La salud mental de las mujeres merece mayor atención









El asunto salud mental nunca ha sido tan evidente, más aún después de una pandemia. Pero los trastornos mentales no afectan a todos por igual. Las mujeres, por ejemplo, son más propensas a trabajar doble turno (en el ámbito profesional y doméstico) y a vivir experiencias de violencia psicologica y fisica al largo de la vida.

Tener en cuenta este contexto y también sus características fisiológicas (como las fluctuaciones hormonales a lo largo de la vida) es fundamental. Pero estos factores rara vez se consideran en los consultorios.

Para difundir este concepto, los especialistas en el tema se han centrado en varios estudios y han creado el libro electronico “Trastornos Psiquiátricos en la Mujer: Diagnóstico y Manejo”, publicado por la asociación entre Artmed y la Asociación Brasileña de Psiquiatría (ABP).

Este material, disponible en el sitio web del grupo A+, tiene como objetivo sensibilizar a los profesionales de la salud de todas las especialidades para comprender las peculiaridades del tema. Pero el paciente, consciente de estas cuestiones, también puede ser mejor preparado para hablar con su médico.

“Todos estos factores, ya sean biológicos o psicosociales, hacer que las mujeres sean más vulnerables a la depresión”, ejemplifica el psiquiatra Joel Rennó, uno de los organizadores de la publicación.

“Nuestra misión es hacer que el ginecólogo, obstetra, oncólogo y demás profesionales de la salud tengan más conocimientos sobre el tema para que el diagnóstico precoz se convierta en regla”, destaca Rennó.





Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
telegrama

Hoy, lamentablemente, es común ver a las mujeres ser medicadas incorrectamente o que se ignoren los síntomas de una enfermedad mental. Con eso, la imagen puede evolucionar.

“El paciente con cáncer de mama necesita un apoyo adecuado cuando recibe la noticia del diagnóstico, mientras que las mujeres embarazadas con antecedentes de depresión necesitan cuidados especiales…”, cita la psiquiatra.

medicinas para ellos

Ser mujer también hace una diferencia en la elección del tratamiento, algo muy discutido en el material. Por ejemplo: tratar un trastorno bipolar es diferente en las primeras etapas de la vida, y hay aún más detalles durante el embarazo.

Continúa después de la publicidad

Ya en la menopausia se produce una confusión hormonal capaz de abrir las puertas a la depresión. “Sin embargo, aunque sabemos que los estrógenos tienen una conexión con el sistema nervioso central, no siempre es este tipo de hormonas las que deben ser el foco del tratamiento”, informa la doctora.

+ Lea también: Qué es la menopausia: qué tratamientos y formas de prevenir los síntomas

No es sólo la falta de conocimiento sobre estos aspectos lo que suele dificultar el acceso de las mujeres a la mejor atención. El machismo tiene aquí su parte de responsabilidad. Después de todo, los estudios con fármacos psiquiátricos han comenzado recientemente a considerar variables femeninas.

“Lo común era evaluar a los hombres y extender los resultados a las mujeres, sin considerar el uso de píldoras anticonceptivas, el ciclo menstrual y otras particularidades”, observa Rennó.

De hecho, las drogas psiquiátricas en general siempre están en la mira de nuevas investigaciones. La variedad solo ha aumentado en los últimos años, pero aún no es posible calificar qué es lo mejor para cada fase de la vida femenina. Por lo tanto, los libro electronico indica la información más fiable, según datos científicos, para cada caso.

+ Lea también: 60 años de la píldora anticonceptiva: las principales dudas al respecto

Hay muchos prejuicios por ahí

Otra misión de libro electronico es romper prejuicios. Es solo que situaciones como la depresión posparto y las enfermedades relacionadas con la menstruación todavía tienden a minimizarse, en opinión del médico.

“El trastorno disfórico premenstrual ahora está catalogado como una enfermedad, y las mujeres embarazadas con antecedentes de depresión tienen mayor riesgo de recaídas durante el embarazo o después del parto”, describe el médico.

El trastorno disfórico premenstrual (TDPM) es como un síndrome premenstrual más grave, que afecta la calidad de vida. A las mujeres se les impide trabajar, estudiar e incluso llevar una vida social más activa. Rennó recuerda que existen tratamientos capaces de devolver al paciente a su rutina normal en menos de una semana. Sólo tiene el diagnóstico correcto.

En el embarazo, el error más común, según el médico, es suspender la medicación sin intercambiar información con el psiquiatra. “Descontinuar el tratamiento es más peligroso porque, en caso de recaídas, se puede dañar el desarrollo del cerebro fetal. También aumenta el riesgo de que ese niño, en el futuro, padezca alguna condición psiquiátrica”, advierte el médico.

  • relacionado
  • Mente sanaCuando la sociedad enferma a las mujeres23 de abril de 2022 – 12:04 p. m.
  • Mente sanaEl machismo es, sí, malo para la salud30 junio 2021 – 12:06
  • MedicamentoViolencia obstétrica: qué es y cómo prevenirla24 de febrero de 2022 – 19:02
Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *