La vacunaci贸n en 脕frica se atasca con dosis a corto plazo, incredulidad en los gobiernos y trauma colonial





El descubrimiento de la variante omicron por cient铆ficos en Sud谩frica llam贸 la atenci贸n del mundo sobre un problema que ha sido promocionado durante meses por la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS).





La desigualdad en el acceso a la vacunaci贸n entre pa铆ses ricos y pobres tiene el potencial de posponer el fin de la pandemia en el mundo, con el riesgo de que surjan nuevas variantes m谩s resistentes, aunque no se sabe si el omicron se origin贸 en el pa铆s africano o solo se identific贸 all铆.

La concentraci贸n de dosis en los pa铆ses ricos, denominada 芦vacunaci贸n apartheid禄 y 芦fracaso moral禄 por el director general de la OMS, Tedros Adhanom, sigue siendo uno de los principales obst谩culos. Pero no es el 煤nico y, sobre todo en los 煤ltimos meses, algunos pa铆ses est谩n experimentando el problema contrario: dosis excesivas y dificultad para ponerlas en los brazos de la gente, ya sea por trabas log铆sticas o por resistencias de la poblaci贸n.

Adem谩s de un aumento de las donaciones a trav茅s de acuerdos bilaterales o mediante programas como Covax (el consorcio busca una distribuci贸n m谩s equitativa de la vacuna), las empresas farmac茅uticas han estado vendiendo dosis con descuento, y en algunos pa铆ses pobres costar铆a menos del 1%. del PIB para inmunizar a todos los adultos, dice el New York Times.

De los diez pa铆ses con el PIB per c谩pita m谩s alto en 脕frica subsahariana, siete tienen tasas de vacunaci贸n por debajo del promedio mundial, entre ellos Sud谩frica, Botswana, Gab贸n, Namibia y Angola.

Sin embargo, el 24 de noviembre, el gobierno sudafricano pidi贸 a dos fabricantes que pospusieran la entrega de las dosis compradas porque estaban en exceso de existencias. Con el 24% de la poblaci贸n completamente vacunada, el pa铆s de 60 millones de personas ten铆a 16 millones de dosis almacenadas.





Namibia, Zimbabwe, Mozambique y Malawi tambi茅n pidieron tiempo libre para enviar vacunas, muchas de ellas donadas. 芦No quieren desperdiciar dosis que pueden expirar. Ahora, los gobiernos est谩n estudiando la posibilidad de hacer que la vacunaci贸n sea obligatoria禄, dice Sibusiso Nkomo, jefe de comunicaci贸n del instituto Afrobarometer.

Namibia incluso anunci贸 que podr铆a verse obligada a destruir m谩s de 268.000 dosis si no aumenta el ritmo de vacunaci贸n. As铆, una de las barreras para distribuir la vacuna no est谩 relacionada con la cantidad, sino con la 芦calidad禄 de las donaciones. El lunes (29), una declaraci贸n de los Centros Africanos para el Control y la Prevenci贸n de Enfermedades insta a los donantes a planificar m谩s.

鈥淟as donaciones han sido puntuales, con poca anticipaci贸n y fechas de vencimiento cortas. Esto ha hecho que para los pa铆ses sea extremadamente dif铆cil planificar campa帽as de vacunaci贸n鈥, dice el texto.

La carta insta a los donantes y fabricantes a comprometerse a enviar vacunas que sean v谩lidas durante al menos diez semanas, liberar m谩s dosis a la vez, reducir los costos de transacci贸n y enviar jeringas y suministros.

芦Los pa铆ses necesitan suministros predecibles y confiables. Tener que planificar a corto plazo y garantizar que se apliquen dosis de corta duraci贸n aumenta la carga log铆stica de los sistemas ya sobrecargados禄.

Otro factor de lentitud es la resistencia a las vacunas. Es el mismo problema que se vive en Europa y Estados Unidos, pero los expertos ven en 脕frica m谩s una apat铆a relacionada con d茅cadas de explotaci贸n que el lobby anti-vax que surge de la polarizaci贸n pol铆tica que se puede ver entre los estadounidenses, por ejemplo.

Otra diferencia es que, adem谩s de la difusi贸n de noticias falsas, la desconfianza en los tratamientos de salud del exterior contribuye a la vacilaci贸n de las vacunas en 脕frica, debido al trauma colectivo de los experimentos m茅dicos de la 茅poca colonial: esterilizaciones forzadas e infecciones deliberadas debido a enfermedades en 脕frica. 脕frica, desde principios del siglo XX hasta la investigaci贸n farmac茅utica poco 茅tica en la d茅cada de 1990.

Seg煤n un estudio realizado en 15 pa铆ses africanos en 2020, el 49% de los encuestados dijeron que cre铆an que Covid-19 fue dise帽ado por un pa铆s extranjero, y el 45% que los africanos se utilizan como 芦ratones de laboratorio禄 en ensayos de vacunas. Los factores pol铆ticos internos tambi茅n socavaron la confianza de los africanos. El Afrobar贸metro mostr贸 que quienes no conf铆an en su gobierno tienen diez veces menos probabilidades de querer la vacuna. En Ghana, el 40% de los que no tienen la intenci贸n de vacunarse citaron este factor como causa.

En Sud谩frica, un fraude en los contratos de comunicaciones oblig贸 al ministro de Salud a dimitir en medio de una pandemia. 芦La gente est谩 preocupada por los efectos secundarios de la vacuna, pero eso no es todo禄, dice Mia Malan, directora ejecutiva del Centro de Periodismo de Salud Bhekisisa de Sud谩frica. 芦El mismo gobierno involucrado en los esc谩ndalos de corrupci贸n dirige las campa帽as de vacunaci贸n. Muchos no conf铆an . 芦

Seg煤n Malan, la malversaci贸n dej贸 al Ministerio de Salud sin dinero para campa帽as pro-vacunas. Para ella, la inmunizaci贸n obligatoria en el sector privado deber铆a aumentar la adherencia a los medicamentos.

La dependencia casi total de 脕frica de las vacunas importadas 鈥攕贸lo el 1% de las dosis aplicadas se producen en el continente鈥 es otro problema. La inversi贸n en la producci贸n local de agentes de inmunizaci贸n y materias primas se considera una forma de mejorar el acceso de los africanos a la protecci贸n, aunque no de forma inmediata.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *