La próxima generación de la UE





Las crisis revelan políticos e instituciones. Los desafíos que resultan de una crisis sanitaria, presupuestaria y económica como la que estamos experimentando requieren políticos e instituciones fuertes y clarividentes. La Unión Europea, con sus conocidas divisiones norte-sur y su pesada maquinaria burocrática, tuvo (tiene) todo para fracasar en esta crisis, como sucedió en parte en 2008-2011.





Sin embargo, fallar en una crisis como esta tendr√≠a (tendr√°) probablemente un da√Īo irreversible. No es solo el momento particularmente fr√°gil que la Uni√≥n ya est√° atravesando en un contexto posterior al Brexit. Tambi√©n es el da√Īo a la confianza y los lazos intraeuropeos lo que puede generar la falta de solidaridad entre los estados, al contar a los muertos y practicar la medicina de guerra. Es la ola de desempleo y miseria lo que puede causar el colapso de las empresas en toda Europa, pero especialmente en los estados menos ricos. Es la amenaza para el mercado interno que resulta de que algunos estados est√©n financieramente disponibles para ayudar a sus empresas y otros no, pero tambi√©n de otros bloques econ√≥micos que ayudan a sus empresas m√°s y mejor que la UE.

Tuve la oportunidad de escribir en este periódico que la Unión Europea nunca ha sido tan desafiada como lo es hoy, siendo este su gran momento decisivo. Ursula Von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, dijo lo mismo en su discurso ante el Parlamento Europeo hace unos días. Úrsula sabe lo que es Europa, sabe su importancia, sus valores y, sobre todo, se ha dado cuenta exactamente de la magnitud del desafío que se avecina. De todas las veces que podría haber sido golpeada por una crisis de esta magnitud, la Unión Europea es afortunada (o digna) de tener un presidente de la Comisión como Ursula.

La Comisión tomó la iniciativa para responder a la crisis, dejando los primeros signos poco inspiradores de las primeras reuniones del Consejo Europeo en el fondo. Tras liberar la disciplina presupuestaria a los Estados miembros al comienzo de la crisis, aprobar un nuevo marco jurídico sobre ayudas estatales y establecer una máquina rápida y eficiente para la aprobación de medidas notificadas por los Estados miembros, la Comisión Ahora ha llegado a proponer un plan de recuperación económica de 750 mil millones de euros, financiado a través de fondos que obtendrá directamente de los mercados. La mayor parte de esta cantidad se asignará directamente a los Estados miembros para decidir a dónde irán los fondos.

Al no ser la mutualización tan controvertida de la deuda, es lo más cercano que se puede alcanzar sin necesariamente eliminar a los estados del norte de Europa para que la acepten, lo que revela una gran habilidad política. El Presidente de la Comisión anunció que el plan tiene como objetivo invertir y revitalizar la economía social de la Unión, proteger el mercado interior, ayudar a equilibrar las cuentas comerciales en toda Europa, al tiempo que impulsa la transición hacia una economía verde y digital, preparándose así, el camino y el futuro de la próxima generación de europeos.

Las crisis revelan políticos e instituciones. Algunos se extinguen y abandonan la escena, mostrando su irrelevancia. Otros se destacan y se vuelven inevitables. Cuando la Unión Europea estaba bajo una fuerte amenaza (interna y externa), Úrsula se reveló y también reveló la Unión.





Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *