos la carga creciente que estas enfermedades generan anualmente.

* El Dr. Kannan Subramaniam es Director Médico Senior de Enfermedades No Transmisibles en Upjohn, la división de Pfizer enfocada en enfermedades crónicas no transmisibles;

La Dra. Alessandra Carvalho Goulart es epidemióloga del Centro de Investigaciones Clínicas y Epidemiológicas del Hospital Universitario de la Universidad de São Paulo (USP);

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

El Dr. Yuan Pang Wang, es investigador principal del Departamento de Psiquiatría de la USP

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *