La tecnología mejora la calidad de vida de los pacientes neurológicos





El Parkinson, un trastorno típico de los ancianos, es la segunda enfermedad neurodegenerativa más prevalente en el mundo, solo superada por el Alzheimer. Hay más de 10 millones de personas que viven con esta enfermedad en todo el mundo.¹ En Brasil, no hay cifras exactas, pero se estima que 200.000 personas tienen la enfermedad².





Resultado de la caída crónica en la producción de dopamina, un neurotransmisor que actúa principalmente sobre las células nerviosas, ¹ afecta el sistema nervioso central y el control motor del paciente.¹ Entre sus síntomas se encuentran alteraciones como temblor y lentitud en reposo, dificultad para caminar, trastornos del sueño, dolores articulares o de espalda, estreñimiento, pérdida del olfato, depresión, ansiedad y problemas urinarios.

La enfermedad aún no tiene cura, pero gracias a la terapia de estimulación cerebral profunda, ahora es posible tratar los síntomas asociados no solo con la enfermedad de Parkinson, sino también con el temblor esencial, la distonía primaria, la epilepsia y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Alivio de los síntomas

La terapia, llamada DBS (estimulación cerebral profunda), utiliza un dispositivo médico implantado quirúrgicamente, similar a un marcapasos cardíaco, para proporcionar estimulación eléctrica a áreas específicas del cerebro. “Estos pulsos mejoran las funciones perdidas por enfermedades neurológicas. Por ejemplo, quienes tienen Parkinson tienen movimientos voluntarios lentos – llamados bradicinesia -, temblores, rigidez y caminar con pasos pequeños, entre otros síntomas. Con el implante, sin embargo, hay una mejora significativa en la velocidad y amplitud de la marcha, rigidez y temblores reducidos. El paciente se vuelve más ágil ”, explica el neurocirujano Murilo Marinho, especialista en Trastornos del Movimiento de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp).

El geólogo José Maria Sobrinho se sometió a una cirugía para implantar DBS hace dos años y vio cómo su calidad de vida se transformaba. “Solo tenía 58 años y no podía realizar las actividades del día a día, como cepillarme los dientes, desabrocharme y desabrocharme el pantalón, peinarme o cortarme un filete. Ni siquiera podía beber agua sin derramarla. Ahora, hago todo esto sin ayuda. Tengo autonomía para seguir mi rutina. Me subió la autoestima, soy otra persona, ya casi ni tartamudeo ”, dice emocionado.

Innovación y tecnología de vanguardia

Atentos al desarrollo de soluciones que alivien el dolor y restauren la salud de la población, Medtronic, una de las mayores empresas mundiales en tecnología, servicios y soluciones médicas, acaba de traer a Brasil la versión más actual de DBS. Este es el neuroestimulador Percept™ PC con tecnología BrainSense exclusiva™, que detecta y registra las señales cerebrales de un paciente, lo que permite un tratamiento más personalizado y basado en datos.

Continúa después de la publicidad





Dispositivo de percepciónMedtronic / Divulgación

Mientras que la versión anterior enviaba el pulso según el horario establecido previamente por el médico, el nuevo neuroestimulador es capaz de registrar las actividades cerebrales, especialmente las anormales, derivadas de la enfermedad. “A través de este mapeo pudimos ajustar los estímulos, ajustar los parámetros, aumentar o disminuir el voltaje y, de esta forma, prolongar la estabilidad del paciente a lo largo del día”, explica Marinho.

Para acceder a los datos, a través de la tableta, el médico solo necesita instalar una aplicación. A partir de ahí, todos los eventos se comparten en una especie de diario digital con el equipo médico, quien podrá comparar e identificar tendencias y cambios a lo largo del tiempo.

Entre las ventajas que ofrece la tecnología BrainSense™ hay precisión en el tratamiento, ya que el equipo médico tiene acceso a datos objetivos de las señales cerebrales del paciente, adaptando la terapia sin necesidad de recurrir únicamente a la evaluación clínica o informes de impresiones personales del paciente o sus cuidadores.

Además, la nueva tecnología permite la realización de resonancias magnéticas, una de las principales pruebas para controlar la enfermedad de Parkinson, y tiene mayor durabilidad y menor consumo energético.

“La innovación simplifica la forma de afrontar la enfermedad, ofreciendo al médico datos más precisos que interfieren en su decisión, con el fin de mejorar las funciones deterioradas por la enfermedad”, explica Marinho. En consecuencia, se obtiene una ganancia para la salud y la vida diaria del paciente, que puede retomar sus actividades, recuperar su independencia y tener una mejor calidad de vida.

Referencias:
Fundación de Parkinson. Disponible en: https://www.parkinson.org/Understanding-Parkinsons/Statistics. Accedido en: out. 2020.
Ministerio de Salud. Disponible en: http://www.blog.saude.gov.br/index.php/34589-doenca-de-parkinson. Accedido en: out. 2020.

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *