Las consecuencias de adoptar la FIB





La Felicidad Interna Bruta (GNH) – originalmente la Felicidad Nacional Bruta (GNH) – es un indicador del progreso desarrollado por una entidad estad√≠stica de But√°n siguiendo la voluntad de su monarca de medir el estado de la naci√≥n, no a trav√©s del producto creado. – PIB – pero a trav√©s del bienestar real que disfrutan los ciudadanos. Esto ser√°, ya expresado en los a√Īos 70 del siglo. XX, materializado en 2008 con la Comisi√≥n Bhut√°n GNH que implement√≥ este complejo indicador de desarrollo.





Desde entonces, el indicador ha recibido una gran atención internacional, con organizaciones como la ONU o la OCDE invitando a funcionarios bhutaneses a explicar lo que han hecho y a pensar cómo se puede importar dicho indicador a diferentes países.

Aunque FIB tiene sus orígenes en la filosofía budista, se internacionaliza fácilmente y se adapta a diferentes realidades locales.

GNH es un indicador compuesto, complejo y plural basado en cuatro pilares: sostenibilidad y equidad en el desarrollo socioecon√≥mico; preservaci√≥n del medio ambiente; promoci√≥n y preservaci√≥n cultural; buen gobierno Desde esta base se desarrolla en nueve dominios (que luego se dividen en subdominios): bienestar psicol√≥gico; salud uso del tiempo; educacion; vitalidad comunitaria; buen gobierno de los asuntos p√ļblicos; resiliencia y diversidad ecol√≥gica; resiliencia y diversidad cultural; condiciones materiales de la vida.

Combinando información subjetiva y objetiva, FIB intenta dibujar una representación fiel de cuáles son las oportunidades y logros reales en términos de felicidad de las personas.

La atención mediática, científica y política que el GNH ha estado recibiendo es un signo de los tiempos, una consecuencia de un mundo que, mientras produce cada vez más, no es capaz de respetar los límites ambientales o promover la equidad (dado el asimetrías pornográficas entre personas).

Por lo tanto, FIB es una alternativa al paradigma del siglo. XX, que se regía por la creencia y el compromiso con el PIB como el verdadero motor del desarrollo. Aquellos que quieran adoptar el GNH deben ser honestos en sus intenciones y darse cuenta de las consecuencias. A saber:





1) GNH abarca el PIB, por lo que el PIB ya no puede verse como el "indicador" del desarrollo y la gu√≠a de pol√≠ticas p√ļblicas. Adem√°s, GNH relega el PIB a un lugar banal en la contabilidad de la felicidad (uno de cada nueve).

2 La sostenibilidad (ecológica, cultural, social y humana) y la distribución equitativa de oportunidades y resultados son valores fundamentales de la FIB. El crecimiento económico y los modelos políticos, sociales y comerciales deben estar subordinados a estos máximos. Por lo tanto, el aumento del PIB perjudicial para el medio ambiente o los potenciadores de la desigualdad no pueden justificarse.

3 GNH entiende que el tiempo es la verdadera dimensión escasa para las personas. Por lo tanto, una buena distribución del tiempo entre las diferentes actividades de la vida es una tarea fundamental para la felicidad. En este sentido, las políticas que aumentan las horas de trabajo, que penalizan los salarios, obligando a las personas a tener más de un trabajo, o que no protegen la familia y el tiempo libre, son políticas que destruyen la felicidad.

4 4 Apostar por el GNH significa defender la buena gobernanza de los asuntos p√ļblicos. Esto implica una profundizaci√≥n de la democracia, una lucha seria contra la corrupci√≥n y grupos de inter√©s opacos, una mayor transparencia pol√≠tica y la buena gesti√≥n de las instituciones p√ļblicas. En la pr√°ctica, abogar por la proporcionalidad parlamentaria, extender los refer√©ndums, la descentralizaci√≥n / regionalizaci√≥n, la pluralidad y la competencia de los partidos, limitar los mandatos de los responsables pol√≠ticos y limitar y supervisar las "puertas giratorias" entre los intereses p√ļblicos y privados. pasos fundamentales para tomar en serio el camino de la felicidad.

5 5 La cultura de un pueblo (ya sean obras y expresiones tradicionales o contemporáneas) y sus valores son dimensiones a respetar. Dar condiciones para crear cultura y respetar la tradición humanista y de la Ilustración, incorporada en nuestra Constitución, son tareas para quienes apuestan por la GNH. Esto es incompatible con acuerdos o compromisos con populistas autoritarios que ahora están de moda.

6 6 Nada tiene sentido si no se siente. Es decir, la percepción de la vida de las personas, la forma en que interpretan y sienten el mundo, y las condiciones objetivas que los rodean, son indispensables para dar cuenta de la felicidad. Por lo tanto, escuchar lo que la gente dice y siente, darse cuenta de si la gente se siente mejor, más saludable, más segura y en paz, en definitiva, más feliz, es una parte esencial de la apuesta en FIB.

7 7 La investigación científica sobre el GNH, y la economía de la felicidad en particular, muestra que los países más felices del mundo son los países nórdicos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Suiza. Todas las democracias sociales con alto peso estatal. En otras palabras, defender el GNH conduce a la defensa de la socialdemocracia.

En la escena política portuguesa, el PAN, en 2015, fue el primer partido en hablar directamente sobre el GNH y defenderlo como un indicador de nuestro desarrollo.

Recientemente, Pedro Duarte, con respecto al ManifiestoX, también lo defendió. Ahora emerge Luis Montenegro, en el contexto de su carrera por el liderazgo del PSD, indicando el GNH como una medida a tener en cuenta.

Como un economista feliz que mira el tema desde 2004, defiendo un claro cambio de paradigma en el que el PIB se subordina al PNB. Es solo que la ciencia ha demostrado que al apostar solo al PIB no podemos aumentar la felicidad. Espero que más partidos políticos (y en particular el gobierno) se unan a esta propuesta, porque es la felicidad donde radica la solución.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *