La moderación de políticas no es un cheque en blanco





Joe Biden tuvo que ceder el paso esta semana a la indiscutible estrella de rock de la pol√≠tica estadounidense. El lanzamiento de las nuevas memorias de Barack Obama dej√≥ al mundo nost√°lgico de tanto que se ha perdido en los √ļltimos cuatro a√Īos: la decencia, la reflexi√≥n, la madurez y, no debemos olvidar, el dominio del idioma.





Mientras escribo, los titulares sobre los nuevos desafíos legales de Donald Trump para el conteo de votos aparecen en la televisión en silencio, sin ninguna posibilidad real de cambiar el resultado de las elecciones.

En este punto, es dif√≠cil distinguir al presidente del pr√≠ncipe nigeriano de esa estafa por correo electr√≥nico, de los primeros d√≠as de Internet, que ped√≠a ¬ętransferencia urgente de fondos¬Ľ. Todos los d√≠as, la campa√Īa republicana bombardea su preciosa lista de destinatarios con solicitudes fraudulentas de dinero para respaldar las cuentas de los abogados.

El bipartidismo que ha dominado el sistema electoral estadounidense desde mediados del siglo XIX ya no existe. De momento, hay un partido vencedor en las elecciones presidenciales que alberga desde el centro derecha hasta los socialistas. Y luego está el partido, fundado en 1854 para combatir la esclavitud, ahora secuestrado por extremistas, simpatizantes o firmes defensores de la supremacía blanca.

Mientras el presidente electo anuncia los nombres del pr√≥ximo gobierno, la prensa que contin√ļa cubriendo la pol√≠tica como un deporte monitorea las ganancias de los moderados en el equipo de Biden.

La elección del demócrata fue vista como una lección para 2022 en Brasil e inspira a la fracturada oposición al extremista de Planalto a cortejar al centro. Pero un examen de la historia reciente de Estados Unidos muestra que es necesario hacer una pausa para mezclar goma de mascar con plátanos.

El propio Obama reconoció, en las memorias, el impacto de la devastadora disposición de los rehenes republicanos a Donald Trump. La retórica de la esperanza y la unidad nacional eligió al moderado Obama en 2008. La realidad llamó a la puerta en las elecciones de 2010, que marcaron el inicio de las derrotas de los demócratas en el Congreso y las legislaturas estatales y frenaron su presidencia.





Fue el a√Īo en que el movimiento Tea Party explot√≥ en la escena nacional, impulsado por multimillonarios que inflaron el descontento con los paquetes de rescate de la econom√≠a, luego del crash de 2008.

Es importante recordar que Biden es un pol√≠tico minorista mucho m√°s h√°bil que su exjefe, quien lo supera en hablar en p√ļblico, pero no en el cuerpo a cuerpo con los pol√≠ticos.

El cheque en blanco por moderación, sin embargo, debe considerarse a la luz de la experiencia de Obama. Cada movimiento que hizo para adaptarse a la oposición republicana fue recompensado con más chantajes y obstrucciones.

El ejemplo m√°s evidente ocurri√≥ en el √ļltimo a√Īo de gobierno, cuando la muerte de un juez abri√≥ una vacante en la Corte Suprema. En marzo de 2016, Obama eligi√≥ al juez Merrick Garland, el nombre que encontr√≥ m√°s aceptable para su aprobaci√≥n en el Senado controlado por los republicanos.

El l√≠der Mitch McConnell rob√≥ el esca√Īo de Obama en la Corte Suprema, alegando inconstitucionalmente que solo el presidente electo en noviembre de ese a√Īo deber√≠a nombrar un juez. La muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, a cinco semanas de las elecciones presidenciales de este a√Īo, hizo lo contrario: McConnell vot√≥ para instalar a la ultraderechista Amy Coney Barrett en la corte.

El per√≠odo postelectoral sorprende por el apetito de m√°s radicalizaci√≥n que muestra la minor√≠a que constituye la base dura de Donald Trump y no acepta el resultado de las urnas. El hecho de que la mayor√≠a de los republicanos electos guarden silencio ante esta nueva ola radical debe interpretarse como una se√Īal de lo que se avecina.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *