La mujer más odiada de Australia puede ser inocente de la muerte de sus hijos





Es conocida como la mujer más odiada de Australia. Fue condenada a 25 años de prisión por la muerte de los cuatro hijos, en el plazo de 10 meses. El caso que chocó el país va a ser revisado.





Han pasado 15 años desde que Kathleen Folbigg fue considerada culpable de la muerte de los cuatro hijos menores. El caso que estaba dormido puede volver a entrar en discusión. Se revalorizará cinco años después de que el equipo de abogados de la mujer haya puesto en cuestión algunos de los puntos clave de la acusación.

La petición apunta dudas a las pruebas forenses que constituyen gran parte del caso y comportan declaraciones de testigos y profesionales médicos. Una conversación telefónica entre la mujer, que ya cumplió gran parte de la pena a la que fue condenada, y una amiga fueron transmitidas en la televisión australiana.

En la llamada telefónica, la mujer explica las notas que escribió en su diario, durante el período de duelo por la muerte de sus hijos. Los textos del diario representan una parte importante de la acusación.

El marido de la condenada, Craig, se unió al caso después de haber encontrado los diarios de la mujer. "Yo soy hija de mi padre", escribió la mujer en una de las notas. Folbigg tenía sólo 18 años cuando el padre apuñaló a su madre en una calle de Sydney.

En la llamada emitida por la "Australian Story", Folbigg explica que escribió aquello en el "sentido de culpar a ella misma". "Me culpo por todo, me siento responsable porque, como madre, eso es lo que una persona hace", explicó.

En otra entrada del diario, la mujer escribió que la hija Laura había sido "un bebé bien humorado". El cuerpo de la niña fue encontrado sobre la cama cuando tenía sólo 19 meses de edad. "Me siento como la peor madre del mundo, con miedo, ella me dejará como hizo Sarah. Yo sé que era cruel con ella algunas veces y ella se fue, con una pequeña ayuda", escribió.





Fue precisamente esta última frase que la acusación usó para apuntar responsabilidades a la mujer por la muerte de su propia hija. En la conversación telefónica, Folbigg justifica lo que escribió: "Me refería a Dios oa la otra entidad superior, algo de extraño, que yo no percibía, estaba sucediendo".

En declaraciones al mismo programa televisivo, la mujer expresó que estaba frustrada por la demora en la revisión del caso, que entró en los tribunales hace tres años.

El juicio de la mujer se extendió por más de siete semanas. Durante el proceso, quedó demostrado que la mujer sofocó y mató a todos los cuatro hijos. La hermana adoptiva de Folbigg testificó contra la mujer y el marido, cuando descubrió el diario, también se unió a la acusación.

Con los nuevos datos en juego, el caso que sacudió a Australia puede ser reabierto. Para Stephen Cordner, experto australiano en investigación forense, no hay pruebas suficientes de que la mujer sea la responsable de la muerte de los niños.

Después de analizar todo el material que sirvió de base a la acusación, a petición de los abogados de la mujer, el investigador concluyó que dos de los hijos habrán muerto de Síndrome de Muerte Súbita Infantil. Otro de los chicos ha muerto tras un ataque de epilepsia. Laura, el último niño a morir, puede haber sucumbido tras una miocarditis.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *