La tierra de fantasía se encuentra con la verdadera pandemia





¬ŅPor qu√© la respuesta a la nueva pandemia de coronavirus sigue sorprendiendo a tantos que se han acostumbrado a esperar el liderazgo estadounidense en la gobernanza, la ciencia y la salud p√ļblica? El 11 de septiembre de 2001 y la gran recesi√≥n de 2008 pusieron a prueba al pa√≠s en un corto espacio de tiempo, pero la respuesta a ambas crisis ayud√≥ a crear la mayor de todas.





La invasión de Irak y el abandono de la clase media después del colapso de 2008 agudizaron la corrupción que puso fin a la ocupación de Washington por las encuestas en 2016. La pandemia es solo un virus oportunista que encontró un organismo sin inmunidad.

Los Estados Unidos que dieron la bienvenida a mi padre, poco despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, eran una tierra de posibilidades. El per√≠odo final de la pol√≠tica de buena vecindad ayud√≥ a plantar a mi padre de clase media en la Universidad de Harvard en 1946. Si el inter√©s era ahuyentar al fantasma de la influencia comunista, el resultado fue uno de los primeros ambientalistas brasile√Īos influyentes, formado en lo que fue entonces conocido como el postgrado en ingenier√≠a sanitaria, la ciencia del futuro del medio ambiente.

En 1986, el Departamento de Educaci√≥n de Nueva York, donde hab√≠a aterrizado, ofreci√≥ una prueba de inteligencia para que mi hija de cinco a√Īos fuera asignada a un programa especial para ni√Īos superdotados en una escuela p√ļblica.

No sab√≠a lo que era ¬ędotado¬Ľ. Cuando el bur√≥crata me pregunt√≥ sobre ¬ęregalos¬Ľ, le respond√≠ que s√≠, por supuesto, ella recibi√≥ ¬ęregalos¬Ľ para su cumplea√Īos y Navidad. Mi hija no hablaba ingl√©s u otro segundo idioma. La prueba se administr√≥ en espa√Īol y, para mi sorpresa, trajo un resultado auspicioso. El sistema me dio la bienvenida.

Mi renta era el 50% de mi salario. Inicialmente reaccion√© diciendo que la vacante en el programa p√ļblico de √©lite era una forma de selecci√≥n social y racial. Pero no, no rechac√© el codiciado acceso a una de las escuelas p√ļblicas estelares de Manhattan.

Es difícil reconocer el país que hoy todavía es mi trabajo cubrir. No porque no haya existido desde su fundación. En los bordes, en bolsillos rurales y charlatanes televangelistas; en los monstruos vagamente izquierdistas y en contra de la ciencia de la nueva ola de la era de California, que manchó con indulgencia mientras los sombríos astronautas militares se dirigían a la luna.





El país loco y oscurantista siempre ha vivido con el país que fundó el ganador del Premio Nobel más longevo y hoy agoniza la democracia constitucional.

La inmunidad nacional se ha erosionado sistem√°ticamente durante al menos cuatro d√©cadas de desigualdad creciente, desprecio por las instituciones p√ļblicas y polarizaci√≥n insostenible.

A las 7 pm todas las noches, los neoyorquinos van a la ventana para aplaudir a los m√©dicos, enfermeras y trabajadores esenciales que contin√ļan entreg√°ndonos alimentos.

Pero la cara que no debemos olvidar, adem√°s de la de los h√©roes an√≥nimos, es la del senador republicano Kelly Loeffler del estado de Georgia. Ella tuvo acceso a la informaci√≥n sobre la pandemia de inteligencia y vendi√≥ $ 18 millones (R $ 97 millones) en acciones de compa√Ī√≠as que se ver√≠an afectadas por la inminente recesi√≥n.

Mientras tanto, atac√≥ a los dem√≥cratas en p√ļblico y neg√≥ la gravedad del riesgo de coronavirus. Estados Unidos hoy necesita inmunidad contra personas como ella en el poder.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *