La siesta en el medio del día ayudaría a bajar la presión





Una encuesta presentada en la 68ª Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología indica que esa siesta a mediodía ayuda a reducir la presión arterial, un factor importante para quien desea evitar hipertensión.

Seg√ļn los cient√≠ficos, ese es el primer estudio que eval√ļa el efecto del sue√Īo diurno en la presi√≥n de individuos en los que es pr√°cticamente normal. Anteriormente, ya hab√≠an descubierto que, en hipertensos, esta cochilada est√° asociada a niveles m√°s adecuados ya menores cantidades de remedio.

El equipo de estudiosos analiz√≥ a 212 personas con presi√≥n sist√≥lica de 129,9 mmHg, en promedio. Este es el primer n√ļmero que el m√©dico habla despu√©s de medir su presi√≥n con aquel aparato que aprieta el brazo, el esfigmoman√≥metro. S√≥lo no se confunda: muchas veces el profesional simplifica ese dato – en el caso, √©l dir√≠a 12,9 y completar√≠a con el dado de la presi√≥n diast√≥lica. O 12,9 por 8, como ejemplo.

Adem√°s, los participantes ten√≠an 62 a√Īos, en promedio, y uno de cada cuatro fumaba y / o ten√≠a diabetes tipo 2.

Entonces, fueron divididos en un grupo que haría siesta y otro que permanecería despierto todo el día. Ellos usaron un monitor portátil para monitorear la presión arterial a intervalos regulares durante un día entero, en lugar de sólo una vez en la clínica.





Los expertos verificaron los registros hechos por 24 horas consecutivas, la duraci√≥n de la siesta, los h√°bitos y la rigidez de las arterias. Tambi√©n ajustaron factores que influenciaron los n√ļmeros finales, como edad, g√©nero, estilo de vida y medicamentos.

En el final de los an√°lisis, se constat√≥ que la media de la presi√≥n sist√≥lica era de 5 mmHg menor en quien cochil√≥ (127,6 mmHg) comparado a quien se acord√≥ (132,9 mmHg). Adem√°s, cada 60 minutos de sue√Īo, el nivel cay√≥, en promedio, 3 mmHg.

A pesar de no parecer una diferencia enorme, el hallazgo tiene su importancia. "Una caída de 2 mmHg es capaz de reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, como el ataque al corazón, en un 10%", justifica, en un comunicado de prensa, el cardiólogo Manolis Kallistratos, del Hospital General Asklepieion, en Grecia, que participó la investigación.

De acuerdo con el experto, esa sería una medida tan efectiva como cambiar algunos hábitos. Por ejemplo: el manejo en la sal disminuye el índice en 3 a 5 mmHg. Una baja dosis de medicamentos para la hipertensión sustrae de 5 a 7 mmHg.

"Basado en nuestros hallazgos, quien tiene el privilegio de tomar una siesta durante el día va a mejorar su presión. Los cochilos pueden ser fácilmente adoptados y no tienen costo ", concluye Kallistratos.

Por supuesto, otras investigaciones deben ser hechas para confirmar ese hallazgo y su magnitud. Pero queda el recado de que esa sonequinha puede hacer un bien da√Īado para la circulaci√≥n.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *