La mejor dieta del mundo





¬ŅCu√°ntos amigos conoces que han hecho innumerables dietas? Supongo que puedo llenar una mano con nombres en menos de un minuto. ¬ŅPor qu√© tantas personas se someten a estos m√©todos restrictivos, incluso si no pierden peso a medio y largo plazo?





Las dietas y los productos que ¬ęsecan milagrosamente el vientre¬Ľ aparecen m√°s r√°pido que la cr√≠a de conejos. Satisfacen nuestra tendencia a buscar atajos a desaf√≠os complejos y largos. Esto es natural para los seres humanos: nos encantan los atajos.

El desaf√≠o, por tanto, es aprender para disfrutar del viaje (el nuevo h√°bito alimenticio), y no solo centrarse en el destino (el peso deseado). Un viaje comienza cuando pensamos en el lugar al que queremos llegar. So√Īamos con paseos, comidas t√≠picas, diferentes culturas y su deseo de no acabar en el final.

El viaje de alimentaci√≥n equilibrada es similar. Si la forma de comer diaria no est√° asociada al placer, la vida social y las vivencias, siempre tendremos la comida como enemiga de nuestra autoestima. Oscilaremos entre castigos (dietas restrictivas) y per√≠odos de extrema indulgencia (¬ęluego lo pienso¬Ľ).

Entonces, ¬Ņpor qu√© siempre volvemos a intentar una restricci√≥n severa? Precisamente porque es un recordatorio de que, cuando hicimos la dieta, logramos adelgazar, y eso sucede, aunque sea por un corto per√≠odo de tiempo, ya que nadie puede soportar seguir as√≠. Seg√ļn este razonamiento, somos nosotros los que fallamos cada vez que renunciamos a un r√©gimen.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Esta lógica trae un peso enorme sobre nuestros hombros cuando, de hecho, el aumento de peso es el culpable de la dieta restrictiva en sí. Ella que es insostenible a largo plazo. Créame, estas dietas no están destinadas a durar. Si lo fueran, no ganarían tanto dinero cada vez que se actualizan. ¡No es tu culpa!





La literatura cient√≠fica es clara al mostrar datos sobre el aumento de peso durante d√©cadas en personas sometidas a dietas restrictivas. Los kilos perdidos bajo un r√©gimen severo suelen ser m√°s peque√Īos que los que gana despu√©s, cuando lo abandona.

Un art√≠culo reciente incluso compar√≥ varias dietas (Paleo, low carb, Atkins, entre otras). Conclusi√≥n: todos conducen a la p√©rdida de peso a corto plazo. Pero, seg√ļn esta investigaci√≥n, lo √ļnico que determina el √©xito de la dieta en el tiempo es la posibilidad de mantenerla.

La mejor dieta del mundo es aquella que no se llama dieta. Es una dieta que sigues a diario sin sufrir. La privaci√≥n de cualquier tipo no produce una reducci√≥n de peso duradera. Hablamos de esto en el libro ‚ÄúO Fim das Dias‚ÄĚ (comprar aqu√≠).

La dieta no funciona porque tiene una fecha de inicio y finalización. Lo divertido es disfrutar del viaje, sin radicalismo.

Antes de pensar en hacer cualquier dieta, imagínese si puede llevarla consigo, donde quiera que vaya. Debe ser el viaje que siempre queremos hacer, no el castigo por algo de lo que no tienes la culpa.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *