Lacalle Pou se a铆sla en Uruguay en medio de investigaci贸n de espionaje que avanza





Al regresar de vacaciones con sus hijos en septiembre, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, se qued贸 impactado. En la pista del aeropuerto de Montevideo, el avi贸n era esperado por la polic铆a, que ten铆a orden de captura contra el entonces jefe de seguridad de la Presidencia, Alejandro Astesiano.





La acusaci贸n, que sorprendi贸 al pa铆s, fue que el asesor era parte de una banda de falsificaci贸n de pasaportes. Lacalle Pou puntualiz贸 que no sab铆a nada y que esperar铆a las investigaciones.

Tres meses despu茅s, el caso, en lugar de esclarecerse, parece haberse complicado a煤n m谩s, con una nueva denuncia. El an谩lisis del celular incautado a Astesiano indic贸 que tambi茅n estar铆a actuando como esp铆a, sacando informaci贸n confidencial de la sede del Poder Ejecutivo y cobrando por ello.

Uruguay, que valora la legalidad y la institucionalidad como pilares de la cultura nacional, comenz贸 a seguir el episodio como si siguiera una telenovela. El 煤ltimo gran esc谩ndalo pol铆tico que muchos recuerdan en el pa铆s fue en 2017, cuando Ra煤l Sendic, entonces vicepresidente de Tabar茅 V谩zquez, renunci贸 por haber comprado shorts y otras trivialidades con la tarjeta corporativa del gobierno.

Una investigaci贸n realizada en noviembre por la Usina de Percepci贸n Ciudadana (UPC) mostr贸 que el caso de Astesiano ya hab铆a tenido un impacto negativo en la imagen de Lacalle Pou para el 52% de los encuestados, con un 69% que cre铆a que el exjefe de seguridad ten铆a c贸mplices dentro del gobierno.

Luego de comenzar su mandato en 2020 con buenos 铆ndices de popularidad 鈥搚 mejorarlos, principalmente gracias al manejo de la pandemia de Covid, considerado satisfactorio鈥, el presidente enfrenta ahora su momento m谩s dif铆cil. Si en los primeros seis meses de su mandato ten铆a m谩s del 60% de aprobaci贸n, ahora, a dos a帽os de que termine su mandato, tiene el 46%, seg煤n la consultora Equipos.

Para la polit贸loga Victoria Gadea, de la Universidad de la Rep煤blica, hay dos caracter铆sticas de la cultura uruguaya que resaltan el caso. 鈥淧or un lado, la premisa de la excepcionalidad de la institucionalidad 鈥攜 por eso nos sorprende un episodio como este鈥. Por otro lado, somos un pa铆s peque帽o, en el que la proximidad permea las relaciones鈥, dice a la S谩bana馃嚙馃嚪 鈥淐uando surgen casos como este, siempre hay una justificaci贸n del lado de la proximidad. Pero no creo que esta situaci贸n nos defina de manera macro鈥.

Un reciente reportaje publicado por el diario La Diaria revel贸 que Astesiano hab铆a respondido a un pedido de la empresa belga Katoen Natie de entregar informaci贸n y datos de los senadores Mario Bergara y Charles Carrera, involucrados en la tramitaci贸n del proyecto de concesi贸n de parte del puerto. de Montevideo. Los parlamentarios de la oposici贸n llevaron la denuncia a los tribunales, y el incumplimiento del secreto bancario por parte del exasesor presidencial revel贸 que, de hecho, hab铆a recibido transferencias de la empresa del sector qu铆mico.

Tambi茅n forman parte de la investigaci贸n las acusaciones de que Astesiano vendi贸 planos de obras estatales a empresas extranjeras, adem谩s de detalles de equipamiento de las Fuerzas Armadas.

Lacalle Pou, en entrevistas desde que surgi贸 el caso, ha dicho que desconoc铆a las actividades del funcionario, pero que confiaba en 茅l, al igual que todos los miembros de su familia. 鈥淎stesiano se ocup贸 de nuestra seguridad. Lo que m谩s valoro en mi vida, como es la seguridad de mis hijos, no lo entrego a nadie. Yo creo que la gente es buena hasta que se demuestre lo contrario鈥, dijo el lunes pasado (28). . 芦Tambi茅n s茅 que nadie est谩 por encima de la ley, as铆 que espero con ansias los resultados de la investigaci贸n禄.

Por otro lado, el mandatario uruguayo no ha podido explicar, hasta el momento, por qu茅 una figura como el exasesor, que tiene m谩s de 20 acusaciones pendientes en los tribunales 鈥攄esde delitos como hurto y estafa hasta otros menos graves鈥, Alcanc茅 la posici贸n privilegiada en que me encontraba.

Astesiano trabalhava para a fam铆lia do atual presidente desde os anos 1990. O pai de Lacalle Pou, Luis Alberto Lacalle Herrera, tamb茅m chefiou o Executivo do pa铆s, entre 1990 e 1995, quando o ex-assessor foi contratado como motorista de Sergio Abreu, ent茫o vicepresidente. En el cargo, se habr铆a ganado la confianza de Julia Pou, senadora y primera dama, comenzando a trabajar con los Lacalle Herrera.

La direcci贸n del Frente Ampla 鈥攃oalici贸n de centroizquierda encabezada por V谩zquez y Jos茅 鈥淧epe鈥 Mujica鈥 volc贸 la norma de que, para cuidar la seguridad del presidente, era necesario tener cierta especializaci贸n en el 谩rea. Con el cambio, Astesiano pudo ascender al cargo en el gobierno de centroderecha.

Si bien la disputa sucesoria a煤n est谩 relativamente lejana, pues las elecciones solo se realizar谩n en 2024, el Frente Ampla ya utiliz贸 el episodio como una forma de desgastar al presidente. 鈥淓l gobierno y la oposici贸n ven en este episodio incentivos para adoptar una narrativa con fines electorales, y ambos est谩n haciendo uso de ella. Pero lo que la mayor铆a de los uruguayos quiere es que no se falte al respeto a las instituciones del pa铆s, que son tradicionalmente fuertes. casos ayudar铆a mucho禄, dice Gadea.

Lacalle Pou, por su parte, dice que cualquiera que 芦le d茅 espacio y aliento a esta historia est谩 da帽ando la democracia uruguaya禄. Mientras tanto, el Frente Ampla pide a la Justicia que divulgue el contenido de las conversaciones e intercambios de mensajes entre Astesiano y el representante, algo que la fiscal del caso, Gabriela Fossati, dijo que no har谩 hasta que se concluya la acci贸n.

Desde que Lacalle Pou inici贸 la gesti贸n, este es su momento m谩s dif铆cil. A mediados de a帽o se separ贸 de la paisajista Lorena 鈥淟oli鈥 Ponce de Le贸n, su pareja por m谩s de 20 a帽os y madre de sus hijos.

El tama帽o de Montevideo ha expuesto al presidente ante la poblaci贸n. Ya se le ha visto comiendo un 芦chivito禄 (bocadillo tradicional) en un bar o manteniendo una larga conversaci贸n con un vendedor de alfajorres. Cuando no est谩 en la ciudad, prefiere surfear las olas de la costa uruguaya, especialmente en la ciudad de Rocha.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *