Las coaliciones de partidos no son extraterrestres





Hay poca producción científica sobre los gobiernos portugueses y las coaliciones partidistas. Se pueden encontrar dos raras excepciones, la primera en una publicación del año 2000 y otra de 2021, esta última mía. Esta información no es importante en sí misma, simplemente porque nos acercamos a unas elecciones legislativas en las que lo más probable es que la formación de un gobierno implique recurrir a coaliciones. De hecho, ya tenemos listada a Alianza Democrática (AD), una coalición preelectoral, por lo que será interesante reflexionar sobre este tema.





Sin embargo, antes de mirar las posibles coaliciones y las que ya se han producido (sin olvidar, además, que la CDU es en sí misma una coalición preelectoral, pero con menos posibilidades de liderar un gobierno que la citada AD), vale la pena hablemos un poco de lo que es el sistema de partidos portugués. Sobre todo, en lo que respecta a los cambios muy marcados que se han producido en los últimos años.

Después del impactante surgimiento del Bloque de Izquierda (BE) en 1999, no fue hasta 2015 que vimos a otro partido entrar en la esfera de representación efectiva, es decir, con escaños parlamentarios. De hecho, la polarización partidista se materializó en ese preciso momento y continuó su curso, como lo demostraron las elecciones que siguieron. Tener más partidos capaces de competir por escaños en el parlamento generó otros equilibrios o posibilidades de gobernanza.

Los dos mayores partidos portugueses, el Partido Socialdemócrata (PSD) y el Partido Socialista (PS), tendrían que enfrentarse ahora a una realidad diferente, una realidad que no influyó en la última mayoría absoluta del PS, pero que, y esto es discutible, puede haber afectado las posibilidades de mantener el gobierno. Pero esa es otra discusión y requiere otro tipo de datos que, por el momento, no tengo.

Por tanto, es importante preguntarse por qué las coaliciones no son nada del otro mundo, incluso en Portugal. Al fin y al cabo, esta experiencia en el país ya la tenemos a nivel de gobierno (una realidad muy común en los países del norte de Europa), aunque ocurrió en la derecha, con el gobierno de Durão Barroso (y también de Santana Lopes), y más tarde con Passos Conejo. Ambas coaliciones repitieron los partidos miembros. Existe, por tanto, una experiencia acumulada que podría ser importante en la derecha del espectro político portugués. En el caso del PS no fue así, pero los acuerdos con la CDU y BE funcionaron en cierta medida.

Por tanto, en cuanto a experiencia, los dos partidos del centro estarán muy unidos. Pero estamos hablando de partidos que estaban, o buscaban estar, alineados con partidos más pequeños, cuya capacidad de “hacer reyes” era limitada. Además, a pesar de todos los intentos que vemos y escuchamos por ahí, están lejos de ser partidos radicales, antisistema o antidemocráticos de la Constitución.

Queda por ver si la posibilidad de coaliciones con partidos fuera de este eje no creará una estragos mucho mayor que la normalidad de las coaliciones per se. Contrariamente a la creencia popular, el “voto útil”, el llamado “coco” ondeado en esta última semana preelectoral, no es nada extraño, sino perfectamente normal.





Sin embargo, la lectura que se puede hacer de este movimiento es distinta a la que se podía hacer meses atrás: las encuestas nos dan datos aún muy poco concluyentes. Aún así, fue el Presidente de la República quien más condicionó este rumbo, cuando anunció que aceptará un gobierno basado en el partido más votado, lo que, de hecho, puede no tener mayores consecuencias, ya que el parlamento lo determinará. . Las consecuencias son previas y estarán en el pensamiento de cada elector, que eventualmente se convertirán en votos.

El autor escribe según la ortografía antigua.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *