La plataforma analiza datos bancarios y expresiones faciales para combatir la trata de personas





Cerca de una calle de discotecas, una sucursal bancaria emite varias transferencias de dinero a una peque√Īa ciudad en un pa√≠s lejano.





Recopilar datos sobre transferencias bancarias como estas puede ayudar a desmantelar las redes de trata de personas, ya que la información allana el camino para identificar los lugares donde las víctimas son explotadas, los puntos de captura de personas y dónde están los delincuentes que se benefician de ellas.

Una plataforma lanzada en noviembre, llamada Traffic Analysis Hub, comenzó a recopilar información de diferentes fuentes en la misma base de datos, que se compartirá con agencias como ONG que luchan contra la trata de personas, las fuerzas de seguridad y los investigadores.

‚ÄúEl uso de datos no reduce el trabajo de campo, pero lo dirige. En lugar de investigar todos los clubes nocturnos de la ciudad, podemos dirigir a los equipos a donde los datos indican que hay sospechas m√°s claras ¬ę, explica Seb√°stian S√°nchez, director de la ONG Pasos Libres, con sede en Bogot√° y socio del proyecto.

¬ęTambi√©n permitir√° unir esfuerzos entre peque√Īas entidades y grandes empresas, que anteriormente estaban dispersas¬Ľ.

La plataforma tiene como objetivo tener un alcance global. Fue creado por IBM y recibió datos de instituciones financieras como Barclays, Santander y Western Union.

Poco a poco se invita a ONG e investigadores a poner sus datos y tener acceso al material. Por ahora, las entidades brasile√Īas a√ļn no participan, pero deber√≠an llamarse.





Brasil es el blanco de varias maneras: es un lugar para capturar víctimas que se enviarán al extranjero o a regiones más ricas del país y también una ruta para los extranjeros, que vienen aquí para tratar de llegar a otro destino, como los Estados Unidos.

Las redes de trata de personas atraen a los pobres al ofrecer trabajos bien remunerados en el extranjero. Sin embargo, al llegar a los destinos, los viajeros se ven obligados a trabajar en condiciones inhumanas en cultivos, fábricas o prostitución.

Viajar es a menudo arriesgado. En octubre, se encontraron 39 cuerpos de vietnamitas en el compartimento de carga de un carro en ruta hacia el Reino Unido.

Seg√ļn las estimaciones de los investigadores que participan en el proyecto, la trata de personas causa alrededor de 40 millones de v√≠ctimas al a√Īo en todo el mundo y genera decenas de miles de millones de d√≥lares. Gran parte de este monto circula a trav√©s del sistema financiero, oculto por los esquemas de lavado de dinero.

La gran cantidad de datos se analizar√° utilizando inteligencia artificial para buscar patrones de transacciones y ubicaciones sospechosas, a fin de crear mapas con rutas y ubicaciones sospechosas.

Los datos se almacenan en los servidores de IBM en la nube y, seg√ļn la compa√Ī√≠a, no contienen informaci√≥n personal de ning√ļn tipo.

Sin embargo, existe el temor de que el conocimiento generado por la plataforma pueda ser utilizado por gobiernos y entidades para tratar de detener a los refugiados e inmigrantes irregulares.

El sistema ya ha permitido encontrar vínculos entre un caso de reclutamiento de personas en Rumania y granjas en Irlanda del Norte, lo que indica una ruta desde Europa del Este a las plantaciones irlandesas, por ejemplo.

El mapa también muestra qué entidades contribuyeron con datos en cada región, abriendo espacio para acciones conjuntas entre agentes de diferentes países.

Otra idea es analizar imágenes de cámaras de seguridad del banco utilizando un software capaz de reconocer expresiones como la inseguridad y el miedo, lo que puede indicar que una persona fue al banco a depositar dinero bajo presión.

La detección de tal situación allana el camino para las operaciones policiales o la distribución de folletos que explican cómo las personas en riesgo pueden pedir ayuda.

‚ÄúExiste la imagen de que la trata de personas involucra solo a personas encarceladas en lugares cerrados, pero eso no es todo. Hay otras formas de coerci√≥n ‚ÄĚ, dice Claudia Romanelli, l√≠der de Ciudadan√≠a de IBM para Am√©rica Latina.

Adem√°s de los datos bancarios, el sistema proporciona la inclusi√≥n de datos de registro en hoteles, informaci√≥n de compa√Ī√≠as telef√≥nicas y mensajes en redes sociales, actualmente ampliamente utilizados para atraer a las v√≠ctimas con falsas promesas laborales.

¬ęPodremos analizar qu√© tipos de anuncios publicados tienden a ser perjudiciales, y hacer esto en funci√≥n de los matices de cada idioma y cultura, para que sea m√°s eficaz¬Ľ, dice Romanelli.

Incluso con la ayuda de la tecnología, liberar a las víctimas es un proceso delicado.

‚ÄúEn la mayor√≠a de los casos, la persona no quiere buscar al Estado, por temor a ser deportada o castigada, ni generar una investigaci√≥n que se prolongar√° durante a√Īos. Ella quiere sacarlo de su vida pronto ¬ę, dice Graziella Rocha, investigadora de Asbrad (Asociaci√≥n Brasile√Īa para la Defensa de Mujeres, Ni√Īos y J√≥venes).

¬ęY existe el temor de lo que le suceder√° a la familia. Los reclutadores saben d√≥nde viven los familiares de la persona. Si se producen amenazas, ¬Ņla polic√≠a podr√° protegerlos?¬Ľ

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *