La Tierra tiembla cada 26 segundos y los científicos no saben por qué









Aunque hay más tecnología disponible para los humanos, todavía hay misterios que no se pueden resolver, justo debajo de nuestros pies. La Tierra, por ejemplo, vibra cada 26 segundos, como un reloj. Este pulso comenzó a ser detectado por sismógrafos a principios de la década de 1960 y, hasta el día de hoy, nadie sabe por qué. A pesar de ser un pitido débil, es suficiente para ser medible.

Desde hace varios a√Īos, existe una ‚Äúdiscusi√≥n‚ÄĚ entre cient√≠ficos que no est√°n de acuerdo con ninguna de las explicaciones presentadas hasta la fecha. Entonces, ¬Ņqu√© hace temblar a nuestro planeta?

Ilustración de la Tierra temblando cada 26 segundos

La Tierra tiembla misteriosamente cada 26 segundos

Este signo, un pulso, clasificado como "microsrossismo" en el lenguaje del geólogo, fue documentado por primera vez a principios de la década de 1960 por un investigador llamado Jack Oliver, del Observatorio Geológico Lamont-Doherty, EE. UU.

Oliver descubri√≥ en ese momento que esta se√Īal proven√≠a de alg√ļn lugar al sur del ecuador en el Oc√©ano Atl√°ntico. Adem√°s, el investigador pudo ver que era m√°s fuerte en los meses de verano del hemisferio norte (o invierno en el hemisferio sur).





Sin darse cuenta de la relaci√≥n entre el sujeto, en 1980, Gary Holcomb, un ge√≥logo del Servicio Geol√≥gico de los Estados Unidos, tambi√©n examin√≥ el extra√Īo micro√≠smo y descubri√≥ que es m√°s fuerte durante las tormentas. Sin embargo, su obra acab√≥ perdi√©ndose en el tiempo, aunque el temblor sigue bajo nuestros pies.

M√°s tarde, en 2005, Mike Ritzwoller, un sism√≥logo de la Universidad de Colorado y su equipo, se encontraron nuevamente con el extra√Īo pulso. En ese momento intentaron recopilar lo que hab√≠a sobre el tema, utilizando lo que Oliver hab√≠a descubierto, y poco o nada de lo que Gary Holcomb hab√≠a podido percibir.

As√≠, el entonces estudiante de posgrado Greg Bensen trabaj√≥ con datos s√≠smicos en su laboratorio. Ritzwoller quer√≠a saber qu√© encontraron y Bensen le mostr√≥ lo que hab√≠a obtenido. Apareci√≥ y se registr√≥ una fuerte se√Īal, procedente de alg√ļn lugar lejano.

Tan pronto como vimos esto, [o ent√£o investigador de p√≥s-doutoramento Nikolai Shapiro] y reconoc√≠ que hab√≠a algo extra√Īo, pero no ten√≠amos ni idea de qu√© era.

Explicó Ritzwoller.

Imagen de un lugar en el Golfo de Guinea llamado Bight of Bonny y será de allí de donde viene el terremoto

Datos que dejaron perplejo al equipo con algo sin explicación

Admirados por lo descubierto, el equipo examin√≥ el pitidos desde todos los √°ngulos posibles. Pero, ¬Ņlos instrumentos tienen alg√ļn problema? ¬ŅO ser√°n los an√°lisis? Entonces, ¬Ņrealmente est√° sucediendo esta actividad s√≠smica?

De hecho, todos los signos apuntaban a la √ļltima hip√≥tesis. Como tal, el equipo incluso pudo triangular la mu√Īeca hasta su origen. Llegaron a una √ļnica fuente en el golfo de Guinea, en la costa occidental de √Āfrica. Luego desenterraron el trabajo de Oliver y Holcomb y publicaron un estudio en 2006 en Geophysical Research Letters.

Sin embargo, hasta la fecha, nadie ha confirmado la fuente de esta actividad s√≠smica regular. Algunos afirman ser causados ‚Äč‚Äčpor olas, otros afirman que la fuente es la actividad volc√°nica. Si bien este pulso en particular es intrigante, el hecho de que haya actividad s√≠smica durante un per√≠odo de silencio (es decir, no durante un terremoto o erupci√≥n volc√°nica) es una vieja noticia. Hay un fondo de ruido s√≠smico sutil a nuestro alrededor todo el tiempo.

El ruido sísmico existe principalmente debido al sol. Nuestra estrella calienta la Tierra más en el ecuador que en los polos, lo que genera vientos, tormentas, corrientes y olas del océano. Cuando una ola golpea la costa, la energía se transfiere a la tierra.

Es como si estuvieras golpeando tu mesa. Deforma el área cercana a la articulación, pero luego se transmite a través de la mesa. Entonces, alguien que esté sentado al otro lado de la mesa, si pone su mano, o quizás su mejilla, sobre la mesa, puede sentir la vibración.

Explicó Ritzwoller.

Las olas que rompen en la tierra firme

En 2013, a√ļn sin una explicaci√≥n clara del misterio, Garrett Euler, el sism√≥logo de la Universidad de Washington, ide√≥ otra ubicaci√≥n. Seg√ļn √©l, este temblor ocurre en una parte del Golfo de Guinea llamada Bight of Bonny. Argument√≥ que las olas que golpearon la costa probablemente fueron la causa.

Cuando las olas cruzan el océano, es posible que la diferencia de presión en el agua no tenga mucho efecto en el fondo del océano. Pero cuando llega a la plataforma continental, donde el suelo sólido está mucho más cerca de la superficie, la presión deforma el fondo del océano (al igual que golpear una mesa deforma la superficie) y provoca pulsos sísmicos que reflejan la acción de las olas.

Dijo Doug Wiens de la Universidad de Washington en St. Louis.

A pesar de esta explicaci√≥n, no todos estaban completamente convencidos. En un art√≠culo del mismo a√Īo, un equipo dirigido por Yingjie Xia del Instituto de Geodesia y Geof√≠sica en Wuhan, China, propuso que la fuente m√°s probable del micro√≠smo de 26 segundos no eran las olas, sino los volcanes. Esto se debe a que el punto de origen del pulso est√° sospechosamente cerca de un volc√°n en la isla de Santo Tom√© en la Bah√≠a de Bonny.

De hecho, hay al menos otro lugar en la Tierra donde un volcán causa un microcosmos con algunas similitudes. Este es el volcán Aso en Japón.

Por eso, 60 a√Īos despu√©s de que se diera cuenta de que hay algo misterioso, nadie sabe todav√≠a con firmeza y certeza de qu√© se trata. La Tierra vibra cada 26 segundos y nadie sabe por qu√©.

Lea también:

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *