La lucha entre el Airbnb e Israel





El Airbnb está provocando que se celebre en Israel después de haber decidido no permitir que casas situadas en los asentamientos de Cisjordania puedan ser listadas en el sitio. El gobierno israelí está furioso.





Se trata, dice Israel, de "una capitulación". Es un paso hacia la paz, aseguran los palestinos.

Doscientas casas en el servicio de alquiler Airbnb van a tener que ser retiradas en los pr√≥ximos d√≠as, asegur√≥ la empresa. "Concluimos que deb√≠amos quitar las casas en los asentamientos israel√≠es en la Cisjordania ocupada, que est√°n en el centro de la disputa entre israel√≠es y palestinos", anunci√≥ la empresa. "Nuestra esperanza", a√Īade, "es que un d√≠a, m√°s temprano que tarde, sea trabajado un escenario en que la comunidad global est√© alineada para que haya una resoluci√≥n para este conflicto y un camino claro que todo el mundo pueda seguir .

En 1967, Israel ocupó Cisjordania y comenzó a construir asentamientos en la zona, que, recuerda a Reuters, gran parte de las potencias mundiales considera ilegales. Los palestinos dicen que son un obstáculo al objetivo de establecer un Estado. Israel no está de acuerdo.

El Airbnb ha sufrido presiones de los lóbulos palestinos y de sus partidarios para no permitir los anuncios de casas situadas en los asentamientos, opción que Israel ha combatido con vehemencia, apodando la presión de los boicots al proceso de paz.

El ministro de Turismo israel√≠ apel√≥ el anuncio de Airbnb "la m√°s infeliz de las infelices capitulaciones a los esfuerzos de boicot". Yarin Levin dice que su gobierno no fue informado de la decisi√≥n y que iba a responder apoyando procesos a ser movidos en los tribunales estadounidenses por los due√Īos de las casas que perdieron la posibilidad de arrendar v√≠a Airbnb.

Waleed Assraf, l√≠der de un grupo anti-asentamientos palestino, elogi√≥ la decisi√≥n. A Reuters, afirm√≥ que si otras compa√Ī√≠as hicieran lo mismo, "ser√≠a una contribuci√≥n para lograr la paz".





Pero la decisi√≥n es todo menos consensuada. El edil del asentamiento de Efrat record√≥ que la decisi√≥n es contraria a la misi√≥n de la empresa, que incluye ayudar a "juntar a las personas en el mayor n√ļmero de lugares posibles en todo el mundo". "Cuando deciden una cosa de estas, se est√°n involucrando en pol√≠tica, lo que va a derrotar el objetivo de la empresa", afirm√≥ Oded Revivi.

La asociación humanitaria "Human Rights Watch" considera que es "un importante reconocimiento de que los listados [nos colonatos israelitas] no se corresponden con las responsabilidades en relación a los derechos humanos ", que esas empresas tienen." Pedimos que otras empresas hagan lo mismo. "La asociación va a publicar en breve un informe precisamente sobre el arrendamiento a turistas en los asentamientos.

Cerca de 500 mil israel√≠es viven en Cisjordania y en la zona este de Jerusal√©n, en √°reas donde habitan m√°s de 2,8 millones de palestinos. Israel considera a Cisjordania, que adem√°s es la cuna b√≠blica del juda√≠smo, esencial para su seguridad nacional. La regi√≥n es el n√ļcleo de la disputa territorial y pol√≠tica que opone a los israelitas a los palestinos, que quieren incluir a Cisjordania en un eventual Estado, incluida la Jerusal√©n Este y la Franja de Gaza.

Problemas en todo el mundo

Las empresas que ofrecen la posibilidad de alquiler de corta duraci√≥n, como el Airbnb, han estado en las bocas del mundo desde que en los √ļltimos cinco a√Īos han ganado una fuerte notoriedad. Millones de personas en todo el mundo utilizan los servicios, tanto para rentabilizar sus inmuebles, como para aprovechar precios m√°s bajos que los hoteles cuando viajan.

El encuentro entre las dos voluntades, la de viajar y la de ganar dinero con viajeros, se hace en sitios como el Airbnb, y ha contribuido a transformar las zonas tur√≠sticas de las ciudades, por promover la inversi√≥n inmobiliaria desenfrenada, con el objetivo √ļnico del, arrendamiento de este tipo, alejando los locales de las zonas nobles y haciendo subir sin control los precios de las casas.

El problema es fácil de describir: cómo hacer coincidir la libre iniciativa y la promoción de la inversión, sin que ello perjudique las necesidades locales de la población. La resolución no ha sido fácil, con ambos lados a reclamar de las autoridades soluciones que puedan concertar ambas voluntades.

Metr√≥polis como Berl√≠n, Barcelona, ‚Äč‚ÄčToronto o Par√≠s tomaron medidas para limitar el n√ļmero de propiedades usadas para este tipo de arrendamiento. China y Jap√≥n tambi√©n introdujeron limitaciones a los servicios de este tipo.

En Dubl√≠n, Irlanda, por ejemplo, el problema de la falta de casas de alquiler de larga duraci√≥n se ha vuelto tan grave que el Gobierno ha tenido que introducir tambi√©n limitaciones. Ahora, los nuevos reglamentos no permiten que las segundas viviendas puedan ser arrendadas a corto plazo, a menos que una comisi√≥n reguladora lo permita. Y s√≥lo pueden arrendar sus residencias permanentes durante un m√°ximo de 90 d√≠as al a√Īo y, como m√°ximo, durante 14 d√≠as seguidos. Las nuevas reglas imponen restricciones en caso de que la intenci√≥n sea s√≥lo de una cuarta dentro de la residencia.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *