La policía desembarca a la fuerza 77 migrantes rescatados en el Mediterráneo





Las autoridades libias desembarcaron a la fuerza a 77 migrantes que, por miedo a ser torturados en los centros de detención de Libia, no quisieron abandonar en el puerto de Misrata el buque portacontenedores que los rescató en el Mediterráneo.





"Las fuerzas policiales, armadas, entraron en el barco y sacaron a los inmigrantes a la fuerza, en medio de los enfrentamientos se lanzaron gases lacrimógenos, algunas personas resultaron heridas", dijo a la agencia de noticias Efe un testigo que se encontraba en el puerto.

Fuentes policiales explic√≥ a la agencia espa√Īola que los migrantes fueron llevados el martes por la noche a centros de detenci√≥n, a pesar del pedido de la organizaci√≥n no gubernamental Amnist√≠a Internacional, que advirti√≥ que tal acci√≥n ser√≠a una nueva violaci√≥n a los derechos humanos.

El portavoz del buque con bandera de Panamá, Ayoub Jassem, dijo que las fuerzas de seguridad entraron en el barco después de que las negociaciones con los migrantes fallaran el objetivo de un desembarque voluntario.

"Sólo 14 de los 91 migrantes aceptaron abandonar el barco", afirmó, agregando que "seis migrantes resultaron heridos en la operación y fueron transportados al hospital más cercano".

La coordinadora humanitaria de la ONU para Libia, María Ribeiro, denunció el asalto al buque, en un comunicado divulgado en las redes sociales.

"La comunidad humanitaria está triste por la forma en que se produjeron los hechos. Los refugiados y migrantes que estaban a bordo procedían de Etiopía, de Eritrea, de Sudán del Sur, de Pakistán, de Bangladesh y de Somalia", destacó.





"No querer abandonar un barco relativamente seguro que los rescató del peligro en el mar es una reacción comprensible. No es aceptable que los esfuerzos de mediación no hayan permitido una solución pacífica", agregó.

La organización afirmó que el hecho de que el buque se vio obligado a navegar hacia Libia tras el rescate supone una violación de la ley internacional que impide el desembarque de personas en países donde no se respetan los derechos humanos.

"La negativa a desembarcar es una prueba clara de las horribles condiciones a las que los migrantes y solicitantes de asilo est√°n sujetos en los centros de detenci√≥n de Libia", se√Īal√≥ Heba Morayef, directora de Amnist√≠a Internacional en Oriente Medio y √Āfrica del Norte.

"Los gobiernos europeos y el gobierno de Panamá deben trabajar con las autoridades libias y encontrar una solución para garantizar que estas personas no van a ser detenidas indefinidamente en Libia, donde se practica la tortura", advirtió.

Human Rights Watch incita a las autoridades libias a que permitan inmediatamente que las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales se pongan en contacto con las personas expulsadas a la fuerza del buque, encuentren alternativas para su detención e investiguen eventuales recursos ilegales a la fuerza ".

Los 91 migrantes fueron rescatados el pasado día 9 de noviembre cuando navegaban a la deriva en un barco neumático precario que dejó las costas libias con la intención de llegar a Italia.

Cuando regresaron al puerto de Misrata, 14 de ellos aceptaron desembarcar y el resto se negó a abandonar el barco, asegurando que preferían "morir a bordo" que volver a un país donde dicen haber sufrido tortura.

Despu√©s de la insurrecci√≥n en 2011 que derroc√≥ a Muammar Gadafi del poder, Libia es v√≠ctima del caos y de la guerra civil, siendo un punto de paso para migrantes que huyen de guerras o de pobreza en √Āfrica, buscando mejores condiciones de vida en Europa.

Varios grupos de derechos humanos advirtieron que los migrantes están sujetos a la explotación, a los abusos de traficantes ya las milicias locales.

En los √ļltimos a√Īos, los pa√≠ses europeos proporcionaron formaci√≥n y fondos a las autoridades de Libia para reducir el flujo migratorio en el mar Mediterr√°neo, donde miles de migrantes perdieron la vida.

Los buques comerciales se han vuelto cada vez m√°s la √ļnica posibilidad de rescate de migrantes en el mar y en los √ļltimos meses se han encontrado repetidamente en situaciones de hostilidad a la llegada de los migrantes por parte de los gobiernos europeos paralelamente a la vigencia de la ley mar√≠tima internacional que obliga el rescate de personas.

La agencia de la ONU para las migraciones (ACNUR) anunció que unos 850 migrantes murieron al intentar atravesar el mar Mediterráneo desde principios de 2018, comparando con 2.100 en el mismo período en 2017.

La agencia estima que más de 40 mil alcanzaron los países europeos desde enero de 2018, comparando con 80 mil en la misma altura en 2017.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *