La pandemia aumenta la tasa de suicidios en Japón después de una década de declive





Por primera vez en más de una década, la cantidad de suicidios ha aumentado nuevamente en Japón, en una tendencia que los investigadores señalan como resultado de la pandemia de coronavirus. Los datos también revelan un enfoque de género: los suicidios entre los hombres disminuyeron y entre las mujeres aumentaron.





Según una encuesta publicada por el Ministerio de Salud el viernes (22), el año pasado se registraron 20,919 muertes en esta categoría, 750 casos más que en 2019.

Es como si, cada 25 minutos, una persona se suicidara en Japón, país que tiene una larga historia de problemas con esta práctica, vista de forma distorsionada como una forma de evitar la vergüenza o el deshonor.

En la primera mitad de 2020, las cifras parecían mantener la disminución constante observada en los últimos 15 años, incluidos diez años consecutivos de disminución desde 2009. Sin embargo, desde julio, la curva de suicidios ha comenzado a aumentar en medio del estrés emocional y financiero causado por la pandemia.

En total, 13,943 hombres y 6,976 mujeres se quitaron la vida en Japón el año pasado. Entre los hombres, la cifra representa una caída del 1% con respecto a 2019, mientras que la tasa entre las mujeres marca un crecimiento del 14,5%.

Según activistas e investigadoras, una de las causas probables es el aumento del desempleo entre las mujeres, más numeroso en trabajos precarios, especialmente en hoteles y restaurantes, dos sectores muy afectados por la crisis económica generada por Covid-19.

«Continúa la dolorosa tendencia al aumento de los suicidios entre las mujeres», dijo un portavoz del Ministerio de Salud durante una conferencia de prensa. «Los suicidios son el resultado de muchas cosas diferentes, pero creo que podemos decir con certeza que el virus ha tenido un impacto en factores económicos y de estilo de vida».





Según las cifras publicadas el viernes, el peor mes fue octubre, cuando se registraron 2.153 suicidios, el total mensual más alto en más de cinco años. Ese mes, 851 mujeres se quitaron la vida, lo que representó un aumento del 82,6% en comparación con octubre de 2019.

Durante muchos años, buscar ayuda psicológica fue una práctica estigmatizada en Japón, como si fuera una señal de debilidad. Sin embargo, después de que los suicidios alcanzaran un máximo de 34.427 casos en 2003, los legisladores japoneses elaboraron un programa de prevención integral, que se lanzó cuatro años después.

A través de una combinación de esfuerzos gubernamentales y corporativos, que incluyeron la identificación de grupos de riesgo, la ampliación del acceso a la atención de salud mental y la limitación de la cantidad de horas extraordinarias (el exceso de trabajo se considera un factor agravante), los suicidios disminuyeron a poco más de 20.000 en 2019, el nivel más bajo desde 1978 .

Para la profesora Michiko Ueda, de la Universidad de Waseda, en Tokio, los datos de la encuesta caracterizan un punto de inflexión. «Ciertamente el coronavirus es un factor importante, y se espera que las cifras vuelvan a aumentar este año», dijo el experto a la agencia de noticias AFP.

Otra preocupación de las autoridades es el aumento de las tasas de suicidio entre los jóvenes. Según la encuesta, más de 300 niños y adolescentes hasta los 18 años se suicidaron entre abril y noviembre, cifra que representa un aumento del 30% respecto al mismo período de 2019.

Según una portavoz del Centro de Prevención del Suicidio de Tokio, los jóvenes se han convertido en un público particularmente vulnerable porque están más ansiosos por el futuro y sufren más por el deterioro de las relaciones sociales.

Señales de advertencia

  • Hablar de querer morir, de no tener un propósito, de ser una carga para los demás o de sentirse atrapado o con un dolor insoportable.
  • Buscando formas de suicidarte
  • Consume más alcohol o drogas
  • Actuar ansioso, agitado o irresponsable
  • Duerme demasiado o muy poco
  • Sintiéndose aislado
  • Muestra enojo o habla de venganza
  • Tiene cambios de humor extremos

Que hacer

  • No dejes a la persona sola
  • Retirar armas de fuego, alcohol, drogas u objetos punzantes.
  • Lleve a la persona para asistencia especializada.
  • Llamar a los canales de ayuda

188

es el número de teléfono del Life Valuation Center (CVV). También es posible recibir apoyo emocional a través de Internet (www.cvv.org.br), correo electrónico, chat y Skype las 24 horas del día.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *