Las ambiciones de Erdogan van m√°s all√° de Siria: quiere armas nucleares





El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quiere algo más que el control de una banda ancha siria a lo largo de la frontera con su país. Dice que quiere la bomba atómica.





En las semanas previas a enviar sus fuerzas a Siria para evacuar áreas bajo control kurdo, Erdogan no ocultó su mayor ambición. "Algunos países tienen misiles con ojivas nucleares", dijo en una reunión de su partido gobernante en septiembre. Pero Occidente "insiste en que no podemos tenerlos. Esto es algo que no acepto ".

Con Turqu√≠a ahora en abierta confrontaci√≥n con sus aliados de la OTAN, despu√©s de haber apostado que podr√≠a lanzar una incursi√≥n militar en Siria sin represalias y ganar la apuesta, la amenaza del presidente adquiere un nuevo significado. Si Estados Unidos no puede evitar que Erdogan expulse a los kurdos, aliados estadounidenses, ¬Ņc√≥mo puede evitar que construya un arma nuclear o siga los pasos de Ir√°n al equiparse con la tecnolog√≠a?

Esta no fue la primera vez que Erdogan habl√≥ de la idea de liberarse de las restricciones impuestas a los pa√≠ses signatarios del Tratado de No Proliferaci√≥n Nuclear, y nadie est√° seguro de sus verdaderas intenciones. Como descubri√≥ el presidente Donald Trump en las √ļltimas dos semanas, el aut√≥crata turco ha dominado el arte de confundir a sus aliados y oponentes sobre sus verdaderos prop√≥sitos.

"Los turcos han estado diciendo durante a√Īos que har√°n lo que hace Ir√°n", dijo John J. Hamre, ex subsecretario de defensa y actual director del Centro de Estudios Estrat√©gicos e Internacionales en Washington. ‚ÄúPero ahora es diferente. Erdogan simplemente facilit√≥ la retirada de Estados Unidos de la regi√≥n ".

"Tal vez quiera demostrar que, como los iraníes, está cerca de la meta: que puede obtener un arma nuclear en cualquier momento", dijo Hamre.

Si ese es el caso, Erdogan est√° en marcha, con un programa nuclear por delante de Arabia Saudita, pero a√ļn muy por detr√°s de lo que Ir√°n ya ha logrado. Sin embargo, los expertos dicen que es dudoso que pueda montar un arma en secreto. Y cualquier gesto p√ļblico en esta direcci√≥n desencadenar√≠a una nueva crisis: su pa√≠s se convertir√≠a en el primer miembro de la OTAN en romper el tratado y armarse independientemente con el arma definitiva.





Turquía ya tiene los ingredientes necesarios para un programa de bombas nucleares: depósitos de uranio y reactores de investigación, sin mencionar los misteriosos vínculos con el comerciante nuclear más famoso del mercado negro, el pakistaní Abdul Qadeer Khan. Además, con la ayuda de Rusia, está construyendo su primera gran planta de energía nuclear. Esto puede generar temores porque Erdogan no dijo que terminaría con los desechos nucleares de la planta, lo que podría proporcionar combustible para un arma. El reactor iraní de Busheht también fue construido por Rusia.

Los expertos dijeron que le tomar√≠a a Turqu√≠a varios a√Īos obtener un arma a menos que Erdogan la comprara. Y el riesgo para √©l ser√≠a considerable.

"Con su discurso nuclear, Erdogan está tratando de complacer a una audiencia doméstica antiamericana, pero es muy poco probable que busque armas nucleares", dijo Jessica C. Varnum, experta en Turquía del Centro James Martin para Estudios de No Proliferación en Monterrey. California "Si lo hiciera, habría grandes costos para el país en términos de economía y reputación, costos que llegarían a los bolsillos de los votantes de Erdogan".

"Creo que eso iría demasiado lejos para él", concluyó.

Hay otro factor en juego en esta ambigua mezcla atómica: la presencia de unas 50 armas nucleares estadounidenses estacionadas en suelo turco. Estados Unidos nunca había reconocido abiertamente su existencia hasta el miércoles, cuando Trump hizo exactamente eso.

Cuando se le pregunt√≥ sobre la seguridad de estas armas, que se almacenan en un b√ļnker controlado por los estadounidenses en la Base A√©rea Incirlik, Trump respondi√≥: "Estamos seguros. Y tenemos una gran base a√©rea all√≠, una base a√©rea muy poderosa ‚ÄĚ.

Pero no todos tienen la misma confianza, porque la base aérea pertenece al gobierno turco. Si las relaciones con Turquía se deterioran, el acceso de los Estados Unidos a la base no estará garantizado.

Al igual que el programa nuclear iraní, el programa turco se describe como un esfuerzo por desarrollar energía nuclear para fines civiles.

Rusia ha llegado a un acuerdo para construir cuatro reactores nucleares en Turqu√≠a, pero el esfuerzo se retrasa seriamente. Originalmente programado para entrar en l√≠nea este a√Īo, el primer reactor ahora est√° programado para abrir solo a fines de 2023.

La gran inc√≥gnita es qu√© se har√° con el combustible gastado. Los expertos nucleares coinciden en que la parte m√°s dif√≠cil del proceso de construcci√≥n de una bomba no es la creaci√≥n del proyecto, sino obtener el combustible. Un programa civil de energ√≠a nuclear es a menudo una artima√Īa para ocultar la producci√≥n de este combustible y la formaci√≥n de un arsenal nuclear clandestino.

Turqu√≠a tiene reservas de uranio, la materia prima indispensable, y durante d√©cadas ha mostrado un gran inter√©s en adquirir el complejo conocimiento necesario para purificar el uranio y convertirlo en plutonio, los dos principales combustibles para bombas at√≥micas. Un informe de 2012 del grupo de expertos Carnegie Endowment for International Peace, "Turqu√≠a y la bomba", se√Īal√≥ que Ankara "ha dejado abiertas sus opciones nucleares".

Hans R√ľhle, quien de 1982 a 1988 fue director de planificaci√≥n del Ministerio de Defensa alem√°n, fue m√°s all√°. En un estudio de 2015, dijo, "Hoy la comunidad de inteligencia occidental est√° de acuerdo en que Turqu√≠a est√° trabajando para crear sistemas de armas nucleares y los medios para dise√Īarlos".

Las habilidades de uranio de Turquía ganaron importancia en la década de 2000, cuando los investigadores internacionales descubrieron que el país era un centro industrial clandestino del mercado nuclear negro de Khan, el constructor del arsenal paquistaní. El científico renegado, arquitecto de la red de proliferación nuclear ilícita más grande de la historia, ha vendido equipos y proyectos cruciales a Irán, Libia y Corea del Norte.

Hasta el d√≠a de hoy no se sabe si la red de Khan ten√≠a un cuarto cliente. R√ľhle, el ex funcionario de defensa alem√°n, dijo que las fuentes de inteligencia creen que Turqu√≠a puede tener "un n√ļmero considerable de centrifugadoras de origen desconocido". Para √©l, la idea de que Ankara podr√≠a ser el cuarto cliente "no parece improbable". Pero no hay evidencia p√ļblica de la existencia de estas instalaciones.

Lo que está claro es que Turquía ha encontrado un socio para el desarrollo de su programa nuclear: el presidente ruso, Vladimir Putin. En abril de 2018, Putin viajó a Turquía para marcar el inicio oficial de la construcción de una planta de energía nuclear de $ 20 mil millones en la costa mediterránea turca.

La motivaci√≥n de Rusia es en parte financiera. La construcci√≥n de plantas nucleares es uno de los productos de exportaci√≥n m√°s rentables del pa√≠s. Pero tambi√©n hay otro prop√≥sito: al igual que exportar un sistema de misiles antia√©reos S-400 a Ankara, nuevamente anulando las objeciones de Estados Unidos, la construcci√≥n de la planta coloca a un pa√≠s miembro de la OTAN en parte en el campo dependiente de Rusia. Mosc√ļ por su tecnolog√≠a.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *