La Uni贸n Europea necesita un 25 de abril





1) Comencemos con Portugal. Vali贸 el 25 de abril. Despu茅s de 46 a帽os, la evocaci贸n de este D铆a de la Libertad sigue siendo un objetivo nacional. Como ya he escrito algunas veces, con el 25 de abril, Portugal comenz贸 a 芦liberar las libertades fundamentales禄. Me gusta la expresi贸n 芦libertades fundamentales libres鈥淒ebido a que indica / arruga un proceso continuo, un proceso nunca terminado pero en movimiento, de lucha, el m谩s dif铆cil de los cuales es liberar las partes internas, en la mente de cada uno.





En estos 46 a帽os, mucho podr铆a haber ido mejor. El balance es, sin embargo, muy positivo. Hubo cambios importantes en el pa铆s en el que vivimos. Desde el principio, el derecho a la libertad de expresi贸n y expresi贸n, no ser arrestado por el crimen de opini贸n y nunca correr el riesgo de ser asesinado por esas mismas razones. Todo esto parece absurdo. El problema es que, con Salazar y Marcelo a la cabeza del pa铆s, no fue as铆.

2) Hoy, todo parece colapsar con este coronavirus. Relaciones, afectos, la vida m谩s simple, tomar caf茅, todo cambi贸. Portugal y el mundo se enfrentan a un desaf铆o gigante: masacrar a este virus.

A pesar de esta calamidad, los que sentimos el 25 de abril no podemos quitarnos de la mente, en ning煤n momento, lo que era Portugal y lo que ya se ha logrado desde Portugal con el 25 de abril. En este sentido, la Asamblea de la Rep煤blica hizo bien en conmemorar esta fecha en un formato ajustado a las circunstancias.

Desde el 25 de abril hasta hoy, Portugal se ha convertido en 谩reas fundamentales como la salud, la educaci贸n, la investigaci贸n cient铆fica y el bienestar social y econ贸mico. No tanto las mentalidades, pero en contacto con el mundo, se abri贸 y ha estado compensando lentamente algunos atavismos de bloqueo.

Como ejemplo, observe el impacto de las primeras telenovelas brasile帽as en las 芦aduanas禄 nacionales. Cumplieron su papel. Ahora bastante prescindible. Haz telenovelas portuguesas. Sobre problemas de naturaleza social.

Algunos cambios significativos





3) Portugal ha logrado, a nivel mundial y europeo, tasas envidiables en salud. Una tasa actual de mortalidad infantil de 2.8 por mil contra 38.9 en 1975. Una esperanza de vida promedio m谩s alta que la de la Uni贸n Europea. Califica t茅cnicos de alta calidad con gran demanda en el exterior.

Y, sobre todo, establecer un SNS funcional, aunque escasos de recursos materiales y humanos, con resultados tangibles, traducidos por ejemplo en los 铆ndices referidos y reconocidos internacionalmente. A este SNS, a pesar del componente exagerado de la privatizaci贸n de los servicios de salud a los que se desv铆an demasiados recursos financieros p煤blicos, se debe la exitosa lucha contra el coronavirus.

El ense帽anza, con 茅nfasis en la universidad y el polit茅cnico, se extendi贸 a todas las capas de la poblaci贸n portuguesa. Pecando solo por una apertura, en todos los niveles de educaci贸n, menos acompa帽ada de m茅todos pedag贸gicos innovadores y contenidos m谩s deseables.

En investigaci贸n cientifica, Portugal de Abril registr贸 un progreso significativo. Constitu铆a centros de investigaci贸n e innovaci贸n de excelencia, algunos en conjunto con los sectores econ贸micos. Un buen indicador. Muchos de ellos con cient铆ficos residentes en otros pa铆ses. Compite en proyectos internacionales con 茅xito. Tiene un n煤mero significativo de cient铆ficos, muchos de ellos bastante j贸venes, en instituciones internacionales de gran prestigio.

Fue creado mas riqueza en el pais, aunque, seg煤n los datos de la OCDE, Portugal sigue siendo uno de los pa铆ses donde la desigualdad en la propiedad es sorprendente, lo que significa que una gran parte de la riqueza creada terminar谩 en manos de quienes no la generan, debido a la posici贸n de poder que posee.

Aunque, en el contexto de la Uni贸n Europea, si contin煤a ganando tan poco en Portugal, remuneraci贸n laboral Mostrar cambios radicales. En 1974, la remuneraci贸n media ser铆a de unos 39 鈧 / mes. En 2019, 1.170,3 euros (valores nominales). Es evidente que, en t茅rminos de paridad de poder adquisitivo, esta diferencia no es tan impactante.

驴Puede haber un rev茅s? Puede.

4) Desafortunadamente, los tiempos actuales son de gran incertidumbre. El siglo XXI ha sido muy astuto para Portugal.

Ya tuvimos los tiempos de la troika, con la sensaci贸n de que el pa铆s estaba retrocediendo en todos los 谩mbitos. Las restricciones financieras eran claramente visibles, la tasa de desempleo se acercaba al 19% y el empobrecimiento debido a los recortes de ingresos en la poblaci贸n en general, y los pensionistas y pensionistas en particular.

Hubo un per铆odo posterior con el ‘artilugio’, de cierta recuperaci贸n de ingresos, pero en el que la 芦familia gris禄 fue poco contemplada. Al mismo tiempo, hubo una mejora sustancial en las cuentas p煤blicas, lo que trajo algo de alivio.

De repente, el coronavirus est谩 sobre nosotros y comienza otra fase dif铆cil. Una econom铆a casi paralizada con costuras rotas. Las perspectivas actuales y futuras son muy oscuras. Es esencial enfrentar esta situaci贸n en solidaridad.

Nuevas tecnolog铆as

5) 驴C贸mo encontrar nuevos caminos? La realidad futura ser谩, dir茅, diferente, bastante diferente. 驴Qu茅 铆mpetu dar a las nuevas tecnolog铆as?

驴Podr铆a ser que el uso del teletrabajo 芦forzado禄, por ejemplo, puede abrir una luz para repensar las diferentes formas de reorganizar la sociedad, las empresas y la vida de las personas? 隆El descubrimiento de nuevas soluciones, que no deshumanizan el trabajo y la vida social, puede tener repercusiones en los nuevos formatos para la reorganizaci贸n de las ciudades, el transporte, la familia e incluso proporcionar una revisi贸n de las condiciones de vida!

Para todo esto, es necesario pensamiento estrat茅gico, planes de enorme audacia en los campos de la econom铆a y el bien social y la financiaci贸n de grandes cantidades.

La uni贸n europea

6) Ning煤n pa铆s tiene la capacidad, solo, de superar esta situaci贸n. Portugal y otros pa铆ses enmarcan la Uni贸n Europea. Y su conciencia de esta nueva realidad ser谩 positiva.

Hasta el momento, no se han previsto momentos prometedores. La solidaridad a煤n no ha despertado aqu铆. Incluso el Consejo Europeo del 23 de abril, solo era razonable haber sido breve. Los pa铆ses se limitaron a presentar sus posiciones y delegar a la Comisi贸n la implementaci贸n del Fondo de Recuperaci贸n de Crisis antes del 6 de mayo.

Se ha asumido que el monto del Fondo puede ser de alrededor de 1.5 billones de euros (12 ceros – 1 bill贸n). Todo lo dem谩s qued贸 sin definir: 驴ser谩 un pr茅stamo, se perder谩 o si se mezclar谩 en qu茅 proporci贸n?

El desacuerdo aqu铆 es abismal. Volvi贸 al principio, con los cuatro pa铆ses habituales haciendo hincapi茅 en que esta cantidad debe funcionar como un pr茅stamo. La mayor铆a de los pa铆ses defienden al menos una parte sustancial no reembolsable y el monto del pr茅stamo asociado con un vencimiento extendido. Espa帽a habla de pr茅stamo perpetuo.

Este Fondo se financiar谩 en el mercado en nombre de la Comisi贸n: emisiones de deuda. Pero el veh铆culo para emitir la deuda permaneci贸 en la nube, as铆 como las condiciones bajo las cuales los pa铆ses deciden ir al Fondo.

Finalmente, la conclusi贸n final puede llevar a una situaci贸n de desastre para pa铆ses como Portugal que no tienen las condiciones para un mayor endeudamiento, o al menos, para pr茅stamos bajo ciertas condiciones. Por otro lado, ni siquiera se prev茅n otras fuentes de financiaci贸n, como el uso de impuestos a las multinacionales.

Este problema no es nuevo. El Parlamento Europeo ha estado discutiendo. No avanza por razones ideol贸gicas. Hay grupos de partidos que argumentan que el impuesto debe imponerse en el lugar donde se lleva a cabo la actividad: el argumento de la soberan铆a nacional, a corto, corto plazo y otros de manera encubierta cubren el gran capital.

De esta manera, muchos miles de millones escapan del bolso p煤blico. Capital deja de pagar viajando por el offshores, perpetuando la evasi贸n fiscal incluso en sus pa铆ses de origen, como los Estados Unidos.

En resumen, una vez m谩s se garantizar谩 la fuga de las grandes empresas a los impuestos. Y siempre ser谩n lo mismo para pagar la crisis. En conclusi贸n, la Uni贸n Europea necesita un 25 de abril, o al menos un Jacques Delors, para construir un espacio para el pensamiento y la acci贸n solidarios.

El autor escribe seg煤n la antigua ortograf铆a.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *