La pobreza interna bruta est√° creciendo





¬ŅTiene una vida mejor hoy que en julio?





Dada la situaci√≥n, uno ni siquiera deber√≠a preguntar eso. Despu√©s de todo, las acciones han subido; la econom√≠a agreg√≥ m√°s de un mill√≥n de puestos de trabajo en ¬ęagosto¬Ľ (explicar√© las cotizaciones en un minuto); Las estimaciones preliminares sugieren que el Producto Interno Bruto de Estados Unidos est√° aumentando r√°pidamente en el tercer trimestre, que finaliza este mes.

Pero el mercado de valores no es la economía: más de la mitad de todas las acciones son propiedad de solo el 1% de los estadounidenses, mientras que la mitad inferior de la población tiene solo el 0,7% del mercado.

El empleo y el PIB, en cambio, son prácticamente la economía. Pero no son el punto principal de la economía. Lo que algunos economistas y muchos políticos olvidan a menudo es que la economía no se trata fundamentalmente de datos, se trata de personas. Me gustan los datos tanto, o probablemente más, que a nadie. Pero el éxito de una economía no debe medirse por estadísticas impersonales, sino por la mejora en la vida de las personas.

Y el simple hecho es que en las √ļltimas semanas la vida de muchos estadounidenses ha empeorado mucho.

Obviamente, esto es cierto para los aproximadamente 30,000 estadounidenses que murieron en Covid-19 en agosto – en comparaci√≥n, solo 4,000 personas murieron en la Uni√≥n Europea, que tiene una poblaci√≥n m√°s grande -, m√°s el n√ļmero desconocido pero mayor de nuestros ciudadanos que sufri√≥ da√Īos duraderos a la salud. Y no mire ahora, pero el n√ļmero de nuevos casos de coronavirus, que estaba en declive, parece haber llegado a la meseta; entre el D√≠a del Trabajo en los EE. UU. [7/09 em 2020] y la reapertura de las escuelas, es muy probable que la situaci√≥n del virus empeore de nuevo.

Pero las cosas ya han empeorado para los millones de familias que han perdido la mayor parte de sus ingresos normales como consecuencia de la pandemia y a√ļn no los han recuperado. En los primeros meses de la depresi√≥n pand√©mica, muchos de estos estadounidenses sobrevivieron gracias a la ayuda federal de emergencia. Pero gran parte de esa ayuda se recort√≥ a fines de julio y, a pesar de las mejoras en el empleo, estamos en medio de un enorme aumento de la pobreza nacional.





Así que hablemos de ese informe de trabajo.

Un aspecto importante a tener en cuenta sobre las estad√≠sticas oficiales de empleo mensual es que se basan en encuestas realizadas en la segunda semana del mes. Por eso us√© comillas en ¬ęagosto¬Ľ. Lo que en realidad nos dio el informe del viernes fue una instant√°nea de la situaci√≥n del mercado laboral alrededor del 12 de agosto.

Esto puede ser importante. Los datos privados sugieren una ralentizaci√≥n del crecimiento del empleo desde finales de julio. Por lo tanto, es probable que el pr√≥ximo informe de empleo, que se basar√° en los datos recopilados esta semana y tambi√©n el √ļltimo antes de las elecciones, sea m√°s d√©bil que el anterior.

En cualquier caso, ese informe de agosto no fue excelente, considerando el contexto. En tiempos normales, una ganancia de 1,4 millones de puestos de trabajo sería impresionante, incluso si algunos de ellos fueran una burbuja temporal asociada con el censo. Pero todavía tenemos 11 millones de empleos menos de los que teníamos en febrero.

Y la situaci√≥n sigue siendo muy dura para los trabajadores m√°s afectados. El declive de la pandemia ha afectado de manera desproporcionada a los trabajadores del sector del ocio y la hosteler√≠a, como los restaurantes, y el empleo en ese sector todav√≠a est√° un 25% por debajo de lo normal, mientras que la tasa de desempleo de los trabajadores de la industria sigue estando por encima de 20 %, m√°s de cuatro veces su nivel hace un a√Īo.

En parte debido al lugar donde se concentr√≥ la ca√≠da, los desempleados tienden a ser estadounidenses que ganaban salarios bajos incluso antes del declive econ√≥mico. Y un hecho inquietante sobre el informe de agosto fue que los salarios medios aumentaron. No, no fue un error de impresi√≥n. Si los trabajadores de bajos ingresos m√°s afectados por la ca√≠da fueran recontratados, esperar√≠amos que los salarios promedio cayeran, como lo hicieron durante la recuperaci√≥n de mayo y junio. El aumento de los salarios promedio en este momento es una se√Īal de que quienes realmente necesitan trabajo no lo est√°n consiguiendo.

Por lo tanto, la econom√≠a contin√ļa desvi√°ndose de los que m√°s necesitan recuperarse.

Pero la mayor parte de la red de seguridad que sostuvo temporalmente a las víctimas económicas del coronavirus se ha desgarrado.

La Ley CARES, aprobada en marzo, otorgó a los desempleados $ 600 adicionales por semana en beneficios. Este suplemento jugó un papel crucial para limitar las dificultades extremas; la pobreza incluso puede haber disminuido.

Pero el suplemento terminó el 31 de julio y parece que los senadores republicanos no harán nada para restaurar la ayuda antes de las elecciones. El intento del presidente Donald Trump de decretar un suplemento semanal de $ 300 por decreto no llegará a muchas personas y resultará inadecuado incluso para quienes lo reciban. Es posible que las familias hayan sobrevivido unas semanas con sus ahorros, pero las cosas se van a poner muy difíciles para millones de personas.

La conclusi√≥n es que antes de citar las estad√≠sticas econ√≥micas, debe pensar en lo que significan para las personas y sus vidas. Los datos no son insignificantes: un mill√≥n de puestos de trabajo ganados es mejor que un mill√≥n de puestos de trabajo perdidos, y un PIB en crecimiento es mejor que uno que se reduce. Pero a menudo hay una desconexi√≥n entre los n√ļmeros de los titulares y la realidad de la vida estadounidense, y esto es especialmente cierto en este momento.

El hecho es que esta economía simplemente no está funcionando para muchos estadounidenses que enfrentan tiempos difíciles, que gracias a las decisiones políticas de Trump y sus aliados solo se están volviendo más difíciles.

Traducción de Luiz Roberto Mendes Gonçalves

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *