La Liga de las Se√Īoras Extraordinarias





El grupo de parlamentarios portugueses que respondieron positivamente "a un desaf√≠o del bloque" y participaron "en la imagen colectiva de la campa√Īa internacional # EleN√£o" (el # EleN√£o del asunto es candidato Jair Bolsonaro) es uno de los eventos en Portugal este fen√≥meno internacional que puede designar por Liga de las se√Īoras extraordinarias.





La Liga de las Se√Īoras Extraordinarias se caracteriza por mantener viva la t√°ctica trotsquista de la revoluci√≥n permanente y por simult√°neamente haber recuperado de las historias infantiles la creencia en el poder paralizante de las palabras m√°gicas. ¬°S√≥lo les falta la varita! ¬ŅO tal vez ni eso porque lo que es un "v√≠deo viral" sino una varita m√°gica?

La Liga de las Se√Īoras Extraordinarias dice "machista", hace una autode, pone todo en el instagram y espera que el villano de la historia desaparezca por los aires. Todas las semanas las se√Īoras extraordinarias tienen una irritaci√≥n. Hay siempre algo que las enerva mucho y las emociona a√ļn m√°s. El debate de ideas dio lugar al fanico.

Los antagonistas de las se√Īoras extraordinarias s√≥lo por ser antagonistas de las se√Īoras extraordinarias pasan a personificar todo lo que ellas dicen combatir: luego si ellas declaran ser contra el racismo quien no las apoya es autom√°ticamente racista. El mismo ejercicio es v√°lido para la misoginia, la homofobia …

Conviene no olvidar que el odio que las Se√Īoras Extraordinarias votan a los que definen como su blanco es inversamente proporcional al servilismo y adoraci√≥n que muestran ante aquellos que apoyan. As√≠, por ejemplo, nuestras se√Īoras extraordinarias se movilizaron contra los riesgos de una victoria de Bolsonaro pero no se le oye una palabra sobre el peligro que representa el candidato Hadad. ¬ŅY qu√© dijeron sobre Lula? ¬ŅY qu√© callan sobre Venezuela de Ch√°vez y Maduro? Ya hasta ahora pod√≠an aprovechar la movilizaci√≥n a prop√≥sito del asesinato de Marielle Franco para divulgar los resultados sobre la muerte del procurador argentino Alberto Nisman, asesinado en la v√≠spera de acusar a la entonces presidenta argentina Cristina Kirchner de haber protegido a los agentes iran√≠es responsables del atentado terrorista organizaci√≥n jud√≠a en Buenos Aires que caus√≥ 84 muertos.

Pero las se√Īoras extraordinarias valen por lo que dicen y a√ļn m√°s por lo que callan. Por otra parte, esta combinaci√≥n de disponibilidad para callar mucho mientras que arman un enorme alboroto que permite a las se√Īoras extraordinarias la pr√°ctica de ese ejercicio de decir una cosa y apoyar su contrario con la ligereza de quien combina una chaqueta de cuadrados con una falda de bolas: si feministas pero apoyan una pol√≠tica de subordinaci√≥n en relaci√≥n al machismo de determinados grupos √©tnicos y religiosos pues es en esos grupos que creen estar a sus futuros electores; se dice a favor de la democracia y de la justicia independiente pero mal los tribunales no deciden c√≥mo creen que deber√≠an decidir, all√≠ vienen a la calle en manifestaciones que no vacilar en clasificar como arruinitas, populistas y justicieras si los protagonistas fueran otros …





Por supuesto que tambi√©n hay se√Īores extraordinarios pero a partir del momento en que en la estrategia de agit-prop el odio de clase dio lugar al odio grupal, las mujeres dejaron de ser presentadas como compa√Īeras o "feministas burguesas" para convertirse en un colectivo en lucha contra el heteropatriarcado blanco. M√°s uno al que se juntan los negros; los homosexuales; los transexuales; los migrantes que tambi√©n pueden ser mujeres y lesbianas; los gitanos que acumulan con el colectivo de los sin hogar …

Todo esto tiene momentos rid√≠culos, circunstancias en que se piensa que lo mejor ser√° esperar que pase. Lo peor es que el escenario de la lucha se desplaz√≥ de las f√°bricas a las casas: el simple acto de comer un filete con patatas fritas o dar alpista al canario est√° en camino de convertirse en un dilema pol√≠tico. Y obviamente la incapacidad de construir un discurso que no sea una s√ļplica de lo que no se quiere, produjo ese monstruoso regreso al pasado bajo la forma de juicio.

No es casual que en Espa√Īa el gobierno de tener como gran meta desenterrar muertos y que en EEUU la elecci√≥n de un juez para el Supremo est√° transformada en una especie de encuesta a los tiempos de la adolescencia: el pasado se convirti√≥ en el tiempo en que se hace la pol√≠tica. Las diversas ligas de Se√Īoras Extraordinarias por ese mundo fueron aplaudidas.

PS. ¬ŅAlguien puede explicar c√≥mo es posible que las paredes del Tribunal de Vila Franca est√©n todas estropeadas con unos alegados pinchajes? Durante el caso Maddie ten√≠amos aquella verg√ľenza diaria del edificio de la PJ de Portim√£o a ser mostrado al mundo. En el caso de que se produzca un accidente de tr√°nsito en la ciudad de Buenos Aires, en el caso de que se produzca un accidente, exceso de alojamiento para los turistas!) Ahora el caso de la muerte de Luis Grillo nos lleva a aquella espantosa fachada del Tribunal de Vila Franca Xira, cubierta de gatafunhos. ¬ŅLos edificios de los tribunales no tienen seguridad?

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *