La publicación que casi arruinó la vida de una mujer y lo que revela sobre los peligros de internet





Un agente de bienes ra√≠ces en los Estados Unidos tuvo su vida al rev√©s debido a una publicaci√≥n en Internet en la que fue denunciada como una ¬ędestructora de viviendas¬Ľ atrapada por un cliente que ten√≠a relaciones sexuales con su esposo.





El contenido de la publicaci√≥n hab√≠a sido fabricado, pero caus√≥ un gran da√Īo en la vida de la corredur√≠a, la polaca-estadounidense Monika Glennon, especialmente en la carrera profesional. Pas√≥ dos a√Īos tratando de eliminar el contenido da√Īino de Internet y descubrir qui√©n estaba detr√°s de la publicaci√≥n.

El descubrimiento del autor, y especialmente las razones que lo llevaron a atacar a Glennon, son impactantes y sirven de advertencia sobre los peligros a los que estamos sujetos en Internet, un lugar donde las personas no se ven, no se conocen y a menudo lo hacen. imágenes de cada uno a través de algunos comentarios escritos.

La incre√≠ble historia de Monika Glennon, contada en un podcast de la serie ¬ęQue Hist√≥ria!¬Ľ, De BBC News Brasil, mostr√≥ que este es un mundo en el que cualquiera con resentimiento y teclado puede destruir la vida.

¬°Tienes que ver esto!

Monika Glennon naci√≥ en Polonia. Fue a la universidad en los Estados Unidos, le gust√≥ el pa√≠s y decidi√≥ quedarse por un tiempo. Finalmente se cas√≥ con un militar estadounidense. Tuvo dos hijos, ahora crecido y trabajando, y ha vivido durante m√°s de 12 a√Īos en Huntsville, Alabama, donde siempre ha trabajado como corredor de bienes ra√≠ces.

Vivi√≥ una vida tranquila, t√≠pica de la clase media alta. ¬ęNo √©ramos ricos sino felices¬Ľ, dijo en un comunicado al programa ¬ęOutlook¬Ľ. la BBC

Todo estuvo bien, hasta una fat√≠dica ma√Īana en septiembre de 2015.





¬ęMi tel√©fono celular comenz√≥ a sonar muy temprano¬Ľ, dijo Glennon. ¬ęEra mi jefe, dici√©ndome que mirara los mensajes que me hab√≠a enviado, que alguien hab√≠a escrito algo malo sobre m√≠. Pens√© que era una cr√≠tica en el sitio web de la compa√Ī√≠a, hab√≠a estado trabajando como agente durante varios a√Īos y sab√≠a que no era perfecto. ¬ęPuede que haya tenido un mal d√≠a, algunos clientes no estaban satisfechos e hicieron una publicaci√≥n critic√°ndome¬Ľ.

¬ęMi jefe se refer√≠a a una publicaci√≥n de Facebook de la compa√Ī√≠a de bienes ra√≠ces. Ella dijo: ‘¬°Tienes que ver esto!'¬Ľ

La publicaci√≥n de Facebook de bienes ra√≠ces ten√≠a un enlace a una p√°gina web. ¬ęComenc√© a leer, y creo que entr√© en estado de shock. ¬°No pod√≠a creerlo, fue horrible! Fue una historia contada por un supuesto cliente m√≠o, a quien le habr√≠a mostrado ocho casas. Ella dice que ella y su esposo estaban muy satisfechos conmigo. Pero hubo un d√≠a en que quer√≠a ver una casa, pero no pudo, tuvo una reuni√≥n y envi√≥ a su esposo solo. Esa reuni√≥n se habr√≠a cancelado en el √ļltimo minuto, y decidi√≥ tomar el autom√≥vil y acompa√Īar la visita ¬ę.

¬ęElla dice (en la publicaci√≥n) que, cuando lleg√≥ all√≠, mir√≥ el fondo, la sala de estar, la cocina, realmente estaba disfrutando de la casa, pero cuando subi√≥, se encontr√≥ cara a cara conmigo y con su esposo teniendo sexo en el piso¬Ľ. una habitaci√≥n. Da detalles gr√°ficos. Dice que los atrap√≥ a los dos desnudos en una alfombra blanca, tom√≥ fotos y que m√°s tarde, gracias a esas fotos, se divorci√≥ ¬ę.

¬ęElla termina el texto d√°ndome a mis contactos y haciendo una alerta dirigida a las mujeres: para que nunca me contraten como agente, porque ser√≠a ‘un enemigo de las mujeres decentes’. Y puso mi foto en la publicaci√≥n, la foto que us√≥ profesionalmente. Fue una historia totalmente inventada. Estaba petrificado. Casi me desmayo ¬ę.

‘Empec√© a caminar armado’

El texto hab√≠a sido publicado originalmente en un sitio web llamado shesahomewrecker.com (¬ęella es una destructora del hogar¬Ľ, en traducci√≥n gratuita) en el que se publican quejas sobre mujeres que supuestamente sedujeron a otros maridos. Un usuario de Internet llamado Ryan Baxter, probablemente un nombre falso, hab√≠a enviado el enlace a ese mensaje de texto a todos los contactos de Glennon en Facebook, su esposo y sus dos hijos.

¬ęDespert√© a mi esposo y le mostr√© la publicaci√≥n. Estaba furioso. Pero nunca dud√≥ de m√≠, me conoce bien. ‘Ella no tiene tiempo para eso’, dijo¬Ľ, dice Glennon.

¬ęMis amigos tambi√©n, en ning√ļn momento, pensaron que podr√≠a ser cierto. Y aunque sab√≠a que no era cierto, comenc√© a cuestionar mi cordura, a preguntarme si hubiera sido posible que hubiera borrado algo de mi memoria. Es curioso c√≥mo mi mente viaja. Y me enoj√© mucho. ¬ŅC√≥mo puede una persona hacer algo as√≠? ¬ę

Glennon no pod√≠a imaginar qui√©n de sus clientes o conocidos podr√≠a estar detr√°s de la historia falsa en el sitio y su publicaci√≥n en Facebook. Escane√≥ sus correos electr√≥nicos, trat√≥ de encontrar un punto de conflicto, lo que podr√≠a indicar la amargura de un cliente. Incluso pens√≥ que podr√≠a ser un golpe bajo de compa√Ī√≠as competidoras o alguna persona envidiosa.

Ella pensó que la verdad pronto saldría a la luz y que podría seguir adelante con su vida. Pero Glennon subestimó la fuerza de una historia falsa difundida por Internet.

¬ęTan moderna como es la ciudad de Huntsville, permanece en el ‘Cintur√≥n de la Biblia’ (el llamado ‘cintur√≥n de la Biblia’, como se conoce a la regi√≥n en el sureste de los Estados Unidos, que abarca varios estados en los que los evang√©licos conservadores ejercen una gran influencia en la sociedad. ¬ŅAdulterio? ¬°No puedo! Mis clientes comenzaron a desaparecer. Las √ļnicas llamadas que recib√≠ fueron de hombres siniestros que respiraban ruidosamente por tel√©fono. Llamaron porque mis datos todav√≠a estaban en Internet. No quer√≠a eliminar los contactos, mi trabajo depende de Internet

La historia comenz√≥ a circular y a ser compartida. Seg√ļn Glennon, aparecieron versiones a√ļn m√°s expl√≠citas. ¬ęTrat√© de sacar estas publicaciones, pero cada vez que ped√≠a un sitio web, no pasaba nada. Y m√°s hombres llamaron para preguntarme. Ten√≠a mucho miedo. Pusimos sistemas de vigilancia en la casa. Y comenc√© a armarme¬Ľ.

‘Nazi disfrazado’

Glennon contrat√≥ abogados que acudieron a los tribunales para tratar de eliminar las publicaciones de Internet y localizar al autor de la publicaci√≥n original. Tom√≥ un a√Īo cuando los abogados, despu√©s de varias citaciones judiciales, llegaron a un nombre: Mollie Rosenblum.

¬ęEra un completo desconocido, viv√≠a en Athens, Alabama, a 45 minutos de mi casa¬Ľ, explica Glennon.

¬ęNo descubr√≠ su conexi√≥n conmigo hasta m√°s tarde. En 2014, una estaci√≥n de televisi√≥n local inform√≥ sobre una adolescente que hab√≠a visitado Auschwitz y se hab√≠a tomado selfies sonriendo, lo que caus√≥ controversia, mucha gente lo consider√≥ una gran falta de respeto. Vi este informe en el sitio web de la televisi√≥n. Era una ni√Īa de 18 a√Īos, su padre era fan√°tico de la Segunda Guerra Mundial, so√Īaban con visitar el campo de concentraci√≥n de Auschwitz juntos. Pero el padre muri√≥ de c√°ncer y esta ni√Īa fue sola a presentarse. su sue√Īo. Fue entonces cuando se tomaron esa selfie ¬ę.

¬ęHubo duras cr√≠ticas hacia ella en los comentarios, llam√°ndola nazi. Decid√≠ comentar, escrib√≠ que, a los 18 a√Īos, muchos cometen errores, y que no hab√≠a necesidad de maldecirla as√≠. Mollie Rosenblum, quien es jud√≠a, tambi√©n era particip√≥ en la discusi√≥n y me ofendi√≥ mi comentario. Ella me busc√≥ en Internet y, en cuesti√≥n de unas horas, escribi√≥ la historia falsa y la public√≥ en el sitio web shesahomewrecker.com ¬ę.

Los abogados tambi√©n descubrieron qui√©n fue la persona que distribuy√≥ la publicaci√≥n de Rosenblum a los amigos y contactos de Facebook de Glennon, usando el nombre Ryan Baxter. Era una mujer de poco m√°s de veinte a√Īos, Hannah Lupian, que vive en California, y nunca hab√≠a tenido ninguna conexi√≥n con las dos mujeres. Ella frecuentaba shesahomewrecker.com y aparentemente disfrutaba distribuyendo los textos a familiares y conocidos de las personas reportadas all√≠.

Los abogados contactaron a Mollie Rosenblum. Ella admiti√≥ haber escrito la publicaci√≥n original y se disculp√≥, pero dijo que si fuera demandada, se har√≠a p√ļblica en las redes sociales para explicar las razones que la llevaron a crear la historia falsa. De hecho, unos meses despu√©s, public√≥ en Facebook que hab√≠a inventado la historia del adulterio de Glennon, pero que lo hab√≠a hecho porque ser√≠a una antisemita, una ¬ęneonazi disfrazada¬Ľ.

¬ęPens√© que iba a tener un ataque al coraz√≥n¬Ľ, dijo Glennon. ¬ęHab√≠an pasado dos a√Īos, estaba harto y decid√≠ contactarla. Mis abogados dijeron: ‘¬ŅEst√°s loco? ¬°No hagas esto!’. Pero lo hice. La invit√© a una cita. en un restaurante en Atenas, su ciudad, y se top√≥ con √©l ¬ę.

‘Una persona bien articulada’

El d√≠a de la reuni√≥n, el esposo de Glennon estaba esperando al otro lado de la calle, armado, ¬ępara cualquier cosa¬Ľ.

¬ęEntr√© en el restaurante, Mollie estaba sentada. Comenz√≥ a la defensiva. Pregunt√≥ si era polaca. Dijo que s√≠, y dijo ‘oh, entonces eres neonazi’. Dije, ‘¬°Absolutamente no!’ Y comenc√© a explicar eso. Nac√≠ en la Polonia comunista, al igual que mi familia. Ella hizo varias preguntas y yo las respond√≠ todas ¬ę.

¬ęLuego me habl√≥ de ella, que lee mucho, que estudia historia. Es una persona muy articulada. Pasamos cuatro horas hablando. Al final, dijo que deber√≠a haberme contactado en Facebook, trat√≥ de conocerme antes de reaccionar. Ella reaccion√≥¬Ľ. se disculp√≥, prometi√≥ que tratar√≠a de eliminar la publicaci√≥n original y que comentar√≠a en las p√°ginas que hab√≠an publicado la historia, diciendo que era una mentira y disculp√°ndose. La perdon√© por sentirse mejor y seguir adelante ¬ę.

Monika Glennon y su familia gastaron m√°s de $ 100,000 en abogados y el caso tard√≥ dos a√Īos en resolverse y juzgarse. Mollie Rosenblum y Hannah Lupian fueron condenados por difamaci√≥n e infracci√≥n de derechos de autor, debido al uso no autorizado de la foto de Glennon, y se les orden√≥ asumir los costos del juicio y los da√Īos, un total de $ 290,000.

Hasta mediados de este a√Īo, a Glennon no se le reembols√≥ un centavo, porque las dos mujeres no tienen dinero.

Para Glennon, sin embargo, fue un alivio saber que la publicaci√≥n que hab√≠a hecho tan mal en su vida ¬ęno proven√≠a de una persona conocida¬Ľ.

Ella contin√ļa con su vida, pero quiere beneficiarse positivamente de la dif√≠cil experiencia que tuvo. ¬ęDecid√≠ contar mi historia para que la gente conozca los peligros de Internet¬Ľ.Somos un negocio operado y de propiedad familiar.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *