La sonda toca el asteroide Bennu para tomar muestras





La nave espacial OSIRIS-REx entró en contacto este martes, aunque sea brevemente, con el asteroide Bennu, confirmó la NASA, pero el éxito del muestreo solo se conocerá dentro de unos días.





«Muestreo de contacto confirmado (…) completado», anuncia la agencia espacial estadounidense durante una transmisión en vivo de las operaciones.

El momento del contacto con el cuerpo celeste se celebró con aplausos, ya que representa la culminación de una misión que prosigue en el cuarto año.

Sin embargo, el éxito de este desembarco y muestreo solo se sabrá dentro de unos días. Se espera que OSIRIS-REx regrese a la Tierra dentro de tres años, en 2023.

La sonda se acercó a Bennu el 3 de diciembre de 2018. En ese momento, el dispositivo se acercó al asteroide después de unos minutos desde las 17:00 en Lisboa, después de un ‘viaje’ por el espacio durante más de dos años, en el que estuvo acercándose lentamente al cuerpo rocoso.

Esta es la primera misión de la NASA en estudiar y recolectar una muestra de un asteroide, en este caso uno de los más cercanos a la Tierra y el cuerpo celeste más pequeño jamás orbitado tan cerca por una sonda.

Descubierto en 1999, se sabe que Bennu es rico en carbono, un compuesto básico de la vida como se lo conoce.





Durante un año, OSIRIS-REx estudió el asteroide, sin aterrizar en él, con el fin de seleccionar un lugar seguro y científicamente interesante para recolectar, con la ayuda de un brazo robótico, un fragmento de roca que será enviado a analizar en la Tierra. donde se espera que la sonda regrese en 2023.

El plan preveía que el brazo robótico, que tiene poco más de tres metros de largo, tocaría la superficie del asteroide durante unos cinco segundos, tiempo durante el cual una explosión de gas nitrógeno (nitrógeno) haría oscilar la superficie. permitiendo la recolección de fragmentos de roca.

La pieza de asteroide, de al menos 60 gramos, aterrizará en la Tierra en una cápsula que se separará de la sonda y estará ‘equipada’ con un escudo térmico y un paracaídas.

Según la NASA, la misión ayudará a los científicos a comprender mejor cómo se formaron los planetas del Sistema Solar y cómo comenzó la vida en la Tierra. Los asteroides como Bennu contienen recursos naturales como agua, compuestos orgánicos y metales.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *