La m√°quina para inventar el racista.





Fui estudiante de María de Fátima Bonifácio, admiro su trabajo como historiador y, tan importante como eso, soy su amigo. Pero no fue solo por estas razones, que fueron declaradas para que nadie tuviera la molestia de recordarlas, que me disgustaba el desprecio de la calumnia y las amenazas con las que, bajo el pretexto de un artículo de un periódico, la gente habitual tenía la intención de rodearlo. fin de semana. En este ataque, hubo gran parte de la caída del paquete que define a las redes sociales. Pero también estuvo la inspiración de uno de los proyectos políticos más repugnantes de nuestro tiempo.





Como la mala fe y la estupidez dominan este debate, trataré de ser muy claro.

Fátima Bonifácio tiene razón al rechazar el sistema de cuotas étnicas. Pero no evitó algunos malentendidos. Por ejemplo, el de sugerir aparentemente, si entendí correctamente, que el problema de la integración de los romaníes o de los llamados "afrodescendientes" se debe a que es ajeno a la sociedad portuguesa, su historia o sus valores. Los gitanos han estado en Portugal durante más de medio milenio. Hablan el idioma y tienen la religión de la mayoría de la población. Son ciudadanos portugueses, y tan portugueses como cualquiera de nosotros. Los afrodescendientes no son un grupo homogéneo, pero la mayoría son individuos de antiguas colonias europeas. Representan a una de las cristianidades más intensas de hoy, y siempre han sido exaltadas por las ideologías occidentales (la Revolución Francesa también ocurrió en Haití).

Sin embargo, nada de esto hace que la autora sea "racista" y, mucho menos, de su artículo, un "manifiesto racista". Entendámoslo: una cosa es el prejuicio o la sospecha derivada de ciertos comportamientos: si esto fuera racismo, entonces todos, en todo el mundo, fueron y serán racistas; Instituciones y doctrinas que, con fines políticos, apuntan a clasificar y discriminar a las personas como miembros de "razas", y en este sentido, no todos han sido, son o serán racistas, y ahí es donde está la expectativa de que la humanidad resistirá las propuestas de usar características "étnicas" para fines políticos.

La izquierda radical confunde a los dos, para ocultar mejor que quiere practicar uno de ellos. Igual que siempre necesitó fascistas, ahora necesita racistas. Necesitaba fascistas, porque si todos los que no piensan como Catarina Martins son fascistas, el uso de la fuerza está legitimado para perseguir y silenciar a aquellos que no piensan como Catarina Martins. Y ahora necesita racistas, porque solo hay tantos racistas que puede justificar el sórdido proyecto con el que ha reemplazado la "lucha de clases": utilizar las migraciones cínicas para segmentar las sociedades occidentales en "razas" mutuamente hostiles. Bajo el pretexto de la "integración" y la denuncia del "racismo", el objetivo de esta izquierda que Marx intercambió por Fanon es tratar de reducir a ciertas personas a miembros de "minorías", y estas "minorías" a simples colectivos de identidad de "víctimas" Dependiendo del estado y controlado por demagogos.

¬ŅEstoy diciendo que en Portugal, los gitanos y los migrantes no son a menudo pobres y marginados? No. Pero pregunto, ¬Ņson los √ļnicos pobres y marginados? ¬ŅNo hay pobres y marginados entre los otros portugueses? Y si son pobres y marginados, ¬Ņesto se debe al "racismo"? ¬ŅNo tiene nada que ver con los gitanos con una antigua cultura del nomadismo? ¬ŅTiene algo que ver con los migrantes porque son trabajadores no calificados recientemente (los primeros habitantes de Cabo Verde han aterrizado hace menos de 50 a√Īos)?

¬ŅEstoy diciendo que no merecen ning√ļn cuidado? No. Pero los gitanos y los migrantes carecen, sobre todo, de lo que otros pobres portugueses carecen: una econom√≠a pr√≥spera y abierta, donde todos, y no solo los clientes del poder, sientan que vale la pena trabajar, ahorrar e invertir; una escuela exigente, con el apoyo social necesario, que compense las desventajas y no las agrave, en nombre de la "diversidad"; Servicios p√ļblicos efectivos, que no se sacrifiquen al empleo de clientelas partidarias; Una ley que es igual para todos, y que tolera culturas diferentes, pero que no contradice la coexistencia pac√≠fica de los ciudadanos. Lo que los gitanos y los migrantes no necesitan, ni ellos ni nadie m√°s, es estar atrapado en guetos legales y estigmatizado por la dependencia del poder pol√≠tico.





Lo peor que nos pudo pasar en Portugal fue dejar de ser portugueses, convertirnos en "blancos", "negros" o "gitanos". No cuente conmigo para macear lo peor que tiene la sociedad estadounidense. No me identifico y nunca me identificar√© como "blanco". Soy portugu√©s como Eus√©bio, uno de nuestros mejores futbolistas, o como Marcelino da Mata, uno de nuestros soldados m√°s condecorados. Es desde su pa√≠s que quiero ser m√°s ciudadano, y no de esa caricatura de Alabama de 50 a√Īos a la que la extrema izquierda convertida al racismo le gustar√≠a reducir Portugal.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *