La izquierda de centro emerge renovada y fortalecida desde la era populista





Pocos no est√°n de acuerdo en que la secuencia marcada por la destituci√≥n de Dilma Rousseff en 2016 y el arresto de Lula en 2018 defini√≥ el proyecto actual del Partido de los Trabajadores. Sin embargo, otra din√°mica no menos importante, com√ļn a otras formaciones de centro izquierda, tambi√©n influy√≥ en este proceso.





Los a√Īos 2015-2020 se caracterizan por el ascenso y la ca√≠da de nuevas formaciones de izquierda como el espa√Īol Pode, France Insubmissa y, lo m√°s importante, por la toma de posesi√≥n de Jeremy Corbyn en el Partido Laborista brit√°nico.

Todos defendieron una estrategia de intensificación de la contestación política y la movilización apasionada de las bases.

Ofrecieron el apoyo te√≥rico y pr√°ctico al PT para dar un giro program√°tico despu√©s de trece a√Īos en el poder. En ese momento, la prioridad del partido era evitar ser superado por la izquierda.

¬ŅQu√© queda de esa experiencia? Dirigido por una tiran√≠a familiar, Pode se convirti√≥ en una muleta ineficiente del gobierno de Pedro S√°nchez.

Insubmissa France fracasó en su intento de capturar al electorado de izquierda huérfano del Partido Socialista. Los laboristas sufrieron algunas de sus derrotas más humillantes bajo Jeremy Corbyn.

Contra todas las expectativas, la pandemia abri√≥ un nuevo cap√≠tulo. El moderado Keir Starmer reconstruy√≥ los cimientos del trabajo en el Reino Unido y, en solo unos meses, recuper√≥ la popularidad perdida en los a√Īos de Corbyn.





En Francia, los ambientalistas y socialistas triunfaron en los municipales. Juntos, forman la alternativa más creíble al gobierno de Macron, firmemente anclados a la derecha. Casi en todas partes, el centro-izquierda está emergiendo renovado y fortalecido de la era populista.

En Brasil, sin embargo, el Ejecutivo Nacional del PT se resiste gracias a dos falacias. El primero es denunciar la elección de Jair Bolsonaro como parte de una conspiración interminable contra el partido. La segunda falacia es la idea de que el PT debería seguir girando en torno a Lula.

El advenimiento del Consorcio del Nordeste, la mayor fuerza de oposici√≥n al gobierno, y el desempe√Īo de los mejores cuadros del PT en las discusiones del Frente Ampla, dejan en claro que esto es solo una ilusi√≥n sostenida por bur√≥cratas sin capital electoral.

El PT no es el primer gran partido de centro izquierda que tiene dificultades para gestionar la transición a la oposición después de un largo período en el gobierno. Solo mira cruzar el desierto laborista después de la caída de Tony Blair. Tampoco es la primera parte que tiene que lidiar con la omnipresencia de un líder histórico. Durante décadas, el Partido Socialista francés vivió a la sombra de su fundador y fundador, François Mitterand. Aunque sensibles, estos problemas serían superados fácilmente por una nueva generación de líderes.

Pero el PT es la √ļnica formaci√≥n que ha elegido renovar el mandato de un Comit√© Ejecutivo Nacional con una agenda rechazada por la sociedad y descartada en todo el mundo. Es por eso que no vale la pena perder el tiempo tratando de debatir las peleas eternas sobre el golpe, Lava Jato y Venezuela. Para el actual Ejecutivo de PT, el √ļnico proyecto es el callej√≥n sin salida.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *