La telemedicina como aliada de la asistencia sanitaria





En abril de 2020, en medio de la crisis de salud provocada por la pandemia Covid-19, la Ley 13.989 fue sancionada y aprobada por el Congreso Nacional, autorizando así el ejercicio de la telemedicina en el país en forma de emergencia. En ese momento, esta fue una respuesta a la demanda de médicos y pacientes de atención remota, evitando la propagación y contagio del nuevo coronavirus.





La regulación de la práctica médica en una realidad pospandémica todavía se está discutiendo. Pero lo que se ha observado es que, si se utiliza correctamente, la telemedicina puede ser un buen aliado para la asistencia sanitaria.

Tecnología para la salud

En DaVita Serviços Médicos, una red de clínicas integradas con más de 15 unidades en el Gran São Paulo y 27 especialidades médicas, la telemedicina ha servido no solo para aumentar la accesibilidad y facilidad de realización de consultas, sino también como una forma práctica y eficiente de complementar la atención coordinada e integrada, que monitorea de cerca y de manera integral al paciente, invirtiendo también en la prevención, por lo que la red es conocida.

Se recomienda la telemedicina cuando existe sospecha de Covid-19 y también en casos cotidianos, como seguimiento rutinario de enfermedades crónicas, presentación de pruebas y seguimiento de investigaciones diagnósticas, continuidad del tratamiento con necesidad de medicación repetida, solicitud de certificados y cuando existen limitaciones por parte del paciente, como personas mayores con debilidades o movilidad limitada, personas con comorbilidades y pacientes terminales.

Practicidad y eficiencia

A través de la tecnología, los pacientes recurrentes pueden acceder, también de forma remota, a un médico de familia, que tiene acceso a su historial y los ayuda en su viaje de salud. Por lo tanto, mantener actualizado el seguimiento. Las consultas realizadas por videoconferencia se registran siempre en una historia clínica electrónica, con un código de acceso único y, si el servicio requiere prescripción médica, se emiten con certificación digital estándar ICP-Brasil y se envían al correo electrónico del paciente.





La programación es sencilla: se puede realizar por teléfono o mediante el portal. La confirmación de la consulta así como el enlace para acceder a ella también llegan por correo electrónico. Se recomienda que, en el momento de la atención, el paciente se encuentre en un lugar con conexión a internet y, cuando sea necesario, los médicos del personal clínico que realizan las consultas virtuales puedan continuar el tratamiento presencialmente en una de las unidades de DaVita .

Es muy importante enfatizar, sin embargo, que la asistencia virtual no debe realizarse en situaciones de emergencia. En estos casos, se recomienda buscar servicios médicos como una sala de emergencias o, en casos más leves, el propio Servicio Inmediato de DaVita (presencial).

DaVita / Divulgación

Médico Responsable: Felipe Tolaini CRM 101,690

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *