La sociedad de las m√°scaras.





Los r√°pidos cambios de comportamiento a nivel de personas y organizaciones son un enigma en el mundo, particularmente en las ciencias sociales. Espec√≠ficamente en los negocios, la misma compa√Ī√≠a puede ser conservadora en un contexto y marcar en otro, una innovaci√≥n modesta. En f√≠sica se dir√≠a que nos enfrentamos a una fase de transici√≥n. No es posible analizar una mol√©cula de agua o un electr√≥n en el metal y explicar sus comportamientos colectivos. Una mol√©cula de agua que cae sobre un bloque de hielo se congela, mientras que al caer en un vaso de agua se mezcla con los dem√°s. Los comportamientos son nuevos: nuevas fases de la materia (1).





En este contexto, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman (1925-2017) destaca, en su trabajo "Europa líquida", la fase líquida de la modernidad corresponde a lo efímero y la vulnerabilidad, no permitiendo la consolidación cultural. Es decir, la solidificación, lo que hace difícil consolidar nuevas ideas y construir caminos para resolver problemas serios.

Otros autores, como Marshal McLuhan (1911-1980), un estudioso de la comunicaci√≥n, inspirado en el mito de Narciso, se√Īalan que construimos extensiones de nuestros √≥rganos sensoriales para adormecernos. Es decir, necesitamos herramientas en todo momento para ayudarnos a responder a toda la presi√≥n sensorial que sufrimos en la vida cotidiana. Es una especie de auto-manipulaci√≥n que, como el mito de Narciso, nos hipnotiza con nuestra propia reflexi√≥n, inmoviliz√°ndonos para todo lo dem√°s y eso realmente importa. Sin darnos cuenta de esto, a trav√©s de tecnolog√≠as como tel√©fonos inteligentes, televisores digitales y tabletas, entre otros, ingresamos a la llamada sociedad del espect√°culo.

Seg√ļn Guy Debord (1931-1994), es en esta sociedad de espect√°culos donde vivimos, especialmente con respecto a la participaci√≥n, expresada por la gran cantidad de espect√°culos sociales que la consumen. Debord va m√°s all√° y se√Īala que hemos pasado de ser a ser y que ahora estamos en la etapa de nuestra opini√≥n. Tambi√©n establece que quienes generan productos de consumo, especialmente los medios, son aquellos que tienen inter√©s en reorganizar a las personas, d√°ndoles la orientaci√≥n deseada.

Como resultado, las imágenes del espectáculo se convierten en mediadores de las relaciones sociales y la ficción emergente del espectáculo se convierte en la realidad de la vida en sociedad, basada en una alienación generalizada que caracteriza la modernidad. El resultado de esta inercia es la abstracción de la acción en favor de la contemplación del objeto, convirtiendo la generalidad de los individuos en meros espectadores.

Por lo tanto, se forma un círculo vicioso alrededor de los individuos, y cuanto más contemplan, menos viven; y por lo tanto, cuanto más buscan y aceptan reconocerse en las imágenes dominantes de la sociedad, menos entienden la realidad, su propia existencia y menos alcanzan sus deseos.

A la luz de estas teorías, la película Joker (2), diría que ante la exposición total en la que vivimos, el egoísmo de algunos y el entumecimiento de los demás, cada uno ha establecido su propio personaje para vivir en sociedad. En unas pocas generaciones, hemos pasado de ser a tenerlo, luego a la opinión que uno tiene, y actualmente a la opinión que uno está viviendo una especie de "sociedad de disfraces", donde en realidad nada, nadie, Son lo que parecen ser. Como en la realidad virtual, las máscaras parecen servir a la sociedad de portada con la necesidad de liberar tensiones latentes, similar a lo que sucede en la película.





El Joker se hace pasar por un payaso, que ha sido vendido durante muchos a√Īos como malvado. Pero detr√°s de una m√°scara de payaso y una sonrisa exc√©ntrica hay una historia de humillaci√≥n y mentiras, sin el apoyo de la sociedad durmiente y curiosa. Solo Batman, el h√©roe con m√°scara de murci√©lago, puede salvarla de la tragedia y la autodestrucci√≥n representada simb√≥licamente en la decadencia de Gotham City.

Es deseable prestar atención a que las personas, jóvenes o mayores, cuando se sienten agredidas contra su humanidad, ya sea en Hong Kong (China), Bagdad (Iraq) o Santiago (Chile), salgan a la calle, luchen por sus derechos y, Sobre todo, intentan iniciar el cambio en el estado de cosas. Un acto final de esperanza democrática, en defensa de la soberanía y la libertad individual.

(1) Fuente: Bahacall, S., Loonshots, (2019), St Martin's Press.
(2) Interpretada por Todd Phillips, actores Robert De Niro, Joaquin Phoenix, Zazie Beetz, USA / CAN, 2019, Colors, 122 min.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *