La oportunidad de explorar petróleo en la reserva ambiental de Alaska se opone a los modelos de desarrollo





Cincuenta d√≠as antes de las elecciones estadounidenses, hoja Comenz√≥ a publicar la serie de reportajes ‚Äú50 estados, 50 problemas‚ÄĚ, que trata temas estructurales en EEUU y presente en la campa√Īa electoral que decidir√° si Donald Trump permanece en la Casa Blanca o si cede la presidencia a Joe Biden.





Hasta el 3 de noviembre, día de las elecciones, los 50 estados del país serán el punto de partida para analizar qué problemas tendrá que afrontar el próximo -o el mismo- líder estadounidense.

*

Bajo una llanura helada, hogar de osos polares y tierra de pueblos ind√≠genas en el √Ārtico, la posibilidad de producir miles de millones de barriles de petr√≥leo es objeto de una disputa que se opone a diferentes modelos de desarrollo para Estados Unidos.

Despu√©s de seis d√©cadas, el Refugio Nacional de Vida Silvestre del √Ārtico (ANWR), en Alaska, una de las reservas naturales v√≠rgenes m√°s grandes del pa√≠s, durante la administraci√≥n de Donald Trump parte de su territorio despejada para subastas de √°rea. para la exploraci√≥n de petr√≥leo y gas.

Una ley requiere que las licitaciones en al menos dos zonas se realicen para fines de 2021, y la Casa Blanca actual se postula para realizar una de ellas a finales de este a√Īo. Sin embargo, juicios que cuestionan la celeridad y la forma en que el gobierno elabor√≥ ‚Äč‚Äčel estudio de impacto ambiental, adem√°s de la dificultad de explorar la ubicaci√≥n y los riesgos de da√Īo a la imagen de las empresas involucradas, pueden retrasar el proceso.

Con m√°s del 17% de la extensi√≥n territorial estadounidense, Alaska lleg√≥ a representar, en la d√©cada de 1980, alrededor del 25% de la producci√≥n de petr√≥leo del pa√≠s. Pero a pesar de que Estados Unidos se convirti√≥ en el mayor productor del mundo en 2015, la producci√≥n anual en el estado ha ido cayendo a√Īo tras a√Īo desde 2003.





A√ļn as√≠, el estado depende en gran medida de esta industria. Aproximadamente un tercio de los empleos en Alaska son generados por el sector, y aproximadamente el 85% del presupuesto estatal proviene del petr√≥leo.

Seg√ļn la Agencia de Informaci√≥n Energ√©tica de EE. UU., El estado todav√≠a tiene vastas reservas sin explotar, incluidas las llanuras costeras de la ANWR. Estimaciones del Departamento del Interior proyectan que los 6.313 m¬≤ – alrededor del 8% del refugio – pueden producir hasta 10 mil millones de barriles.

Sin embargo, para los gwich’in, pueblo ind√≠gena que ha vivido en la zona durante miles de a√Īos, ¬ęla decisi√≥n de violar el territorio sagrado es un ataque a nuestros derechos, nuestra cultura y nuestra forma de vida¬Ľ, dice Bernadette Demientieff. director ejecutivo del Comit√© Gwich’in.

Seg√ļn los ambientalistas, la exploraci√≥n petrolera en la regi√≥n afectar√≠a la vida silvestre, incluidos los renos, los osos polares y las aves migratorias, y afectar√≠a los medios de vida de los pueblos nativos. La extracci√≥n tambi√©n contribuir√≠a al calentamiento global en una regi√≥n que ya est√° sufriendo el deshielo.

La presidenta de la Asociaci√≥n de Petr√≥leo y Gas de Alaska, Kara Moriarty, por otro lado, sostiene que el desarrollo ¬ęen una peque√Īa parte de la ANWR¬Ľ es necesario para satisfacer la demanda nacional e internacional y ¬ęcuenta con el apoyo de los ciudadanos de Alaska¬Ľ.

La controversia sobre el refugio se incluyó en la carrera presidencial y refleja dos visiones diferentes sobre la relación entre el desarrollo energético y el cambio climático.

El demócrata Joe Biden dice que, si es elegido, trabajará para reducir significativamente las emisiones de carbono. Entre las propuestas para el área ambiental está la protección del refugio de Alaska.

El exvicepresidente tambi√©n promete invertir US $ 2 billones (R $ 10,48 billones) en infraestructura de energ√≠a limpia en los sectores de transporte, energ√≠a y construcci√≥n durante cuatro a√Īos. El objetivo es eliminar las emisiones de carbono del sector el√©ctrico en el pa√≠s en 15 a√Īos.

El actual presidente y candidato republicano a la reelecci√≥n, Donald Trump, celebr√≥ cuando el Congreso autoriz√≥ el plan para las subastas de ANWR. Seg√ļn una lista de 50 prioridades para un nuevo mandato, ¬ęcontinuar√° la agenda de desregulaci√≥n para la independencia energ√©tica¬Ľ, basada en los combustibles f√≥siles, orientaci√≥n que viene implementando desde 2017, cuando asumi√≥ la Casa Blanca.

Trump, que niega la existencia del calentamiento global, retiró a Estados Unidos del Acuerdo de París, la principal iniciativa mundial para frenar el cambio climático. Internamente, amplió la exploración de petróleo y gas en el océano, aprobó la instalación de oleoductos en áreas indígenas y eliminó las reglas impuestas por la administración Obama para incentivar la producción de energía limpia.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *